Getaria es uno de los lugares más hermosos de los muchos que nos esperan en la Costa Vasca. Vamos a descubrir un lugar perfecto para hacer una escapada a orillas del mar Cantábrico. Una escapada de al menos un fin de semana. Si bien para disfrutar de todos los atractivos de esta población guipuzcoana se pueden pasar allí unos cuantos días. Y aún así siempre nos dejaremos algo por ver, por disfrutar o por catar. Así que os vamos a avanzar algunos de sus puntos más fuertes.

Getaria en la costa de Guipúzcoa

Faro de Getaria, Unplash, Jano Garcia

Comencemos ubicando la población de Getaria. Se halla en la parte occidental de la costa de Guipúzcoa, a más o menos 25 kilómetros de San Sebastián, la capital donostiarra. Y en su entorno a un paso se puede disfrutar de enclaves tan peculiares como Zarautz o Zumaia, las dos poblaciones que la flanquean.

Todo eso queda a un paso, pero además hay mucho qué ver qué hacer en Getaria. Por eso es fácil comprender que es un destino para una estancia de varios días. Veamos como emplear esas jornadas.


El puerto de Getaria

Sin duda alguna, Getaria es uno de los puertos históricos del País Vasco. Un puerto capaz de resistir los fuertes oleajes del Cantábrico y de recibir a los marineros más osados. Como antaño eran los que navegaban en buques balleneros. Unas embarcaciones que fueron la principal fuente de ingresos de los pescadores locales, de hecho al pasear por su núcleo urbano, si vemos algunos escudos históricos, siempre suele aparece una ballena en alusión a ese oficio.

Puerto de Getaria, Wikipedia, AlbertoValle97

Hoy en día siguen llegando los barcos de pesca a Getaria. Eso sí, con capturas de menor tamaño: atunes, anchoas, rapé…, lo que uno se pueda imaginar y luego desee saborear en los restaurantes locales, de los que os hablaremos un poco más adelante.

No obstante, desde este puerto no solo han zarpado pescadores. Aquí entró en contacto con la navegación el marino que concluyó la primera vuelta al mundo: Juan Sebastián Elcano. Nacido en esta localidad y al cual se le rinde diversos homenajes, entre ellos una espectacular estatua cerca del puerto y del mar, como no podía ser de otro modo.

El casco urbano de Getaria

A un paso de ese puerto pesquero y adaptándose a la pendiente del terreno se despliega el núcleo histórico de Getaria. En ella siempre merece la pena mencionar la iglesia del Salvador, la cual crea un pasadizo sobre la calle e impresiona por su gran porte. Sin duda fue una parada destacada en el Camino de Santiago norteño que pasaba por aquí.

Getaria, Wikipedia, Zarateman

Esta iglesia se integra a la perfección en el apiñado urbanismo de la Getaria histórica, donde todas las calles son estrechas y empinadas, así como rodeadas de elegantes casonas de piedra. El máximo ejemplo de ello es la Kalea Nagusia, la calle Mayor, donde evidentemente se encuentran muchos de los afamados restaurantes de la población. Si bien los hay por cualquier lugar, porque en Getaria comer bien es una obligación.

Las parrillas de Getaria

Como ya os podréis imaginar en Getaria la oferta de pescado y marisco fresco es el paraíso para los paladares más gourmet. Y esos productos del mar se pueden saborear en recetas típicas o más novedosas, si bien el modo más tradicional de hacer el pescado en Getaria es en sus parrillas. ¡Imprescindible!

Pescado a la parrilla, Freepik, 8photo

Un brindis con txakoli

Y desde luego para acompañar esos manjares del mar nada más apropiado que un buen vino blanco. En este caso el txakoli, hecho con una uva local que convierte a los viñedos que rodean a Getaria en una zona productora de vino con denominación de origen. Probad ese vino en los restaurantes o yendo de potes por los bares y tabernas. Pero también acercaros a las bodegas que hay tierra adentro y descubrid esta maravilla enológica.

Otro hijo ilustre de Getaria

A veces el nombre del marino Juan Sebastián Elcano ensombrece otra figura universal que nació en Getaria. Nos estamos refiriendo al modisto Cristóbal Balenciaga, de orígenes humildes y que aquí junto a su madre entró en contacto con el mundo de la costura, para convertirse con el paso del tiempo en uno de los referentes mundiales de las pasarelas y la moda.

Museo Cristóbal Balenciaga, Wikipedia, Zarateman

Para conocer todos los vínculos del diseñador con la población y alucinar con el reconocimiento planetario de su obra, lo mejor es acudir al Museo Balenciaga de reciente creación en Getaria. Aunque uno no sea fanático de la moda, le parecerá muy interesante este personaje.

Las playas de Getaria

Y vamos acabando el recorrido por Getaria recomendando sus playas. Playas típicamente del Cantábrico, o sea ideales para practicar deportes como el surf. Seguramente de ellas, la más familiar sea la de Malkorbe, mientras que las de Gaztetape y la de Orruaga son más salvajes.

Atardecer, Pixabay, Iona Rekarte

Si bien, si uno quiere una playa inmensa, basta con irse caminando hasta el vecino Zarautz, una ruta costera hermosa y muy transitada. O bien se puede acercar a Zumaia y ver su playa con las huellas geológicas del paso del tiempo. En fin, que como decíamos: hay mucho qué hacer y qué ver en Getaria.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here