Las obras van a buen ritmo tras años de retrasos y se prevé que en 2021 el ambicioso parque flotante de la ribera oeste de Manhattan abra al público y se convierta en otro hito arquitectónico de esta zona de Nueva York. Y es que Little Island se suma a Hudson Yards, el nuevo museo Whitney o el celebrado High Line: un completo lavado de cara para la orilla del Hudson que, tradicionalmente, siempre se había considerado el lado feo de la ciudad.

Little Island New York
Fuente: Dezeen

Fue en 2013 cuando se firmó al proyecto para convertir el muelle 55 en un parque público ganando terreno a las aguas del Hudson. El estudio Heatherwick recibió el encargo del multimillonario Barry Diller que siempre ha sido el principal valedor de este proyecto. A sus 77 años, Diller ha desarrollado una exitosa carrera en la industria audiovisual estadounidense.

Fue CEO de Paramount y Presidente de Fox en los años 70 y 80 para continuar después con otros proyectos siempre en el mundo de la televisión y el cine. Junto a su esposa, la diseñadora belga Diane von Fürstenberg, han dedicado estos últimos años a diversas causas benéficas mientras manejan una fortuna que se valora en casi 2.500 millones de dólares. “Es una bonita sensación ver a Little Island levantarse en el río Hudson: no puedo esperar a que los neoyorquinos y sus visitantes crucen el puente, abandonen la bulliciosa ciudad y jueguen, descansen y disfruten de camino a la isla”.


Little Island
Fuente: Dezeen

En un comunicado oficial, Barry Diller confirmaba que Pier 55 cambiaba su nombre por el de Little Island y que las obras van por buen camino. Pero ha costado bastante llegar hasta este momento, hasta el punto de que el magnate de los medios de comunicación estuvo a punto de dar el brazo a torcer y abandonar el proyecto tras numerosos reveses judiciales.

El City Club de Nueva York argumentó que la ubicación no era adecuada para un estuario protegido como es el Hudson. En 2017, Pier 55 quedaba en suspenso. Pero la Fundación Diller-von Fürstenberg maniobró para que el proyecto superara todas las trabas judiciales… y un sobrecoste asombroso: de los 35 millones de dólares iniciales se ha pasado a 250 millones de dólares.

Un parque flotante sobre 132 ‘tulipanes’

Mientras los abogados del magnate iban de reunión en reunión y de juzgado en juzgado, el estudio Heatherwick ha tenido más tiempo para asegurar un proyecto arquitectónico futurista que ya va tomando forma. Hay que recordar que este estudio es el responsable del polémico The Vessel, el icono de Hudson Yards que se hizo célebre en sus primeras semanas de apertura al público por pretender controlar los derechos de las fotografías de los visitantes.

Además, Heatherwick ha trabajado diseñando espacios para Google en su sede de Mountain View o grandes proyectos en China como los 1000 árboles de Shanghái. En el caso de Little Island, el estudio arquitectónico recibió un encargo muy ambicioso: construir un parque flotante. En estos momentos, buena parte de los pilares que sostendrán la superficie del parque ya se han colocado sobre el agua. Sí, Little Island flotará sobre las aguas del Hudson.

Little Island New York
Fuente: Heatherwick

Hablamos de 132 pilares de hormigón con forma de tulipán y de diferentes alturas que van desde los 4 a los 19 metros creando una singular topografía que tiene como objetivo generar espacios naturales diferenciados y diversas vistas de la ciudad.

Los pilares, también conocidos como pot o maceta, se están fabricando en la planta de concreto de Fort Miller en Easton trasladándose en barcazas hasta Manhattan. Los más grandes llegan a pesar hasta 90 toneladas. En estos momentos, se está a punto de finalizar el emplazamiento de la estructura inferior así como las dos pasarelas elevadas que llevarán a la isla desde las calles 13 y 14 de Manhattan.

Little Island New York
Así son los impresionantes pilares que sostendrán Little Island. Fuente: Heatherwick

Sobre esta estructura irá el parque propiamente dicho. El estudio Heatherwick ha trabajado con paisajistas para diseñar un espacio verde de 2,4 acres que incluya hasta 100 especies de árboles y arbustos. La idea, tal y como vemos en las imágenes, es generar un aspecto ondulado, como si fuera un valle en miniatura. En la zona inferior central se erigirá un anfiteatro para 700 personas. Según la Fundación Diller-von Fürstenberg se prevé que el 50% de las entradas de estos eventos sean gratuitas mientras que el otro 50% no supere los 30 dólares.

Little Island New York
El futuro anfiteatro de Little Island. Fuente: Heatherwick

Si todo sigue su ritmo previsto, en 2021 la orilla oeste de Manhattan tendrá otro espectacular atractivo arquitectónico. Situado entre Chelsea y Greenwich Village, Little Island sin duda revalorizará aún más una de las zonas más de moda en Manhattan.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here