5/5 - (2 votos)

Todos de pequeños esperábamos la llegada del Ratoncito Pérez cuando se nos caía un diente. Y es tal la tradición que se conserva en nuestro país sobre este personaje que protagonizaba el cuento del sacerdote jesuita Luis Coloma, que incluso es posible visitar su casa en el museo madrileño Casa Museo Ratón Pérez.

Pero no solo en España la figura de este roedor y la caída de los dientes de los niños tienen su protagonismo dentro de la cultura popular. En distintas partes del planeta también se suceden los mágicos seres que traen alegría a los más pequeños cuando padecen estos avatares con sus dentaduras. Descubre con nosotros cómo es el Ratoncito Pérez en otros lugares del mundo.

Así se llama el Ratoncito Pérez en otros lugares del mundo

El Ratón de los Dientes en México

Ratoncito Pérez
Fuente: Pixabay/Free-Photos

En países de Latinoamérica como México, Chile o Perú, también es nuestro querido Ratoncito Pérez el encargado de pasar a recoger los dientes de los niños por la noche y dejarles un regalo en su lugar. Sin embargo, su nombre varía un poco. Y es que se le conoce simplemente como el Ratón de los Dientes.

No obstante, en otros países de América del Sur como Argentina, Colombia, Ecuador, Uruguay y Venezuela el ratoncito mantiene su apellido. Es el Ratón Pérez.

El Ratoncito Pérez francés

Petite Souris
Fuente: Flickr/Bill Abbott CC BY-SA 2.0

En Francia nos encontramos con un ratón similar al Ratoncito Pérez. Nos referimos a Petite Souris, que también es el encargado de darles una recompensa a los niños tras la pérdida de un diente de leche.

De hecho, Petite Souris es la figura habitual en la mayoría de los países francófonos, como Luxemburgo, Bélgica o Suiza. Y como curiosidad cabe destacar que el origen del ratoncito francés se encuentra en un cuento de Madame d’Aulnoy, titulado La Bonne Petite Souris, en la que aparece un hada que se convierte en ratón.

Tooth Fairy (Reino Unido)

Moneda del Hada de los Dientes
Fuente: Flickr/mike wright CC BY-ND 2.0

En muchos países anglosajones es el Hada de los Dientes (Tooth Fairy) la encargada de recoger las piezas que se les caen a los niños y dejarles un regalo en su lugar. Así sucede en Reino Unido, Australia y Estados Unidos, en donde la Tooth Fairy resulta una figura frecuente y sustituye por completo a nuestro Ratoncito Pérez. En Alemania es conocida como Zahnfee y en Portugal como Fada dos dentes.

Cuando a un niño se le cae un diente de leche debe colocarlo por la noche debajo de su almohada o en la mesilla y el hada pasará a recogerlo mientras duermen. En su lugar dejará una moneda. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta figura feérica tiene miedo a los truenos, por lo que nunca se desplaza cuando hay tormenta, sino que espera hasta el día siguiente. Los niños tienen que tener entonces un poco más de paciencia para poder obtener su recompensa.

Fèe des dents (Canadá)

Hada
Fuente: Pixabay/gatitamiaumiau

En Canadá, el Hada de los Dientes, conocida como Fèe des dents, no es la única en encargarse de estas tareas. Este país en el que conviven la cultura francesa y la cultura anglosajona ha adoptado a los dos personajes: hada y ratón.

De tal manera, es uno u otro el que va a las casas y coge el diente de debajo de la almohada de los más pequeños para dejar en su lugar una moneda o un regalo. Pero no es el único lugar del mundo donde ambos personajes de la cultura popular conviven, puesto que hay un país europeo en el que también sucede.

El Ratoncito Pérez italiano

Fatina dei denti
Fuente: Flickr/Kira83 CC BY-ND 2.0

Y es que encontrarás que estos dos emblemáticos personajes de la cultura popular se reparten estas tareas en Italia. Hada y ratón se turnan para aparecer por las casas a la búsqueda de los dientes de leche de los más pequeños. Él es conocido como Topolino dei denti, un ratón como el Ratoncito Pérez,y ella no es otra que la Fatina dei denti, la famosa Hada de los Dientes.

Tannfe (Noruega)

Hadas
Fuente: Pixabay/GDJ

Los países del norte de Europa también tienen como tradición la figura popular del Hada de los Dientes, que en Noruega se denomina Tannfe. Los niños noruegos depositan el diente de leche que se les cae dentro de un vaso de agua en la mesilla de noche y, al día siguiente, después de se lo haya llevado el hada, encuentran una moneda en su lugar. De hecho, el origen más remoto del que tenemos constancia de esta tradición procede de las tierras nórdicas.

En Suecia, el nombre varía muy poco, ya que el Hada de los Dientes es la Tandfe, mientras que en Islandia se llama Tönn ævintýri. Por lo que respecta a los niños de Dinamarca, ellos esperan por la Tandfeen y los de los Países Bajos por la Tandenfee.

Tannfee (Finlandia)

Fairy
Fuente: Pixabay/ArtsyBee

En Finlandia el Hada de los Dientes no está sola. Y es que hay otro ser que también forma parte de su tradición. Se trata del Hammaspeikko, un trol de los dientes encargado de hacer ver a los más pequeños la importancia de cuidar la dentadura. Este personaje que resulta entre monstruoso y divertido hizo su primera aparición en un libro infantil que ya se considera todo un clásico: Karius og Baktus (1949) del escritor Thorbjørn Egner.

En otros países del mundo, los niños simplemente tiran sus dientes de leche con la finalidad de que les crezcan las nuevas piezas fuertes y sanas. En ese ritual infantil no aparecen hadas, ratones ni ninguna otra figura de por medio. De tal modo, en Afganistán entierran el diente en el agujero de un ratón y en Turquía hacen lo propio en algún lugar que se considere que traerá buena suerte.

En países como Grecia, India, China y Vietnam también existe la tradición de que los niños lancen sus dientes de leche al tejado recitando en cada lugar unos versos populares característicos que invocan asimismo a la buena fortuna. La creencia popular estimaba que con este sencillo gesto los dientes nuevos saldrían rectos y sanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí