¿Quién no ha soñado con adentrarse en inhóspitos parajes a bordo del tren más largo del mundo? Hace más de 100 años se inauguró el recorrido ferroviario más largo que existe y que va desde Moscú hasta el mar de Japón, 10.000 kilómetros de aventuras a través de lo más profundo del enorme territorio ruso hasta llegar a Mongolia, China y Corea del Norte.

Si te digo que el nombre en ruso de este tren significa “poder sobre Oriente” te imaginas que la conexión de la Rusia europea con su parte asiática es tan diferente como conectar dos continentes  que aunque unidos por un mismo y enorme país poseen dos formas de ver el mundo en el que viven. Para descubrirlas el Transiberiano es una de las formas más auténticas. Esta es una aventura a través de algunas de las regiones menos visitadas del planeta. Una inmersión en una película contigo como protagonista principal. ¿Te subes?

¿Qué esperar del Transiberiano?

Transiberiano

El Transiberiano es un viaje sin prisa. Dicen que se puede hacer en 7 días pero lo mejor es considerarlo como una cocción a fuego lento e ir añadiéndole paradas que te permitan descubrir los magníficos lugares por los que pasarás. Como se suele decir, el objetivo no es llegar a la meta sino el camino que recorres antes de tu llegada.


El Transiberiano no es un tren pensado para turistas sino para locales rusos, mongoles o chinos que se desplazan dentro de este enorme territorio. Compartir este trayecto con ellos es convertirte en uno más y observar las enormes diferencias culturales, y también las similitudes.

Para ser más precisos, el Transiberiano no es un único tren sino una red ferroviaria con una ruta principal que atraviesa Rusia desde Moscú hasta Vladivostok en la costa del Pacífico pasando por 8 zonas horarias diferentes. A través de los otros ramales que existen nos adentramos en zonas tan magníficas como la estepa, el desierto de Gobi o la Gran Muralla china.

Los dos ramales secundarios más conocidos son el Transmongoliano (atravesando Siberia y Mongolia y llegando a Pekín) y el Transmanchuriano (recorriendo el Noreste y Sudeste de China hasta Pekín).

Datos que necesitas antes de viajar y consejos prácticos

Precios y billetes

Transiberiano

El precio del viaje variará mucho dependiendo del tipo de billete, si lo haces a través de agencia o por tu cuenta, si vas solo o acompañado, si quieres conocer sólo Rusia o también otras zonas, etc.

Las opciones para comprar billetes online cada vez son más fáciles. Y también hay cada vez más webs muy útiles en inglés y en español.  Es importante tener en cuenta los diferentes vagones y tipos de billete así que tómate tu tiempo para la investigación. Si eres un viajero que prefiere la comodidad puedes seleccionar trayectos exclusivos en trenes de lujo como el Golden Eagle o el Tsar’s Gold con su propio recorrido y extras muy especiales solo disponibles en estos trenes.

Si lo que quieres es vivir la experiencia 100% local lo mejor es la línea regular donde te mezclarás con personas muy diferentes a ti. Te doy un dato, haciéndolo por tu cuenta y bien organizado te puede salir por unos 1.500-2.000 eur.

 Las Rutas

Moscú – Foto de Michael Parulava 

Lo esencial es escoger bien las rutas que mejor se adapten al viaje que queremos hacer porque hay muchas alternativas. Deberemos tener en cuenta si viajamos solos o en compañía, los países que nos gustaría descubrir, las paradas que haremos, etc. Te recomiendo una web muy interesante de Irena, una rusa afincada en España que da una información muy clara y fácil para que puedas planificar tu viaje y aprovecharlo al máximo.

La ruta principal del Transiberiano: de Moscú a Vladivostok

Es el recorrido clásico y va de Moscú a Vladivostok por la primera vía que se construyó. Se trata de casi 10.000 kilómetros de estepa y taiga. La taiga es un bosque boreal que forma el área forestal más grande de la Tierra. Esta vía hace en total una duración de 6-7 días hasta la costa del Océano Pacífico. Se recorren lugares tan imponentes como el lago Baikal y tan uniformes y extensos como la taiga o la estepa.

El Transmongoliano: de Moscú a Pekín pasando por Ulán Bator (Mongolia)

Desierto del Gobi

Es una ruta muy popular dada su diversidad en el recorrido. Pasaremos por tres países diferentes, tres culturas, multitud de costumbres, idiomas y dialectos. Se trata de una ruta que aporta una gran riqueza.

Para realizarla cogeremos el convoy semanal chino K3/4 cuyo recorrido tiene una duración de 5-6 días saliendo de Pekín hasta Moscú y pasando por Dàtóng y Èrlián en China, Ulán Bator en Mongolia y Ulán-Udé en Rusia. Uno de los puntos más famosos en su recorrido es el desierto de Gobi, en Mongolia. Existen agencias que ofrecen además la parada de alguna noche en el desierto en una yurta tradicional.

El Transmanchuriano: de Moscú a Pekín pasando por Manchuria

El Transmanchuriano es un tren semanal eminentemente usado por rusos o chinos que usan tramos breves. El viaje dura 6 días y recorre casi 9.000 kilómetros desde Moscú a Pekín. Este tren no pasa por Mongolia así que sólo son necesarios visados para China y Rusia.

Línea Principal Baikal-Amur (BAM)

Lago Baikal

Es una ruta alternativa que recorre casi 4.800 kilómetros al este de Moscú, bordea la parte norte del lago Baikal y termina al este de Taishet.  Esta ruta atraviesa increíbles paisajes con montañas a más de 3.000 metros de altura y nos muestra una espectacular zona de taiga. Las vistas sobre la presa del embalse de Bratsk entre acantilados dicen son las más impresionantes de todo el Transiberiano.

Cinco consejos imprescindibles

  • La mejor época para ir es de Junio a Septiembre, cuando el clima es menos extremo y los días son más largos.
  • Organizar el viaje por tramos. 10.000 km son muchos para hacer en una sola atacada. Lo ideal es alternarlos con paradas y alguna noche de hotel en los lugares más recomendados.
  • Si eliges la línea regular (lo más recomendado) lo mejor es viajar en segunda clase, con compartimentos cerrados para cuatro personas.
  • Las mejores paradas: Moscú, Súzdal, Nizhni-Nóvgorod, Ekaterimburgo, Novosibirsk, Krasnoyarsk, Irkutsk, el lago Baikal, Ulán-Udé, el valle de Barguzín y Vladivostok.
  • Compra tu propia comida y súbela al tren si no quieres inflar tu presupuesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here