5/5 - (1 voto)

El mundo del sake se ha unido en España para apoyar a una de las regiones japonesas más emblemáticas tras un devastador desastre natural. El 1 de enero, un terremoto de magnitud 7,6 sacudió la Prefectura de Ishikawa, Japón, dejando tras de sí un rastro de destrucción, especialmente en la península de Noto, conocida por sus históricas bodegas de sake. La catástrofe no solo afectó a la infraestructura local sino que también puso en peligro la continuidad de una tradición centenaria en la producción de esta apreciada bebida.

La respuesta de la comunidad internacional no se hizo esperar. “Help Japan” es la campaña lanzada por entusiastas y profesionales del sake, destinada a recaudar fondos para la recuperación de las bodegas afectadas y para asistir a los residentes de Ishikawa, muchos de los cuales se enfrentan a la escasez de recursos básicos como agua potable y electricidad.

Del 27 al 29 de febrero, una serie de eventos gastronómicos tendrán lugar en diversos puntos del país, desde Santander hasta Barcelona, pasando por Bilbao, Madrid, Ibiza, y Badajoz. Estas veladas no solo prometen ser una muestra de la rica gastronomía japonesa y su armonía con el sake, sino también un gesto de fraternidad hacia las víctimas del terremoto.

Entre los participantes se encuentra el restaurante Olivia en Santander, cuya oferta de un menú degustación con maridaje de sake promete deleitar a los comensales. Bilbao se suma a la iniciativa con una experiencia culinaria única en Kitxen, mientras que en Barcelona, el Sake Bar Dos Palillos y La Nave de Sake están preparando cenas en torno al licor japonés. Madrid, Ibiza, y Badajoz no se quedan atrás, con eventos que incluyen catas benéficas y menús especiales diseñados para la ocasión.

La creatividad también brilla en el cartel de la campaña, diseñado por Quim Marin y su equipo, que simboliza la resiliencia y la recuperación mediante la representación de un tokkuri (recipiente tradicional para el sake) restaurado con la técnica del kintsugi.

Detrás de esta movilización se encuentra un equipo de renombrados profesionales y amantes del sake, incluyendo a Felipe Urbano y Rosa Rivas en la coordinación, y el apoyo de personalidades como Roger Ortuño Flamerich, Embajador de Buena Voluntad de la Gastronomía Japonesa, y Antoni Campins, autor y productor de sake, entre muchos otros que han puesto su granito de arena para hacer de “Help Japan” una realidad.

Este esfuerzo colectivo no solo subraya la importancia del sake en la cultura japonesa, sino que también demuestra el poder de la solidaridad internacional frente a la adversidad. Una copa de sake nunca había significado tanto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí