Valoración post

El verano es una de las épocas del año en los que la combinación de playa y servicios adquiere una importancia capital para muchos ciudadanos. Entre las regiones que cumplen con un mayor criterio esta función está Cataluña, cuyas ciudades costeras cuentan con una amplia oferta de servicios y todas las comodidades que se necesitan para vivir, ya sea todo el año o durante los meses estivales. El Carrefour en Santa Susanna, la vida nocturna de Salou o la propuesta gastronómica de Cadaqués son ejemplos de este equilibrio entre playas de calidad y el acceso a unas condiciones óptimas para disfrutar del buen tiempo.

Santa Sussana es, precisamente, uno de los pueblos más visitados en Cataluña durante el verano. Sus extensas playas de arena virgen y arropadas por ejemplares de palmeras llaman la atención de muchos turistas, que las sitúan en el top 10 de sitios recomendados para darse un baño. Más hacia el norte, a veinte kilómetros de la frontera con Francia, se ubica uno de los puntos turísticos más conocidos de la región. Cadaqués destaca por el encanto de sus calles, la calidad de sus restaurantes y por aguas cristalinas y tranquilas, ideales para visitar desde la costa o a bordo de una embarcación. Predomina la cala Culip, ubicada en un pequeño rincón alejado de la zona urbana que aporta tranquilidad y que sirvió de inspiración a la obra de Dalí. 

Mar Mediterráneo

Cerca está la Cala de Illa Roja, en la localidad de Begur, y que está considerado como uno de los mejores rincones del Mar Mediterráneo a su paso por Cataluña. Acantilados, una roca imperial y un entorno rojizo dan la bienvenida a los bañistas. También en la zona norte se encuentra la Playa del Port Bo, en el bonito pueblo de Calella de Palafrugell. Es un pequeño rincón, tradicional de pescadores, donde las barcas se entremezclan con el público para dar paso a un espacio bucólico y muy característico.

La Cala Estreta, en Palamós, es otro rincón ideal para disfrutar del buen tiempo. El acceso es difícil, si bien el esfuerzo de estar más de media hora andando (en verano limiten el acceso de vehículos motorizados) merece la pena. Es una combinación de arena fina y piedras que tienen como resultado un agua cristalina y un entorno ideal para hacer snorkel. Muchos visitantes llegan a este punto en bicicleta, así que es una buena opción para los aficionados a este deporte. 

Otra posibilidad para bañarse en una de las mejores playas en el norte de Cataluña es la Cala Montjoi, que tiene, además, un componente natural muy importante, Está ubicada en el corazón del Parque Natural del Cap de Creus, por lo que el contacto con la naturaleza es constante. Apenas hay civillización alrededor, por lo que la calidad y el descanso están garantizados. Es un espacio protegido, lo que garantiza una alta variedad de fauna marina y unos nulos niveles de contaminación. Merece mucho la pena visitarlo. 



La zona sur también llama la atención

Salou y Cambrils son dos ciudades costeras que tienen una gran afluencia de turistas en verano. El paso de los años y la experiencia han dado paso a áreas muy concurridas y preparadas para el turismo. El público encuentra aquí el ocio y el relax que buscan, en un entorno donde destacan algunas playas. Es el ejemplo de La Llosa, en Cambrils, considerada como una de las mejores en Cataluña. Arena dorada alimentada por unas aguas tranquilas que son ideales para las familias con niños.

Junto a ella se ha instalado un paseo marítimo, por lo que el acceso es fácil y adaptado a todos los públicos. En Salou destaca la Cala Crancs, un entorno más salvaje en el que la naturaleza se sumerge entre algunas construcciones. Ambas están muy próximas a las zonas urbanas, por lo que suelen tener una alta afluencia de público, especialmente la primera, que se prolonga a lo largo de más de un kilómetros. 

El Delta del Ebro es conocido por su singularidad y por la Playa del Fangar, una larga extensión de arena, con siete kilómetros de dunas que configuran el mayor parecido a un desierto costero que se puede encontrar en la península. Es un destino ideal para los amantes del surf, ya que su carácter abierto, sin edificios que sirvan de protección, facilita las altas rachas de viento. La Playa dels Muntanyans, también en la provincia de Tarragona, muy cerca de la capital; completa este top 10 de playas en Cataluña. Es muy larga, pues supera los 5.000 metros de arena, y cuenta con todo tipo de zonas, para familias o aquellas nudistas preparadas para los más valientes. Sus aguas son tranquilas y para cubrir todo el cuerpo hay que avanzar bastantes metros hacia dentro, un factor muy positivo para quienes viajan con niños. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here