Girona es uno de esos destinos perfectos para viajar en pareja, en familia o con los amigos. Y es que en esta provincia catalana se suceden pintorescos pueblos, impresionantes espacios naturales, una magnífica costa y localidades en las que disfrutar del patrimonio y el ocio más diverso.

Con tal variedad, siempre es buen momento para planear una escapada y descubrir Girona a través del turismo rural. Podrás asegurarte así de una estancia tranquila y sin aglomeraciones en sus casas rurales, ubicadas en lugares idílicos y perfectos para desplazarte por el entorno. Toma nota de las zonas que te proponemos. No te defraudarán.

La Garrotxa

Fageda

Para los amantes de la montaña, que quieran pasear por bosques de cuento y conocer pueblos medievales como Besalú y Santa Pau, La Garrotxa es una apuesta segura. Y es que aquí se encuentra el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, que entusiasma a niños y mayores, así como la Fageda d’en Jordá, un hayedo especialmente hermoso en otoño. Los aficionados a la bicicleta de montaña tienen en esta tierra volcánica uno de sus destinos predilectos.


Para alojarte podrás elegir entre varias casas rurales de arquitectura tradicional, con todas las comodidades, en el entorno del parque, además de disfrutar de la denominada cocina volcánica. El turismo gastronómico constituye otro de los puntos fuertes de la Garrotxa, en donde encontrarás hasta una quincena de restaurantes con Estrella Michelín.

Pla de l’Estany

Lago Banyoles

Pla de l’Estany es una zona perfecta para una escapada rural. Aquí es posible visitar sitios de interés arqueológico y practicar actividades de turismo activo. Además, en el Pla de l’Estany se localiza el lago natural de Banyoles, el más grande de toda Cataluña. La senda que lo circunda es apta para todas las edades y también se puede navegar en sus aguas.

El importante patrimonio histórico de esta región lo constituyen dólmenes como el del Turó de San Dalmau, las cuevas prehistóricas de Serinyà o el Parque Neolítico de la Draga, sin olvidar sus ermitas, castillos, museos y masías, muchas de las cuales han sido transformadas en casas rurales. Podrás elegir entre más de una veintena de ellas.

Girona

Girona

También puedes compaginar el visitar una ciudad llena de vida como Girona con la tranquilidad de una escapada rural en su entorno y la posibilidad de acercarte a la Costa Brava. Te sorprenderá conocer el Barrio Viejo de Girona, en cuyas calles se rodó la serie Juego de Tronos, así como su catedral, los Baños Árabes y la Rambla. Especialmente relevante resulta la oferta gastronómica de este lugar, donde encontrarás numerosos restaurantes con Estrella Michelín, como el Celler de Can Roca.

Nosotros te recomendamos seleccionar alguna de las maravillosas casas rurales de entre los siglos XVI y XVIII de los pueblos próximos a la ciudad de Girona para sorprender a esa persona tan especial.

Costa Brava

Sant Joan

Si prefieres un alojamiento en la costa para disfrutar de las playas y de deportes como el surf, el windsurf, la pesca deportiva y el submarinismo, puedes acudir directamente a los hoteles, alojamientos rurales o turísticos en cualquiera de los rincones de la Costa Brava.

Además, puedes realizar rutas a pie o en bicicleta cerca del mar, disfrutar de lugares románticos donde contemplar la puesta de sol y acercarte a descubrir pueblos costeros con destacado patrimonio histórico-artístico como Blanes, Lloret de Mar y Tossa de Mar.

La Selva

Parque Montseny

Si quieres disfrutar tanto del mar como de la montaña, ya sea en pareja o en familia, la Selva es una estupenda opción. La comarca cuenta con muchas casas rurales, perfectamente ubicadas para conocer poblaciones costeras y pueblos de interior como Arbúcies, Breda o Santa Coloma de Farners.

Perfecta para el paseo, el arte y la historia es la ruta de los castillos de la Selva, y para adentrarse en los bosques nada como acudir al Parque Nacional del Montseny. El senderismo, la bicicleta de montaña y las actividades al aire son otras de las enseñas de este territorio.

Alt Empordá

Cadaqués

El Alt Empordà enamora a todo aquel que lo conoce. En esta región catalana, puedes descubrir el Parque Natural del Cap de Creus, pueblos costeros como Cadaqués y sitios de interés como el Museo Dalí en Figueres, el Observatorio Astronómico de Albanyà y el Butterfly Park Empuriabrava.

En los viñedos del Alt Empordà te sorprenderá encontrar búnqueres de la Guerra Civil. Así, la ruta Vins&búnkers es perfecta para toda la familia. Y si te acercas en fechas navideñas, no olvides que en el pueblo de Báscara se representa el Nacimiento de Jesús en el popular Pesebre de Báscara.

Baix Empordá

Peratallada Girona

Entre el Alt Empordá y el Gironès se extiende el Baix Empordá, una zona de la provincia de Girona famosa por sus cultivos, que esconde idílicas calas y playas, pero también con castillos y pueblos medievales como Peratallada. Si vas con niños o con amigos, podéis acudir a sus parques de atracciones y de aventura, así como recorrer la Vía Verde El Carrilet y visitar el Gran Museo de la Magia en Santa Cristina d’Aro.

Tanto en Alt Empordá como en el Baix Empordá encontrarás casas rurales ideales para una escapada romántica, muchas de ellas con jacuzzi, y alojamientos más adecuados para ir con niños o en grupo de amigos. En ambas comarcas hay decenas de alojamientos para elegir, así que selecciona aquel que más se ajuste a tus necesidades para vivir una escapada rural perfecta.


1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here