Valoración post

Para muchos Ibiza es sinónimo de fiesta y de vida nocturna. Sin embargo, esta pequeña isla en el mar Mediterráneo tiene también lugares fantásticos para desconectar y disfrutar de un turismo más familiar.

¿Has oído hablar alguna vez de Santa Eulalia? Este municipio situado en la parte oriental de Ibiza es el destino perfecto para relajarse en familia y vivir unas vacaciones sin estrés. Sin duda, es mucho más tranquilo que otras zonas de fiesta como la Playa d’en Bossa o el centro de la ciudad. Aquí encontrarás un ambiente sereno y acogedor, ideal para descubrir la verdadera esencia de la isla y sus increíbles paisajes sin renunciar a los servicios y comodidades que hacen más placentera la estancia: restaurantes, boutiques, parques infantiles y un bonito paseo marítimo bordeado de palmeras.

Los orígenes de Santa Eulalia

santa eulalia del rio ibiza
Santa Eulalia del Río es uno de los pueblos más bonitos de Ibiza – Imagen: https://visitsantaeulalia.com/

Santa Eulalia del Río (Santa Eulària des Riu en ibicenco) debe su nombre a la patrona de Barcelona a quien se dedicó el primer templo levantado junto al río cuando los catalanes reconquistaron la isla para la Corona de Aragón en el siglo XIII. Fue un enclave multicultural a lo largo de los siglos: una ruta comercial en la época de los fenicios y un lugar de conquista para los romanos que dejaron también sus huellas en el municipio, por ejemplo, en la construcción del acueducto de s’Argamassa.

En el siglo XVI se levantó la iglesia fortificada de Santa Eulalia, en el monte Puig de Missa que sirvió de bastión frente a los ataques de los piratas berberiscos. A día de hoy todavía se pueden apreciar desde este lugar unas vistas espectaculares del municipio y de sus alrededores: Santa Gertrudis, Es Canar, San Carlos y la bahía de Cala Llonga.

A comienzos del siglo XIX se creó el trazado definitivo del municipio, desde la parte alta de la colina donde se localiza la iglesia hasta las vías principales que son la actual calle de Sant Jaume y el paseo de S’Alamera. Ya en el siglo XX Santa Eulalia se convirtió en un referente turístico con la llegada de jóvenes artistas, intelectuales y empresarios desde diferentes lugares del mundo.

¿Qué ver en Santa Eulalia?

Si te animas a hacer una escapada a Santa Eulalia solo o en familia, no pierdas de vista estos lugares con encanto:

· El Paseo Marítimo de la Alameda: es un precioso recorrido de varios kilómetros a lo largo del mar, desde el puerto deportivo hasta la desembocadura del río en la playa dels Mariners. Está salpicado de tiendas, bares y restaurantes de todo tipo.

· La Playa de Santa Eulària: una playa de 300 metros de longitud y arena fina y blanca que se encuentra en el propio paseo marítimo. Es el lugar ideal para disfrutar de actividades acuáticas como la vela ligera o el paddle surf.

· Puerto deportivo: situado en un enclave natural único a 14 km. del centro. Aquí se encuentra el Palacio de Congress de Ibiza, un edificio vanguardista con grandes lucernarios.

· El Pont Vell: también llamado Pont des Molins, este puente romano era la antigua entrada al pueblo. Actualmente sigue en funcionamiento y los peatones lo cruzan para salvar el último tramo del río y acceder al casco urbano.

· Iglesia de Santa Eulalia: su construcción original se remonta al siglo XVI, aunque ha sufrido varias reformas a lo largo de los siglos. Es un templo-fortaleza con una torre defensiva y muros que destaca por su fachada de apariencia blanca y sin ornamentos, siguiendo la tradición de la arquitectura ibicenca. En su interior se pueden admirar diferentes pinturas religiosas de gran valor.

