Valoración post

Cada año, el Puente de Todos los Santos es un momento estupendo para realizar una escapada antes de que llegue el ajetreo de la Navidad. Sin duda, el otoño se presta a ello y las opciones que tenemos son de lo más diversas sin necesidad de irse muy lejos.

Para que descanses y puedas disfrutar del turismo activo y de lugares donde recargar energías y desconectar del mundo, te proponemos una quincena de pueblos para visitar durante este puente en distintas comunidades autónomas españolas, de mayor o menor tamaño. ¿Te apuntas?

15 ideas para escaparse en el Puente de Todos los Santos

1Arenas de Iguña (Cantabria)

Palacio de los Hornillos
Palacio de los Hornillos/Wikimedia María Victoria Gómez Fernández CC BY-SA 3.0

Uno de los pueblos perfectos para una escapada en Cantabria durante el puente es Arenas de Iguña. Con su entorno natural y su patrimonio etnográfico y arquitectónico, te sorprenderán sus casonas de entre los siglos XVII y XVIII, los edificios religiosos como la iglesia de San Esteban (Av. General, 38, 39450 Arenas de Iguña, Cantabria), la ermita de San Antón (Av. General, 262, 39450 Arenas de Iguña, Cantabria), la ermita de Santa Lucía (Av. General, 179, 39450 Arenas de Iguña, Cantabria) y la neoclásica iglesia de San Jorge (Lugar Barrio Arenas de Iguña, 108, 39450, Cantabria).

Además, puedes acercarte a visitar la necrópolis de San Juan de Raicedo y recorrer los exteriores de la finca del Palacio de los Hornillos, donde se rodó la película Los otros de Alejandro Amenábar.

2Belorado (Burgos)

Belorado
Belorado/Depositphotos

Belorado se encuentra a 45 minutos en coche de la ciudad de Burgos (Castilla y León). Se trata de un bonito pueblo que alberga varios puntos de interés, como el Museo Internacional Radiotransmisión Bocanegra (C. Juan Sebastián Elcano, 17, 09250 Belorado, Burgos), dedicado a la radiocomunicación y ubicado en un silo antiguo, y la ermita de Nuestra Señora de Belén (Est. Logroño-Vigo, 15, 09250 Belorado, Burgos).

Entre sus construcciones más emblemáticas destacan el monasterio de Santa Clara (Plaza de Santa Clara, s/n, 09250 Belorado, Burgos) y el puente romano sobre el río Tirón. Además, tienes la posibilidad de acercarte hasta el complejo minero de Puras de Villafranca (Diseminado Puras, 7, 09258 Puras de Villafranca, Burgos) y a la cueva de Fuentemolinos (Cam. de Rábanos a Puras, 09258 Belorado, Burgos), a 10 minutos en coche, así como realizar diversas rutas de senderismo por el entorno.

3Cehegín (Murcia)

Cehegín
Cehegín/Depositphotos

Cehegín es uno de los pueblos más bonitos de Murcia. Catalogado como Conjunto Histórico-Artístico, no debes perderte la visita al Museo Arqueológico Municipal (Pl. del Castillo, 1, 30430 Cehegín, Murcia) para conocer su pasado. Luego, callejea por el casco antiguo para descubrir ermitas, iglesias y monumentos civiles como la Casa del Conde de Campillos (calle López Chicheri, 30430, Cehegín, Murcia), la Casa de Doña Blanca, el Palacio de los Fajardo (Pl. del Castillo, 2, 30430 Cehegín, Murcia) y la plaza de toros Pepe Navarro (Av. Plaza de Toros, 30430 Cehegín, Murcia), entre otros, sin olvidar sus característicos soportales. Un destino ideal a 70 kilómetros de la ciudad de Murcia y a 7 kilómetros de Caravaca de la Cruz.

4Celanova (Ourense)

Celanova
Celanova/Dopositphotos

En la provincia gallega de Ourense, la localidad de Celanova te espera en una ubicación perfecta para disfrutar de la historia y la naturaleza. El monumento principal del pueblo es el monasterio de San Salvador, catalogado como Monumento Nacional, junto al cual se encuentra la hermosa capilla mozárabe de San Miguel.

Recorre el casco antiguo y contempla las casas blasonadas y las plazas, pasea por el Parque da Alameda y visita la casa museo del poeta Manuel Curros Enríquez (Rúa Manuel Curros Enríquez, 37, 32800 Celanova, Ourense). Y no olvides dar una vuelta por el Mercado de Abastos. Además, en las cercanías de Celanova, se localizan lugares perfectos para ir a conocer, como el yacimiento celta de Castromao (Aldea Castromao, 7, 32815 Castromao, Ourense) y la villa medieval de Vilanova dos Infantes, así como las caldas o termas romanas de Bande y el espectacular campamento romano de Aquis Querquennis (32846 Porto-Quintela,Ourense).

