Valoración post

Seguramente más de una vez, cuando se trata el tema de viajar al extranjero, has oído hablar de la zona Schengen. Puede que sepas ya qué es y todo lo relativo a su visado, pero también es posible que simplemente tengas una idea vaga al respecto o que te surjan algunas dudas.

Sea como fuere, hoy vamos aclararte en qué consiste el visado Schengen y qué necesitas para solicitarlo en el supuesto de que tengas que contar con uno para ir de viaje a tu próximo destino.

¿Qué es el área Schengen?

Schengen
Zona Schengen/Foto: Pixabay

El área o zona Schengen es un conjunto de países europeos que se caracterizan por no contar con controles fronterizos entre sí, de manera que puedes moverte libremente por ellos si eres ciudadano de alguno de los estados que lo conforman. En la actualidad, el área Schengen aglutina 26 estados o países: Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Eslovenia, Eslovaquia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Suecia y Suiza.

De igual modo, recuerda que cualquier ciudadano de la Unión Europea (UE) puede moverse libremente por todos los países de la UE con nada más que su documento de identidad o pasaporte en regla. Pero ten en cuenta que hay países que forman parte de la UE y que no están en el espacio Schengen: Bulgaria, Chipre, Irlanda, Reino Unido y Rumanía, por lo que marcan sus propias normas para admitir el acceso a extranjeros.

Por otro lado, hay viajeros, de nacionalidades distintas a la de alguno de esos 26 estados, que necesitan contar con un visado para poder entrar en la zona Schengen, como es el caso de Arabia Saudí, Armenia, Argelia, Bolivia, Cabo Verde, Camerún, República Centroafricana, China, Costa de Marfil, Cuba, República Dominicana, Ecuador, Filipinas, India, Jamaica, Marruecos y Turquía, entre otros.

¿Qué es el visado Schengen?

El visado Schengen es aquel que permite a un viajero con nacionalidad de algún país que no pertenezca al área Schengen moverse y pernoctar en esta hasta un total de 90 días, en periodos establecidos de 180 días, incluyendo el tránsito territorial y aeroportuario. Son lo que se conocen como estancias de corta duración, de ahí que también a menudo se haga referencia al visado Schengen como visado de estancia o visado tipo C.

Los motivos para acceder a la zona Schengen han de ser turísticos, familiares, médicos, de negocios, de estudios, de prácticas no laborales o actividades de voluntariado que no superen esa cantidad de días y que no tengan ánimo de lucro. De tal modo, hay que tener en cuenta que el simple hecho de tener el visado Schengen no te permitirá entrar en el área a menos que aportes las pruebas necesarias sobre el motivo por el que quieres viajar a ella, así como las condiciones exigidas para acceder al país al realizar el viaje. En caso contrario, las autoridades fronterizas pueden denegarte la entrada.

Si se admite tu entrada, asegúrate de que el oficial de frontera te selle el pasaporte, puesto que sin ese sello podrías ser detenido o multado en el país.

Tipos de visado Schengen

Según cuál sea el motivo de tu viaje, debes solicitar un tipo de visado Schengen específico. Por ejemplo, en el supuesto de viajar a España, podrás elegir según tus necesidades entre visado de turista español, visado de negocios español, visado médico español si viajas para recibir un tratamiento médico en el país, visado de estudios español, visado de visitante español si vienes a ver a la familia, visado de aeropuerto austríaco y visado español para equipos culturales, deportivos y cinematográficos, si el viaje está relacionado con alguna de estas actividades en España.

Documentación necesaria

pasaporte y visado
Pasaporte/Foto: Pixabay

Para conseguir el visado Schengen necesitas presentar debidamente cumplimentado el formulario oficial de solicitud firmado. Si quien solicita el visado es menor de edad, deberá firmarlo uno de sus progenitores o su tutor legal. También habrán de adjuntarse fotografías recientes de tamaño carné, y original y copia del pasaporte en vigor. Además, este tendrá que ser válido durante un mínimo de tres meses a contar desde la fecha prevista de salida de la zona Schengen. Los pasaportes no se admiten si fueron expedidos hace más de una década o si no tienen un par de páginas en blanco.

Asimismo, es necesario presentar un seguro médico de viaje con el que se acredite que se cubrirán los gastos de repatriación por defunción o motivos médicos en caso de que sea necesario, al igual que la asistencia médica o la atención hospitalaria urgente durante la estancia en el área Schengen. Se exige una cobertura mínima de 30.000 euros. Para el supuesto de que se solicite un visado de múltiples entradas, el seguro médico únicamente será válido para el primero de los viajes previstos. El solicitante se comprometerá a contratar un seguro para cada uno de los viajes sucesivos posteriormente.

Por último, entre la documentación a aportar, ten en cuenta que también deberás poder mostrar documentos que acrediten el motivo del viaje y los datos relativos a la estancia, al igual que la disponibilidad de medios económicos suficientes para permanecer en el área Schengen y que permitan comprobar la intención de abandonar la zona antes de que te caduque el visado.

Entre todos ellos, cuenta con una prueba de alojamiento, en la que conste dónde vas alojarte durante tu estancia en el país, y un billete de vuelta o de ida y vuelta. En el supuesto de que vayas a seguir de viaje desde este destino, muestra el comprobante de su continuación, como los siguientes alojamientos reservados o billetes para la próxima parada de su ruta.

Oficina Consular

Los visados han de solicitarse en el Consulado del estado al que se va a viajar de la zona Schengen donde tenga la residencia legal. La Oficina Consular se encarga de admitir y tramitar las solicitudes de visado, que deberán presentarse personalmente entre seis meses y 15 días antes de la fecha prevista de viaje. El tiempo de tramitación de un visado Schengen puede tardar hasta 15 días hábiles. No obstante, en determinadas situaciones, este periodo puede alargarse hasta 30 días.

Y no olvides que hay que estar pendiente de cuándo entra en funcionamiento el sistema ETIAS, una exención de visado (Visa Waiver) para los ciudadanos de terceros países que no han necesitado hasta este momento de visa alguna para acceder al espacio Schengen a causa de los distintos acuerdos internacionales.

  • Etiquetas
  • visados
DEJA UNA RESPUESTA
Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí