El norte de Cáceres se convierte en un territorio perfecto para hacer turismo, disfrutar de la vacaciones y sentirse como un explorador en tierras no conocidas. En las zonas de Sierra de Gata, Trasierra-Tierras de Granadilla, La Vera y Las Hurdes nos espera un poco de todo y siempre con un encanto singular.

Arquitectura rebosante de historia e historias, lugares donde darse un chapuzón sorprendente, arte a raudales. Incluso, aquí en esta Extremadura de interior hay posibilidad gozar de la naturaleza, divertirse y ponerse haciendo deportes náuticos. ¡Tal y como estás leyendo! Y eso solo es la punta de lanza de las diferentes opciones que ofrecen estos destinos extremeños. ¿Quién quiere saber más? Pues que siga leyendo y sobre todo que empiece a preparar ese viaje al norte cacereño.

Cuatro zonas diferentes de Cáceres

Granadilla

Ya hemos avanzado que podemos diferencia en el norte de Cáceres cuatro territorios distintos. Todos ellos diferentes entre sí, pero todos atractivos, y sobre todo complementarios. Estas zonas son las de Sierra de Gata, Trasierra-Tierras de Granadilla, La Vera y Las Hurdes. Así que vayamos descubriéndolas una a una.


La Sierra de Gata

Sierra de Gata

Al mencionar la sierra de Gata extremeña es inevitable que nos vengan a la cabeza paseos serranos perfectos para practicar el senderismo o la bicicleta de montaña. Pero tras el ejercicio, no hay cosa más reconfortante que darse un buen chapuzón. Y más aún si es en plena naturaleza. Pues bien esta parte del norte de Cáceres tiene riqueza extraordinaria en forma de piscinas naturales.

Aunque para ser justos no son tan naturales, son casi joyitas artísticas debido a creativas intervenciones. Solo daremos dos ejemplos. Uno, la piscina natural de Descargamía con su toque modernista. Y dos, la de Villasbuenas de Gata. Si bien lo mejor es recorrer la zona y darse un baño en estas o en otras maravillas.

No acaba aquí el atractivo de Sierra de Gata. Estamos hablando de un territorio con un patrimonio artístico alucinante. Tal vez, la localidad de San Martín de Trevejo, uno de los pueblos más hermosos de la provincia de Cáceres es el máximo exponente. Pero hay más como los palacios de Hoyos o la iglesia de San Pedro en Gata.

Pero no todo es antiguo. En este entorno rural de pronto llama la atención de hacer una singular ruta de arte urbano. Prepararos la cámara porque será imposible no haceros fotos en los modernos murales que hay en pueblos como La Moheda, Torre de Don Miguel, Robledillo de Gata o Perales del Puerto. ¡El contraste no puede ser mayor!

Trasierra – Tierras de Granadilla

Trasierra

Ya hemos avanzado al comienzo de estas líneas que en el norte de Cáceres uno se puede sorprender a sí mismo practicando deportes náuticos pese a estar a muchas millas de la costa. E incluso para darse un baño en aguas saladas, habría que atravesar un país, Portugal. Sin embargo, para paliar todo esto, la mancomunidad de Trasierra – Tierras de Granadilla tiene unas zonas acuáticas perfectamente útiles y disfrutables.

Hay lugares donde bañarse como las playas de Membrillares, en Guijo de Granadilla. O se puede navegar y hacer regatas en la presa de Crumbre de Ahigal, donde existen empresas de turismo de aventura especializadas en facilitar la diversión y la seguridad a los visitantes.

También está el embalse Gabriel y Galán, donde tiene su sede el Centro de Innovación Deportiva el Anillo, todo él modernidad. Así como en el poblado del embalse está el centro de interpretación de Trasierra-Tierras de Granadilla y su oficina de turismo, donde conocer más de este destino y recoger material con sus recursos turísticos. Por cierto, que nadie se pierda una puesta de sol en este enclave. ¡No tiene nada que envidiar a otros ocasos mucho más conocidos y famosos!

La Vera

Cuacos de Yuste
Cuacos de Yuste / Wikipedia / David Daguerro

La Comarca de la Vera ubicada al norte de Cáceres es un referente del turismo en toda la comunidad autónoma de Extremadura desde hace tiempo. Y eso se debe a su vecindad con el Valle del Jerte, cuya floración de los cerezos a comienzos de la primavera atrae a muchos turistas, los cuales aprovechan la ocasión para descubrir La Vera, donde por supuesto también hay campos de estos frutales.

Pero hay mucho más, y además muy peculiar. Vamos a citar varios puntos con una singularidad y estética muy original. Por ejemplo, el mirador de la Serra de la Vera, en Garganta la Olla, ¡fotogenia pura! Algo similar se puede decir del curioso cementerio alemán de Cuacos de Yuste. Eso por no hablar de los parasoles gigantes de Valverde, tejidos con plástico por los vecinos desde hace unos años. Una iniciativa que aúna sostenibilidad, proyecto social y cultural, y una evidente originalidad.

En definitiva, que La Vera al norte de Cáceres satisface a los más curiosos y a los que buscan la esencia más auténtica de un territorio, algo que irremediablemente ese encuentra en lugares como Robledillo de La Vera, Gargüera, Talaveruela de La Vera o Viandar de La Vera.

Las Hurdes

Las Hurdes

Mucho ha cambiado al comarca extremeña de Las Hurdes desde que le inspiró un estremecedor rodaje al oscarizado director de cine aragonés Luis Buñuel. Aún así, según que vistas se elijan de los pueblos de esta zona del norte de Cáceres puede parecer que no ha pasado el tiempo, ya que sigue perviviendo esa atractiva arquitectura popular a base de piedra y pizarra. Un elemento distintivo sobre el que podemos saber todo en el centro de interpretación de la Casa Hurdana de El Gasco.

No obstante, en esta comarca hay mucho más que admirar. Y para contemplarlo todo a vista de pájaro, lo mejores es acercarse a Riomalo de Arriba, donde está el centro de información de Las Hurdes. Un punto de partida ideal para constatar que esta comarca y todo el norte de Cáceres es un territorio repleto de sorpresas y planes de lo más sugerentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here