5Durango (Bilbao)

Durango
Durango/Wikimedia Zarateman CC0

En el municipio bilbaíno del Duranguesado se encuentra Durango. Este pueblo, próximo al Parque Natural de Urkiola, es perfecto para una escapada durante un puente festivo o un fin de semana. La posibilidad de recorrer senderos y ascender a las cimas de sus montañas, junto con la visita al patrimonio arquitectónico de la localidad, constituyen una combinación perfecta para satisfacer a todo tipo de viajeros, sin olvidar la gastronomía de la tierra vasca.

Recorre su casco antiguo para descubrir la basílica de Santa María de Uribarri (Uribarri Kalea, s/n, 48200 Durango, Bizkaia), así como la renacentista Torre de Lariz, el Palacio Asterloa (Pinondo Plaza, 4, 48200 Durango, Bizkaia) y el Museo de Arte e Historia de Durango (San Agustinalde Kalea, 16, 48200 Durango, Bizkaia). La localidad se encuentra a 34 kilómetros de Bilbao.

6Jaraba (Zaragoza)

Jaraba
Jaraba/Depositphotos

En la provincia aragonesa de Zaragoza está Jaraba. El pueblo alberga sitios de interés como el ayuntamiento (Pl. Afán de Rivera, 3, 50237 Jaraba, Zaragoza), la iglesia de la Transfiguración (C. Enmedio, 50237 Jaraba, Zaragoza), los humilladeros, la fuente monumento al agua y las numerosas muestras de arquitectura tradicional de carácter etnográfico en las proximidades al río Mesa, como los apriscos ganaderos.

Pero sin duda lo que más llama la atención es el santuario de Nuestra Señora de Jaraba, al principio del barranco de la Hoz Seca. El conjunto arquitectónico, de entre los siglos XIII y XVIII, sorprende por su ubicación en las rocas, con la iglesia y la casa del santero. En la oficina de turismo se organizan visitas guiadas a grupos. Además, en las proximidades se encuentra el cañón del río Mesa, un sitio perfecto para la observación de buitres. Puedes seguir alguna de las rutas ornitológicas para descubrirlos.

7A Armenteira (Pontevedra)

Armenteira
Ruta río Armenteira (Meis)/Depositphotos

En la provincia de Pontevedra (Galicia) se encuentra el pequeño pueblo de A Armenteira en el concello de Meis. Constituye un lugar perfecto para relajarse, disfrutar de la naturaleza, la gastronomía gallega y descubrir el monasterio de Armenteira, del siglo XII, que también dispone de hospedería.

No te pierdas la ruta de la Piedra y el Agua, de siete kilómetros de longitud, que sigue la senda junto al río Armenteira pasando junto a sus molinos fluviales. En la ruta podrás descubrir también el conjunto escultórico Aldea Labrega, con estatuas de piedra que representan hórreos, animales, personas y lavaderos. También vale la pena acercarse hasta la reserva natural del Bosque de Colón- Secuoyas Poio. Y si lo tuyo es el enoturismo, visita alguna bodega de Albariño de la región, como la del Pazo de Señoráns.

8Mutriku (Gipuzkoa)

Mutriku
Mutriku/Depositphotos

Si lo que prefieres para este puente es refugiarte en una villa marinera, te encantará Mutriku, en Gipuzkoa (País Vasco). Pasea por el puerto, descubre su trazado medieval y admira monumentos como el de Churruca, templos como la iglesia de la Asunción (Txurruka Plaza, 7W, 20830 Mutriku, Gipuzkoa) y construcciones civiles como el Palacio Arrietakua (Conde de Motrico Kalea, 9, 20830 Mutriku, Gipuzkoa).

No olvides visitar el Centro de Interpretación Geológica Nautilus (Jose Antonio Ezeiza Kalea, 3, 20830 Mutriku, Gipuzkoa) y recuerda que el lugar es perfecto para degustar la gastronomía vasca. Además, si recorres la costa, verás alguno de los tramos más bellos del litoral de la comunidad.

9Porto Colom (Mallorca)

Porto Colom
Porto Colom/Pixabay

Los pueblos de Mallorca también son una estupenda opción para estos días de otoño. Porto Colom es buen ejemplo de ello. Se trata de un antiguo pueblo de pescadores donde se conservan sus casas marineras y su faro, en activo desde 1863. Recorre su casco antiguo, con la Plaza de Sant Jaume y la Carrer de la Mar, pasea por la bahía, degusta una buena caldereta de pescado en sus restaurantes y descansa en la cala Marçal. Un plan ideal para recargar las pilas en las islas Baleares durante el puente.

