También conocidos como mercados de pulgas, los flea markets se han convertido en la dirección de referencia para los exploradores de tesoros, quienes saben muy bien que siempre se encuentran en los lugares más inesperados. Y es que en estos mercadillos es posible dar con todo tipo de artículos y cachivaches de antaño, de segunda mano y a precios mucho más baratos: desde un viejo disco o un mueble hasta una máquina de escribir, un teléfono o juguetes.

Pero también se perfilan una fuente de experiencias inspiradoras de consumo sostenible, por cuanto permiten dar una segunda vida a los objetos y, por lo tanto, ser respetuosos con el medio ambiente. Posiblemente, el término en voz inglesa resulta novedoso para muchos, pero no estos espacios, que están muy consolidados en numerosas ciudades de nuestra geografía. Nos vamos de compras por los cinco mejores de España.

1Rastro de Madrid

Rastro en Madrid
Rastro de Madrid

El corazón del barrio de la Latina acoge cada domingo este enorme mercadillo, cuya visita es todo un clásico para los madrileños. En torno a la plaza de Cascorro, especialmente en la Ribera de Curtidores, se instalan decenas de puestos de diversa índole.

No obstante, la esencia del mercadillo y los objetos más especiales están en las calles aledañas, es decir, San Cayetano, donde se pueden adquirir obras de arte, pintura y utensilios relacionados; Arniches, que constituye un paraíso de los libros de segunda mano; y Fray Ceferino González o Rodas y la plaza del Campillo, donde hay decenas de puestos con objetos de segunda mano: cámaras de fotos, cuadros, libros, revistas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here