No importa si es tu primer viaje con niños o el quinto. Viajar con niños siempre es una experiencia intensa. Desde cómo hacer la maleta hasta cómo llegar, todo está lleno de preocupaciones.Sin embargo, hay algunos consejos que pueden ayudarte a prepararte y evitar que te vuelvas loco. A continuación, te doy algunos consejos para viajar con niños. Algunos son para bebés, otros para niños mayores y otros para tí.

Tómate el viaje con calma

Viajar en familia
Viajar en familia

Puede que estés acostumbrado a salir corriendo del avión y salir del aeropuerto haciendo uso de todos esos atajos secretos, pero esos días se acabaron. Siéntate, deja que todos se den prisa a tu alrededor y sigue la corriente. Ya no estás a cargo, disfrútalo.

Ve ligero de equipaje

Recuerda que casi todo se puede comprar en el extranjero, los pañales también. Puede que no sea exactamente la misma marca, pero hará igualmente su función y ahorrarás mucho peso y espacio. Necesitas ligereza para moverte y tener las manos lo más disponible posible en cada momento.


¿Hotel o apartamento turístico?

Los hoteles tienen algunos beneficios como el servicio de habitaciones, comidas, servicio de niñera, etc…, pero los alquileres vacacionales significan que puedes convertirlos en tu hogar y preparar tus propias comidas, lo que es muy útil si tu hijo tiene una dieta especial. Es una elección personal, pero vale la pena pensar en ella.

Quizás lo mejor sea buscar una oferta de viajes con niños en Buscounchollo.com y a ver que pasa. 

Reserva sabiamente

Si te has decidido por la opción del hotel, tómate tu tiempo reservando. Puede que te hayas quedado allí antes y te haya encantado, pero piénsalo bien. ¿Estaba tu habitación en una colina empinada? ¿Hay que dar muchos pasos? Lo que podría haber sido un paraíso solo para ustedes dos puede convertirse fácilmente en una pesadilla cuando estás empujando un cochecito y un bebé.

Lleva comida para bebés

Viajar en familia
Viajar en familia

Muchos aeropuertos permitirán que la leche y la comida para bebés pasen por seguridad en contenedores de más de 100 ml. Por lo general, abren los recipientes para examinar el contenido en el punto de seguridad, pero esto solo toma unos minutos y no echa a perder la comida de ninguna manera. Vale la pena consultar con los aeropuertos por los que viajarás, solo por asegurarte.

Planifica tus vuelos

Trata de planificar tu viaje para volar por la noche. Los vuelos nocturnos pueden ser más costosos, pero si lo que se busca es tranquilidad, un niño dormido es una bendición para todos. Si tienes que hacer un trasbordo, asegúrate de dejar una buena cantidad de tiempo entre vuelo y vuelo; lo último que necesitas es una carrera loca por un aeropuerto desconocido.

Intenta, tanto como puedas, que el viaje forme parte de las vacaciones. Tómate un par de horas, estira las piernas, visita los baños, come, habla, juega, entretente en BuscoUnChollo.com y prepárate para el próximo vuelo. Y nunca olvides que la mejor opción para obtener la tarifa más barata de vuelo es siempre  reservar con 53 días de anticipación.

Investiga tu destino

Si tu bebé aún está en edad de amamantar, vale la pena tener información sobre si amamantar en público está bien en el destino donde vamos. Algunos países están totalmente de acuerdo con eso pero otros requieren que vayas a un lugar un poco más privado. 

¡Investigación, investigación, investigación!

Esto es para antes y durante el viaje. ¿Tu bebé necesita visa? ¿Debería traer medicamentos como por ejemplo tabletas para la malaria? 

¿Dónde sentarse en el avión?

El lugar donde puedes sentarte en un avión con un niño pequeño a veces depende del diseño del avión: algunos solo tienen máscaras de oxígeno adicionales sobre ciertos asientos. Sin embargo, no todos los aviones son así, así que verifica con la aerolínea y tómate un momento para pensar qué asiento es mejor para ti.

Si te sientas al final del avión, molestarás a menos personas. También puedes levantarte, hacer uso de la cocina y tener los baños cerca. Sin embargo, a veces estos asientos no se reclinan por completo y además la parte trasera del avión puede ser muy ruidosa.En la  mitad del avión suelen haber unos asientos en las salidas de emergencia que cuentan con más espacio para las piernas, por tanto es también un espacio para poder jugar. Y no solo eso, en ese espacio también cabe una cuna para bebés (si el avión las tiene). Sentarse en la parte delantera es similar a la parte trasera, excepto que el área de la cocina suele ser más pequeña y más concurrida. 

¿Vale la pena volar con una compañía “low cost”?

Viajar con niños
Viajar con niños

Si bien puede ser tentador utilizar aerolíneas de bajo costo, ya que al viajar en familia los gastos se disparan, pero ten en cuenta que a menudo vuelan a aeropuertos remotos, lo que significan más viajes. Vale la pena descartar las  aerolíneas de bajo costo y pagar un poco más por la comodidad y la tranquilidad (sin mencionar el hecho de que la diferencia de precio, una vez que se toma en cuenta el transporte adicional desde el aeropuerto remoto al centro de la ciudad, a menudo es mínimo).

Facturación en línea

Trata de minimizar el tiempo de espera en la fila una vez en el aeropuerto. Una de las cosas más fáciles de hacer es registrarse en línea, luego todo lo que tienes que hacer es dejar el equipaje y pasar por seguridad. 

Calcula todo con tiempo de sobra

Sal de casa con horas de sobra: si llegas rápido al aeropuerto, haz uso de la zona de juegos y agota a esos niños: cuanta más energía gasten en el suelo, menos tendrán en el aire.

Explícales el viaje

Si tu hijo es nuevo en esto de volar y viajar en general, cuéntaselo todo antes de salir.  Hazlo partícipe de la planificación y emoción antes de un viaje. Cuéntales qué va a suceder y cuándo. Por ejemplo, cuándo tienen que abrocharse los cinturones de seguridad y por qué. La mayoría de los niños piensan que volar es divertido, así que lo mejor que puede hacer es animarlo. ¡Es una aventura después de todo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here