10Puerto Lápice (Ciudad Real)

Puerto Lápice
Puerto Lápice/Turismo Ciudad Real www.turismociudadreal.com

Puerto Lápice no es de los pueblos más conocidos de Castilla-La Mancha, pero sí uno de los más bellos. La arquitectura tradicional manchega de la casas, ventas como la de don Quijote y los soportales de la Plaza Mayor son sus señas de identidad, al igual que el par de molinos de viento que se alzan en el cerro de La Sierrecilla.

Pero tampoco olvides visitar la iglesia de Nuestra Señora del Buen Consejo y San Antón (Callejón del, Cjón. Encinar, 2, 13650 Puerto Lápice, Ciudad Real), y la calzada romana.

11Roda de Isábena (Huesca)

Roda de Isábena
Roda de Isábena/Depositphotos

Roda de Isábena, en Huesca (Aragón), se caracteriza por ser el pueblo más pequeño del país que cuenta con lo que fue una catedral. Y es que esta villa medieval era la sede episcopal del condado de Ribagorza, y todavía conserva toda su belleza. Sus callejuelas estrechas, sus pasadizos, sus portadas y sus murallas sorprenden siempre al visitante, así como la catedral de San Vicente (Pl. Mayor Roda de Isábena, 4, 22482 Roda de Isábena, Huesca), de estilo románico lombardo, al lado de la cual se encuentra el palacio del Prior, del siglo XVI.

Visita también el museo Tierra, Mar y Aire (C. Pedro Pac, 22482 Roda de Isábena, Huesca) y los miradores del pueblo. Un destino perfecto, a hora y media en coche de Huesca, para enamorarte de esta provincia aragonesa.

12Solsona (Lleida)

Solsona
Solsona/Depositphotos

Solsona es uno de los destinos que no puedes perderte en Lleida (Cataluña). Recorre las calles de su casco antiguo, visita la catedral de Santa Maria (Carrer de les Campanes, 1, 25280 Solsona, Lleida), el museo Palau Llobera (Carrer dels Dominics, 10, 25280 Solsona, Lleida), el museo Quarto dels Gegants (Carrer de Sant Llorenç, 33, 25280 Solsona, Lleida) y la Torre de les Hores (Carrer del Castell, 17, 25280 Solsona, Lleida), y pasea por el parque de la Mare de la Font (Carretera de Bassella, Km 1.5, 25280 Solsona, Lleida).

Pero tampoco olvides admirar los edificios modernistas de Solsona, seguir la Ruta de las cabezas de viga y contemplar la poza de hielo. Y si tienes tiempo, vale la pena acercarse hasta el Salí de Cambrils, que constituye la única salina de montaña de la comunidad catalana.

13Ujué (Navarra)

Ujué
Ujué/Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra fcpatrimoniodenavarra.com

El pequeño pueblo medieval de Ujué, en Navarra, es otra elección ideal para pasar unos días. A unos 53 kilómetros de Pamplona, se encuentra sobre una montaña que domina la sierra de Ujué. Este enclave, a 815 metros de altitud sobre el nivel del mar, contribuye a que desde él se contemplen unas excelentes vistas. Sin olvidar el placer de recorrer sus calles, descubrir sus antiguas casas y admirar la iglesia-fortaleza de de Santa María (C. Sta. María, 1, 31496 Ujué, Navarra), de entre los siglos XI y XIV.

14Ullastret (Girona)

Ullastret
Ullastret/Depositphotos

En el interior de la provincia catalana de Girona se encuentra Ullastret. Uno de los puntos de interés más relevante del pueblo es el poblado ibérico del siglo VI a. C., el de mayor tamaño descubierto hasta la fecha en Cataluña. Pero además de visitar este yacimiento arqueológico, te encantará conocer el casco antiguo, donde se conserva buena parte de su pasado medieval.

Entre las visitas obligadas es necesario mencionar la iglesia de Sant Pere (Carrer Fort, 12, 17114 Ullastret, Girona), la Torre Presó (Carrer Presó, 3, 17114 Ullastret, Girona) y el Museo de Arqueología de Cataluña – Ullastret (c/ Afores, s/n. Puig de, 17114 Ullastret, Girona), y no dejes de degustar en sus restaurantes lo mejor de la gastronomía de la región, además de visitar la lonja (Carrer Major, 1, 17114 Ullastret, Girona).

15Viavélez (Asturias)

Viavélez (pueblo asturiano)
Viavélez/Depositphotos

Viavélez es un pequeño pueblo de pescadores en Asturias, perfecto si lo que quieres es disfrutar de unos días de tranquilidad en el norte del país. El que fue el lugar de nacimiento de la escritora Corín Tellado se localiza en la comarca de El Franco, rodeado de acantilados, y en él destacan sus casas coloridas y con balconadas, además de sus miradores. Y no olvides que el bonito pueblo de Tapia de Casariego solo queda a 10 kilómetros, por lo que también puedes aprovechar para conocerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí