5/5 - (2 votos)

De La Gavina se podría escribir un libro. La asombrosa cantidad de actores, escritores pintores y cantantes que han pasado por este prestigioso hotel de la Costa Brava dan para varios volúmenes. Y no solo ellos: la propia familia Ensesa, cuarta generación al frente del alojamiento, es una fuente inigualable de anécdotas que explican buena parte de la historia y de la cultura de las últimas décadas. Un ejemplo de ello es el propio nombre del establecimiento: Franco quiso prohibirlo porque estaba en catalán, pero el abuelo Ensesa consiguió demostrar que también existía la palabra “gavina” (femenino de gaviota) en el idioma de Cervantes.

Una buena manera de entrar en contacto con la importancia histórica del lugar es pasearse por los pasillos interiores, decorados con fotografías de personajes célebres que han pernoctado en las habitaciones, han bebido margaritas en el bar o se han sumado a las cenas de gala del restaurante principal. Es el caso de Elizabeth Taylor, Sean Connery, Peter Sellers, Orson Welles, Salvador Dalí o Josep Pla, pero también de estrellas actuales como Lady Gaga o Liam Neeson. Una de las fotografías más bonitas que encontraréis es, entre otras, la de Ava Gardner, Nigel Patrick i John Laurie corriendo por bahía de Sant Pol.

La Gavina

Como curiosidad, y aunque se trata de uno de los alojamientos más reputados y lujosos de toda Cataluña, los Ensesa nunca ha querido prescindir del concepto “hostal” en el nombre del mismo. Una elección que funciona como tributo a sus orígenes -que se remontan a 1932- y que, de alguna manera, les permite recordar cómo fueron los inicios del proyecto. De hecho, el propio concepto de lujo, aquí, es bien discreto y se expresa en las pequeñas cosas, como en el trato del equipo, en la tranquilidad de los espacios o en una paz y calma que son difíciles de igualar.

Bajo la luz de las velas

En La Gavina, no podía ser de otra manera, también se cuida mucho la gastronomía. Es interesante señalar que incluso el restaurante Garbí, ubicado frente a la piscina, es todo un templo culinario con propuestas imbatibles. Sin ir más lejos, de vez en cuando celebran comidas a cuatro manos e invitan a chefs del renombre de Rafa Zafra para cocinar junto a Romain Fornell, que es el asesor de la toda propuesta gastronómica.  

También destaca el elegante Candlelight, que propone alta cocina con reminiscencias francesas y donde también se invitan a grandes nombres de la restauración nacional, entre ellos, a la familia Monge de Via Veneto. Y es que en La Gavina siempre quieren compartir y aprender, así como explorar nuevos sabores sin perder de vista la sofisticación de lo clásico. Entorno a una buena mesa se piensa, y se vive, mucho mejor.

A pie de playa, además, destaca una de las mejores marisquerías del país, La Taverna Del Mar. Conocidos por dominar como nadie el arte del pescado salvaje, de los arroces y del marisco de la costa mediterránea, esta bodega marina también forma parte del hotel. En el piso de arriba, los cócteles de Javier de Las Muelas (que también se pueden pedir en la piscina) ponen el toque final a noches redondas. Las mismas noches que, gracias a este inolvidable hotel gerundense, se quedan, para siempre, marcadas en la memoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí