Brunéi es un pequeño país ubicado en sudeste de Asia. En el norte de la isla de Borneo. Se encuentra limitado al norte por el mar de China y por el sur, este y oeste por Malasia. Su extensión es de 5765 km² siendo uno de los países más pequeños del mundo. Sin embargo, ese tamaño no se corresponde con su riqueza. Pues es uno de los países más ricos que podemos encontrar en la actualidad. ¿Te apetece conocer más sobre Brunéi?

Su capital y ciudad más poblada es Bandar Seri Begawan. Y tiene gobierno en forma de sultanato. Y se divide en cuatro distritos y treinta y ocho subdistritos. Todos ellos separados en dos territorios.

La historia de Brunéi

El origen de la historia de Brunéi como territorio consolidado se remonta ya al siglo VII d.C. Momento en el que era un estado dependiente del imperio Srivijaya. El centro de poder se ubicaba en la isla de Sumatra. Y poco después pasó a manos del Imperio mayapajit. Pero será en el siglo XIV cuando Brunéi adquiera una importancia real. Y es que se convirtió en sultanato bajo el poder del sultán Muhammad Shah. Continuando con cierta importancia hasta que en 1578 el Imperio español llega a la zona y tras la Guerra de Castilla lo ocupa.


Y pese a que la ocupación solo duró 72 días, esto fue el inicio de un declive lento pero progresivo. En 1888, Brunéi pasó a ser un protectorado británico. Y en la Segunda Guerra Mundial paso a manos japonesas. Y tras varias revueltas Brunéi consiguió por fin su independencia el 1 de enero de 1984. Pero una década antes este país ya había comenzado a crecer económicamente y a buen ritmo.

Desde entonces ha sabido industrializarse y aprovechar sus recursos naturales. Y cuenta con gas natural y petróleo de ahí su rápido crecimiento y su riqueza. Tanto es así que cuenta con el segundo índice de desarrollo humano más alto de todo el sudeste asiático. Y es uno de los países con mayor renta per cápita del mundo. Además Brunéi, apenas tiene deuda pública.

Qué ver y hacer en Brunéi

Pasear por el Parque Nacional de Ulu Temburong

Es una impresionante selva virgen que cuenta con una superficie de unos 500 kilómetros cuadrados. Un espacio impresionante que cubre el sur de Temburong. Se trata de un espacio tan delicado que si lo visitas solo podrás recorrer un escaso kilómetro cuadrado. Y siempre por medio del circuito turístico que se ha creado. Pero éste será suficiente para apreciar lo impresionante de sus árboles y demás especies florales. Así como de su fauna. E incluye un recorrido por una pasarela a 60 metros de altura que te permitirá pasear por las copas de los árboles y un baño en el río Sungai Temburong.

El resto del espacio se conserva casi virgen pues para acceder al mismo hay que ser científico acreditado. Para llegar al Parque Nacional de Ulu Temburong hay que ir en bote sorteando los rápidos del río Batang Duri. Y lo recomendable es ir con un guía especializado en la zona para que puedas apreciar el entorno en todo su esplendor.

Kampung Ayer el pueblo flotante

Es un pueblo acuático de lo más pintoresco. Siendo el más grande del mundo de este tipo. Se ubica cerca de la capital de Brunéi, Bandar Seri Begawan. Y su construcción se hizo al más puro estilo de Venecia. Pues las casas se ubican sobre pilones de madera asentados sobre el río Brunéi. Ya en el siglo XVI viajeros como Antonio Pigafetta hablan de él y Olivier van Noort, advierte de que aquí se encontraban las casas de los nobles.

Kampur Ayer. Fuente: Wikipedia

Para recorrerlo puedes coger un taxi acuático desde el que podrás contemplar las mezquitas, escuelas y casas de madera que en él se erigen. También podrás visitar la Galería Cultural y Turística. Un centro de interpretación que te mostrará como era Brunéi antes de su despegue económico.

Contemplar la Mezquita de Omar Ali Saifuddien y sus alrededores

Ubicada en la capital y rodeada de un impresionante lago artificial. En ella hay lujo por todos los costados. Lamparas de araña traídas desde Gran Bretaña, alfombras de Arabia Saudí, mármol de Italia y sobre todo, mucho oro. Destacando su impresionante cúpula y su torre o minarete. Por cierto que éste es el de mayor altura de la ciudad y no se puede construir ninguno que sea más alto.

Mezquita de Omar Ali Saifuddien

En torno a ella, hay multitud de restaurantes y centros comerciales y la vida nocturna es de lo más animada en la zona. Eso sí, no podrás beber alcohol pues está prohibido ya que es un estado musulmán.

Descubrir el Museo de los Presentes reales de Brunéi

Es otro de los espacios que no te puedes perder de Brunéi. Y es que allí podrás contemplar los ostentosos regalos que el sultán de este país ha recibido. Se trata de un edificio de dimensiones colosales en el que destaca la cúpula dorada. Dentro podrás encontrar tejidos, collares, cuadros, maquetas y 40 sombrillas de diversos colores.

Sumergirte para disfrutar de sus arrecifes

Otra de las actividades que puedes hacer en Brunéi es hacer submarinismo por sus arrecifes. Podrás contemplar muchos arrecifes casi intactos en los que viven una gran inmensidad de peces y demás especies marinas. Así como una gran cantidad de barcos hundidos. Sobre todo en la playa de Serasa.

Playas de Brunéi

Pasar un día en el parque de atracciones más caro de sudeste asiático

Se trata del Jerudong Park. Un inmenso parque de atracciones financiado y construido por el gobierno de Brunei. Se encuentra en Jerudong, distrito de Brunei-Muara. Y si tienes tiempo puedes pasar un impresionante día entre montañas rusas y atracciones de infarto. Y además, si tienes suerte podrás asistir a alguno de los conciertos que allí se celebran.


Disfrutar de su variada gastronomía

Ambuyat. Fuente: Wikipedia

Un tipo de gastronomía a la usanza de Asia en la que el arroz es el claro protagonista. Se encuentra muy influenciada por la cocina china o india y destaca el ambuyat. Un plato a base de la médula del arbol sagú que se muele y mezcla con agua. Cuyo complemento son mezcla de chile picante y gambas. También son características las sopas y los platos a base de noodles y arroz. Que se mezclan con coco, buey y verduras. Muy condimentados y picantes.

Como habrás visto, Brunéi ofrece de todo. Un impresionante y virgen entorno natural, edificios impactantes, zonas de recreo y compras. Y una gastronomía de lo más original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here