· Museo etnográfico: está situado en el casco histórico se Santa Eulalia y ofrece a sus visitantes la posibilidad de sumergirse en el pasado de la isla y sus tradiciones. Aquí podemos observar por ejemplo aparejos de labranza, indumentaria típica, utensilios domésticos o artesanía. Es una buena oportunidad para aprender más sobre la historia y la cultura de Ibiza de una forma participativa.

Mercadillos, tiendas y oferta gastronómica

mercadillo las dalias ibiza
El mercadillo de Las Dalias es de los más conocidos de toda España – Fuente: Wikipedia

¿Quieres llevarte un souvenir de tu estancia en Ibiza? Una buena idea es recorrer las boutiques y tiendas que se encuentran a lo largo de su Paseo Marítimo. Además, si te gustan los puestos ambulantes, en Santa Eulalia encontrarás dos de los mejores mercadillos hippies de la isla: el de las Dalias y el de Punta Arabí.

Ambos surgieron en los años ’70 cuando Ibiza todavía era un destino tranquilo, lejos de ser la capital indiscutible del ocio nocturno. El mercadillo de las Dalias está situado en la carretera PM-810 entre Santa Eulalia y San Carlos. En cuanto al mercadillo Punta Arabí está en el núcleo costero Es Canar y es uno de los mayores de la isla.

Otro atractivo de Santa Eulalia para los turistas es su oferta gastronómica, con más de 250 restaurantes de comida mediterránea, asiática, mexicana, vegetariana, de fusión, etc. Un lugar de referencia es la Calle San Vicente famosa por ser la “Calle de los Restaurantes”. También la Calle de San Jaime donde se encuentra el restaurante Royalty, uno de los más afamados del municipio. Otros restaurantes de prestigio son el Can Muson de sa Vila situado a 8 km. de Santa Eulalia o el Nagai Ibiza que ofrece cocina asiática de fusión.

¿Dónde alojarse?

Santa Eulalia del Río
Santa Eulalia del Río

Este encantador municipio ibicenco sorprende por sus playas paradisíacas y rincones mágicos. Cuenta con 22 calas de arena fina repartidas a lo largo de 46 km. Por ejemplo, está la Cala Mastella situada al lado de un pequeño puerto pesquero o la Cala Baix que es único arenal negro de Ibiza. Aunque, si buscas un lugar donde alojarte con tu familia, te recomendamos elegir Cala Llonga a 6 km. de Santa Eulalia. Es una zona turística de gran encanto paisajístico, rodeada de frondosos pinares y que cuenta con todos los servicios esenciales: hoteles, bares, restaurantes e incluso aparcamiento para personas con movilidad reducida. Se puede llegar en coche, bicicleta o bus desde Santa Eulalia (o en ferry durante los meses de verano).

La playa de 180 metros de largo y 100 metros de ancho está protegida de los vientos por los acantilados. Las aguas son poco profundas e ideales para que los niños y las personas mayores puedan sumergirse con seguridad. Además, en sus alrededores se encuentran otros enclaves de interés que se pueden visitar como la Cala Olivera (a 5 km.) o Salt d’en Serrà.

Hay una gran oferta de apartamentos y hoteles para alojarse a pocos pasos de la arena. Uno de los favoritos por las familias que visitan la zona es Hotel Apartamentos El Pinar, estudios y apartamentos con excelentes vistas y equipados con baño completo y una pequeña cocina.

Para comer en Cala Llonga también tienes muchas opciones, por ejemplo, L’Altre Balagar, un clásico de la cocina mediterránea, el Restaurante del Mar o Casa Piedra que ofrece cocina de fusión. Y para disfrutar de una cena romántica, no hay mejor lugar que el restaurante Amante Ibiza, ubicado en un acantilado con vistas al mar y considerado como uno de los más bonitos de la isla.

¿Conocías estos lugares tan especiales en Ibiza? Si pensabas que la isla sólo ofrece festivales y música electrónica, te animamos a descubrir el pequeño oasis de paz llamado Santa Eulalia para que cambies de opinión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí