Chipre del Norte es un país que no es un país. La República Turca de Chipre del Norte es únicamente reconocido por Ankara (capital de Turquía) y se nombra así para distinguirlo de la República de Chipre, al sur. Chipre del Norte es una zona muy poco explotada turísticamente y ese es uno de sus grandes encantos. En él, todavía podemos encontrar las imágenes de lo que fue el antiguo mediterráneo, una zona de una riqueza extraordinaria.

La isla de Chipre es una isla misteriosa, isla de dioses, donde se emplaza el Monte Olimpo, irremediablemente atractiva  e inspiradora para diversos grandes personajes de la historia. Chipre del norte posee el puerto más importante para los antiguos venecianos y su comercio, el castillo más poderoso de los Otomanos en el mediterráneo oriental, el que inspiró al Otelo de Shakespeare, los más impresionantes edificios góticos del mediterráneo, así como también el castillo Hilarión que Walt Disney tomó como imagen para la “Bella Durmiente”… y tantos otros misterios ocultos. Esta isla tiene el sello del nacimiento de la Diosa del Amor y de la Belleza. Afrodita nació aquí e incluso el rey Pigmalión se enamoró aquí de la mujer perfecta hecha estatua.

El legado histórico y cultural de Chipre se remonta a 10.000 años siendo uno de los lugares más misteriosos que existen y que nos ofrece 300 días de sol junto con el ambiente más mediterráneo de todo el mediterráneo.


Chipre del Norte es el destino perfecto para disfrutar de unas vacaciones llenas de paz y relax. Sus poblaciones, tanto rurales como urbanas respiran un ambiente tan relajado que se contagia desde el primer momento. Sus habitantes disfrutan del tiempo sin preocuparse de qué pasará luego y no es para menos porque en esta parte del mundo las playas son vírgenes y enormes, los pueblos son pequeños, las carreteras no tienen casi tráfico ni atascos y lo que embarga al viajero es la perfecta quietud.

Cómo llegar a Chipre del norte y cómo moverse

KAntara

Chipre está dividida en norte y sur. Al sur tenemos un estado europeo y al norte un estado únicamente reconocido por Turquía, como hemos comentado. A pesar de esta dicotomía, no hay ningún peligro en viajar a la isla en ninguna de sus zonas. Ahora la cuestión es ¿cómo llego a Chipre? ¿Y qué necesito para entrar? Ante la segunda cuestión la respuesta en clara, en el sur siendo europeo comunitario con tu DNI basta al ser un estado europeo. En el norte lo único que te pedirán es tu pasaporte, puedes viajar sin necesidad de visado y quedarte un máximo de 3 meses.

A la pregunta de cómo llegar a Chipre, depende de si quieres visitar ambos estados o sólo uno. En los dos tienes aeropuerto, al norte el aeropuerto de Nicosia o también llamado aeropuerto de Ercan. A este aeropuerto viajan eminentemente aerolíneas turcas por lo que para llegar desde otros destinos el paso por Turquía es obligado. Te recomiendo utilizarlo únicamente si sólo quieres visitar Chipre del norte, pues si luego cruzas por carretera al sur pueden ponerte problemas y revisarte todas las maletas.

Otra opción es volar al sur, al aeropuerto de Pafos o al aeropuerto de Lárnaca, y de ahí por carretera llegar a Chipre del norte. Si utilizas esta opción sólo tener en cuenta que si alquilas un coche (una de las mejores ideas) necesitarás un seguro adicional para estar en Chipre del norte y estar en posesión del carnet de conducir internacional.

Las 6 visitas que no te puedes perder. La belleza de Chipre del norte

Estamos en uno de los enclaves más bellos del mediterráneo, sino el más bello. No es casualidad todo lo que esta tierra ha inspirado en sus 10.000 años de historia. Hay un halo misterioso que la cubre, ¿vendrá de los dioses que la vieron nacer o serán las antiguas civilizaciones que la poblaron? Lo cierto es que en tu visita descubrirás una belleza para muchos inesperada y continuas sensaciones de asombro.

La ciudad de Girne o Kyrenia

Kyrenia

Kyrenia es el nombre turco para la ciudad de Girne. En Girne puedes empezar tu viaje, ya que está próxima al aeropuerto de Ercan y ofrece una buena variedad de alojamientos. Girne tiene uno de los puertos más increíbles que he visto. Casas tan antiguas como el comercio con los venecianos en la zona y decoradas en ese estilo tan particular que nos hace pensar en los acueductos de Venecia.

El puerto de Girne se muestra salpicado de barcos de pesca y opciones de ocio para los visitantes. Dominando todo el enclave, el castillo de Kyrenia, construido por los venecianos y ocupado no sólo por ellos sino por bizantinos, otomanos, genoveses o cruzados de camino a Jerusalén … en el interior puedes encontrar una de las joyas escondidas en el mundo, un barco mercante hundido hace 2.300 años, quizás el más antiguo que exista.

El pueblo de Bellapais y el castillo de San Hilarión

Castillo de San Hilarión

En los espectaculares alrededores de Girne encontramos el pueblo que inspiró al escritor Lawrence Durrell para escribir allí su obra Limones amargos. Este encantador pueblo lleno de flores y de callejuelas posee un monasterio gótico, joya de este estilo a principio del siglo XIII.

Si subimos por la montaña llegamos al imponente castillo de San Hilarión, sede de la familia Lusignan, nobles franceses que tras su participación en las Cruzadas gobernaron Chipre durante 4 siglos. La visita al castillo es obligada, su espectacularidad y la conservación de las estancias es realmente sublime.

El pueblo de Lefke

Lefke

Al oeste encontramos la zona más fértil de Chipre del norte, donde Lefke es el pueblo más bonito. Su encanto se enmarca en las antiguas casas otomanas que lo pueblan, rodeando la paz de las calles donde los viejos juegan sentados en las terrazas de los cafés. El encanto de Lefke y de su ambiente apacible es un símbolo de lo que puedes encontrar en Chipre del norte.

Dirigiéndote más al oeste descubrirás los vestigios de una ciudad fundada por los atenienses tras la guerra de Troya: las ruinad de Soli. A destacar los mosaicos de la basílica antigua y las ruinas del palacio de Vouni, dicen el único edificio del mediterráneo que inspiraron los persas.

Karpaz

Karpaz

La península de Karpaz está llena de pequeños pueblos encantadores con casas tradicionales, rodeado de enormes playas vírgenes, edificios igual de antiguos que abandonados, turismo rural y naturaleza en estado puro. Karpaz resulta una joya del ecoturismo y aquí encontrarás a la mayoría de griegos que no quisieron abandonar Chipre del norte tras la intervención turca.

Famagusta

Famagusta

Famagusta o Gazimagusa en turco es la ciudad más pintoresca en Chipre del norte. La ciudad destaca por su viejo barrio rodeado de murallas y por supuesto el Castillo de Otelo. Dice la leyenda que aquí vivía el gobernador de Chipre Cristoforo Moro que habría inspirado la obra de Shakespeare. Según la leyenda el gobernador habría asesinado a su mujer en un arranque de celos. Verdad o no bien merece una visita.


Nicosia

La capital de Chipre del norte, Nicosia o Lefkosa está muy dividida por las oposiciones políticas y en ella observamos dos caras de una moneda. Nicosia posee una magnífica ciudad antigua amurallada en la que el punto de comienzo suele ser la puerta de Girne. Otra de las visitas debidas a este maravilloso punto del mediterráneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here