1/5 - (1 voto)

Cuando llega el frío apetecen los platos de cuchara, los guisos y los cocidos de la gastronomía española que nos facilitan entrar en calor. Y si tienes la posibilidad de probarlos en sus regiones de origen el placer está asegurado.

Así que hoy realizamos un viaje culinario para descubrir cuáles son las ciudades españolas donde se comen los mejores cocidos y conocer un poco mejor la cocina típica de nuestro país en distintas comunidades autónomas de la península ibérica.

Los mejores cocidos de España

1Cocido extremeño (Cáceres)

Cáceres
Fuente: Wikimedia/Tomás Fano CC BY-SA 2.0

El cocido extremeño es otro de esos que no puedes dejar de probar en tus viajes por España. Cáceres (Extremadura) es una ciudad estupenda para probarlo. Se diferencia del resto de cocidos en que en este caso las verduras no tienen apenas protagonismo. Los ingredientes del cocido extremeño son las carnes de gallina y de cerdo ibérico, con componentes como la morcilla, el tocino y el chorizo. Como acompañamiento se sirven patatas y garbanzos.

2Cocido maragato (Astorga)

cocido maragato
Cocido maragato/Foto: www.alberguemilpes.com

En la región de la Maragatería, en la provincia leonesa de Castilla y León, se prepara el conocido como cocido maragato. Puedes probarlo en localidades como Astorga, capital de la maragatería. Entre sus ingredientes se encuentra la carne salada de cerdo, la carne de ternera, de gallina, los garbanzos y el repollo. Como particularidad, debes saber que este cocido se come en varios vuelcos servidos al revés, en tres vuelcos. De tal modo, se sirven primero las carnes; luego, los garbanzos y el repollo; y al final el caldo.

Aprovecha para conocer Astorga y sus impresionantes monumentos, no dejes de visitar el Museo del Chocolate y termina con algo dulce, como las tradicionales mantecadas.

3Cocido gallego (Lalín)

Cocido Lalín
Cocido de Lalín/Restaurante Museo Casa do Patrón http://museoetnografico.net

Entre la gastronomía típica de Galicia, durante el invierno, el cocido es uno de los reyes de las mesas gallegas. De hecho, en Carnaval es el protagonista absoluto en fiestas gastronómicas y reuniones familiares. La receta gallega del cocido es un auténtico banquete compuesto, entre otros, por sopa, patatas, garbanzos, berzas, chorizos, lacón, carnes de cerdo y de ternera, oreja, tocino, costilla salada, panceta y un ingrediente imprescindible como el unto.

Puedes degustar el cocido gallego en cualquiera de las cuatro provincias de la comunidad, aunque sin duda uno de los mejores sitios es Lalín (Pontevedra), donde cada año durante el mes de febrero se celebra la Feira do Cocido desde hace más de cinco décadas.

4Cocido madrileño (Madrid)

cocido madrileño
Cocido madrileño/Mercado de Chamartín www.mercadodechamartin.es

Nos desplazamos a la capital para invitarte a probar el famoso cocido madrileño. Es tal su importancia en la gastronomía de la región que incluso encontrarás itinerario como la Ruta del Cocido Madrileño, en la que se incluyen los restaurantes de Madrid en que lo sirven en sus menús.

El cocido madrileño se prepara en cada casa de manera particular, y no es una receta cerrada como pueden ser otras de nuestra gastronomía, aunque sus ingredientes básicos son la carne de pollo o gallina, los huesos de jamón y el morcillo. Hay quien añade chorizo o morcilla y quien sirve también una sopa con fideos y garbanzos. Incluso encontrarás sitios donde lo ponen con judías verdes en lugar de repollo.

5Cocido sevillano (Sevilla)

cocidos sevillanos
Pringá Sevilla/Turismo Sevilla visitasevilla.es

En el sur puedes degustar el delicioso cocido andaluz, que consiste primero en una sopa con verduras y legumbres, y un acompañamiento de carnes entre las que se suelen incluir tocino, morcillo de vacuno, hueso de jamón y longaniza. Aunque lo más especial es la popular “pringá”: la sabrosa masa que se prepara con restos de carne y que es utilizada para untar el pan.

Pero si hay un sitio donde probar uno de los mejores cocidos andaluces es Sevilla, que cuenta con sus propias particularidades. Y es que el cocido sevillano se prepara como si se tratara de un puchero, pero una vez que todo está cocido, la carne se corta y se fríe en rodajas, rebozada en huevo y harina, antes de servirla. Una delicia que no puedes dejar de probar en la ciudad del Guadalquivir.

6Cocido castellano (Valladolid)

Valladolid
Valladolid/Unsplash

Seguimos en ruta por Castilla y León para detenernos en Valladolid, el mejor sitio para probar el denominado cocido castellano. Se trata de un plato típico de la región con el que recuperan fuerzas desde hace generaciones los trabajadores del campo. Su particularidad es que se sirve de manera inversa en los denominados tres vuelcos. Esto significa que comienza con las carnes cocidas, luego se ponen las berzas o repollo, los garbanzos y otros productos de la tierra y, al final, se sirve la sopa.

7Cocido montañés (Santander)

Cocido Lebaniego
Cocido Lebaniego

En el norte de España resulta imprescindible acercarse hasta Cantabria para probar el popular cocido montañés y el típico cocido lebaniego. Puedes degustarlos en cualquiera de los pueblos del Valle de Cabuérniga y en Liébana respectivamente, pero tampoco tendrás problema en saborear un cocido típico en la ciudad de Santander.

El cocido montañés es un guiso elaborados con berzas, alubias, chorizos, tocino, costilla y morcilla. Se diferencia del resto de cocidos del país en que este no lleva garbanzos y la sopa no se sirve aparte, sino que se emplata todo junto. Resulta todo un manjar antes o después de realizar una buena ruta de senderismo o una buena caminata a pie para conocer todos los rincones de la capital de Cantabria.

8Cocido catalán (Tarragona)

Escudella
Escudella tradicional

Otra ciudad para probar los cocidos típicos de España es Barcelona (Cataluña). Aquí puedes degustar el popular cocido catalán o escudella. Este se prepara desde antiguamente en invierno por todas las tierras catalanas, y durante la Navidad suele cocinarse de manera más completa, añadiendo más ingredientes. Sus ingredientes son los huesos de cerdo salados y frescos, habas, patatas, guisantes, manteca, col y las caracolas de pasta denominadas galets, que pueden sustituirse por fideos o arroz. También destacan las pilotas, que se preparan con huevo, carne, pan, perejil y ajo, y que recuerdan a las albóndigas o a las croquetas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí