4/5 - (1 voto)

Hay edificios que albergan impresionantes historias detrás, sitios de los que descubrimos su pasado y no podemos evitar sorprendernos, ante el aspecto o el uso que se le da en la actualidad. Pasa con templos y con castillos, pero también con lugares tan escabrosos como las cárceles.

Te proponemos hoy un viaje muy singular para descubrir estas ocho cárceles reconvertidas en hoteles, donde puedes dormir en tus próximas vacaciones. Si te gustan los alojamientos singulares, estos los disfrutarás mucho.

Cárceles reconvertidas en hoteles

The Liberty Hotel (Boston, Estados Unidos)

The Liberty Hotel
The Liberty Hotel/Foto: https://libertyhotel.com

En los Estados Unidos la antigua cárcel de Boston en Charles Street se convirtió en el actual Liberty Hotel (215 Charles St, Boston, MA 02114, Estados Unidos). Su historia se remonta a mediados del siglo XIX, cuando se levantó el edificio, en donde estuvieron prisioneras personalidades como Malcom X.

La prisión estuvo en funcionamiento hasta 1990, pero en los años posteriores, tras numerosas reformas y más de 100 millones de euros, la cárcel se transformó en este hotel de lujo de cuatro estrellas, en pleno distrito de Beacon Hill. Puedes elegir para hospedarte entre sus 298 habitaciones con vistas al río y a la ciudad. Es posible realizar visitas guiadas de 30 minutos por el edificio para descubrir su historia, que se termina con la invitación a una copa de champán.

Courthouse Hotel (Londres, Reino Unido)

Courthouse Hotel
Courthouse hotel/Foto: shoreditch.courthouse-hotel.com

En el Soho de Londres (Reino Unido), el Courthouse Hotel (19, 21 Great Marlborough St, London W1F 7HL, Reino Unido) era una antigua corte de justicia con su cárcel provisional. En ella estuvieron encerrados artistas como Mick Jagger en 1970, cuando se le acusó de posesión de cannabis, al igual que el escritor Oscar Wilde, pues fue aquí donde se desarrolló el célebre caso Queensbury.

Algunas de las mesas de las celdas y los bancos que antes estaban en el juzgado y en la sala de vistas, se han reutilizado en su bar y restaurante. Puedes tomar algo en el Jailhouse Bar y comer o cenar en el Judge & Jury. El aspecto de todo el conjunto es tan lujoso que sorprende que esto fuera una antigua cárcel.

Het Arresthuis (Roermond, Países Bajos)

Het Arresthuis/Foto: www.hetarresthuis.nl

En la localidad de Roermond, en los Países Bajos, se ubica el Het Arresthuis (Pollartstraat 7, 6041 GC Roermond, Países Bajos). Este hotel de cinco estrellas se encuentra en el mismo edificio que sirvió como prisión entre los años 1863 y 2007. De hecho, como nombre de las suites, se escogieron términos que hicieran alusión a su antiguo uso, como carcelero, director, juez y abogado. También dispone de sala de té y de restaurante en el mismo lugar donde se encontraba el patio de la prisión.

Aunque no te alojes en el hotel, se ofrecen visitas guiadas de unos 30 minutos de duración para que puedas descubrir sus secretos.

Hotel Långholmen (Estocolmo, Suecia)

En Suecia también tienes la posibilidad de hospedarte en un lugar único. Y es que en Estocolmo se encuentra el Hotel Långholmen. El edificio decimonónico es la antigua cárcel de la isla Långholmen, denominado Centro de Detención Preventiva de la Corona (Krononnhäktet), que estuvo operativo hasta 1975, aunque ahora ofrezca habitaciones con todas las comodidades para los turistas.

No obstante, todavía conserva elementos decorativos de lo que fue la prisión. Tanto es así que alberga un interesante museo al respecto. En él puedes visitar la exposición permanente From Crime to Chains, donde descubrir su pasado. El hotel se localiza a solo diez minutos en coche del centro de Estocolmo y los principales museos de la ciudad.

Malmaison Oxford (Oxford, Reino Unido)

Malmaison Oxford
Malmaison Oxford/Foto: www.malmaison.com

En Oxford (Inglaterra), se localiza una auténtica cárcel victoriana: Malmaison Oxford (Oxford Castle, 3 New Rd, Oxford OX1 1AY, Reino Unido), aunque en la actualidad es un lujoso hotel de cuatro estrellas que conserva algunos de sus antiguos elementos, como los barrotes en las ventanas.

Los orígenes de Malmaison se remontan al siglo XI, cuando se levantó como un castillo medieval. Pero en el siglo XX pasó a formar parte de la HM Prison Oxford. Sirvió como cárcel hasta el año 1996, cuando fue remodelada y reconvertida en el actual hotel de 95 habitaciones.

Hostel Celica (Liubliana, Estonia)

Hostel Celica (antigua cárcel)
Hostel Celica/Foto: www.hostelcelica.com

Pero si quieres huir de hoteles de lujo y quieres descubrir cómo se siente uno al dormir en una cárcel, solo con un catres y rejas, sin ventanas y apenas con un ventanuco, puedes ir a la ciudad estonia de Liubliana.

En este lugar se localiza el Hostel Celica (Metelkova ulica 8, 1000 Ljubljana, Eslovenia), de dos estrellas, el cual mantiene las veinte celdas que alberga casi igual a cuando era una cárcel; incluso cuenta con una habitación comunitaria para los viajes en grupo, donde pueden dormir hasta siete personas.

The Old Mount Gambier Gaol (Australia)

Una de las antiguas cárceles australianas también se convirtió en un hotel donde puedes alojarte si lo deseas. Se trata de The Old Mount Gambier Gaol (25 Margaret St, Mount Gambier SA 5290, Australia), que sirvió de prisión entre los años 1866 y 1995. En este alojamiento al sur del país se ofrecen tres tipos de habitaciones: las celdas, las de tipo hostel y las privadas. También es posible realizar una visita por los espacios de la antigua prisión, como los patios, la capilla y la librería.

Four Seasons Sultanahmet (Estambul, Turquía)

Estambul
Four Seasons Estambul/Foto: www.fourseasons.com

Uno de los hoteles de lujo más imponentes de la cadena hotelera Four Seasons, también fue una de esas antiguas cárceles en las que puedes alojarte en la actualidad. Se trata del Four Seasons Sultanahmet (Sultanahmet, Tevkifhane Sk. No:1, 34122, Turquía), en pleno centro histórico de Estambul (Turquía). Ubicada junto al Palacio de Justicia, entre 1918 y 1969, sirvió como prisión.

La prisión, que posteriormente fue reconvertida en el hotel, fue diseñada en estilo neoclásico por Mimar Kemaleddin Bey, aunque ahora parezca increíble que ese fuera su uso. Sus ostentosas 65 habitaciones y suites cuentan con todo lujo de detalles, además de contar en sus instalaciones con restaurantes, spa, salones de reuniones y hermosos jardines.

  • Etiquetas
  • Australia
  • cárceles
  • Estados Unidos
  • hoteles
  • Reino Unido
  • Suecia
DEJA UNA RESPUESTA
Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí