Queda poco tiempo para que llegue la Navidad y en Ámsterdam ya tienen las calles decoradas con muchas luces de colores para recibir a su propia versión de Papá Noel, el Sinterklaas, que se celebra la noche que va del 5 al 6 de diciembre y es comúnmente conocido como San Nicolás.

Uno de los principales canales de Amsterdam

Así no solo en Holanda sino en todos los Países Bajos, los regalos no provienen de Oriente o de Finlandia, ¡llegan de España!, ya que según la tradición San Nicolás arriba con un barco de vapor desde Madrid (nada menos) a las costas neerlandesas. Una vez desembarcado, monta en un caballo blanco llamado Amerigo, y acompañado de su ayudante Pedrito, recorren la ciudad lanzando pepernoten (unas galletitas especiadas) a la gente.

El evento es muy trascendental en Holanda y la llegada del “barco de Sinterklaas” se retransmite en directo por la televisión y goza de gran repercusión mediática similar o mayor que las cabalgatas de reyes en nuestro país.


¿Por qué viene de tierras españolas San Nicolás?

Sinterklaas trae alegría a niños holandeses

Como en toda leyenda las versiones son muchas y muy variopintas, pero la más arraigada se basa en la figura del obispo San Nicolás de Bari. Así se cuenta que ante la conquista de la ciudad de Mira -ciudad donde estuvo destinado el obispo- los restos mortales del santo se trasladaron a Bari, en la isla de Sicilia. Cabe considerar que en el siglo XVI ese territorio pertenecía a España. Del hecho de que los restos de San Nicolás se encontraran en Bari surge la tradición según la cual San Nicolás viene de España.

Aunque como relataba antes si indagas un poco encontraras muchas y muy variadas explicaciones.

¿Cuándo es su festividad?

Este santo murió el 6 de diciembre del año 345, es por esta razón que en esta fecha se celebra su festividad especialmente en los Países Bajos aunque con mucha incidencia en norte y noreste de Francia, Alemania, Austria, Hungría o Croacia entre otros muchos territorios.

San Nicolás inspiró la creación de Santa Claus

Aunque en la actualidad todos asumimos la figura de Santa Claus por “imposición” estadounidense, la realidad es que “Santa” vio su origen en San Nicolás durante el siglo XIX en la colonia holandesa norteamericana de Nueva Ámsterdam. Su aparición es fruto de la adaptación al inglés del nombre Sinterklaas que derivó en Santa Claus.

Sin querer entrar a desgranar la historia de los EEUU, aunque os recomiendo que indaguéis por vuestra cuenta, años más tarde la ciudad fue tomada por los ingleses cambiando su nombre a la conocida Nueva York y extendiendo la figura de Santa Claus por el resto de sus colonias y Europa.

Para finalizar cabe destacar una diferencia importante entre el original (San Nicolás) y la réplica (Santa Claus) y es su procedencia histórica. Y mientras el norteamericano llega cargado de regalos desde el Polo Norte, el holandés llega desde España… sin duda mucho mejor 🙂

¿Cómo va vestido el “Papá Noel” holandés?

San Nicolás. Imagen: Wikipedia / Archivo parroquial de Cocentaina

El Sinterklaas es una mezcla entre un Rey Mago y Papá Noel y la acompañan unos ayudantes denominados ‘Zwarte Pieten’, los Pedros Negros, que son unos niños que están manchados de hollín por bajar de las chimeneas para dejar los regalos en los zapatos de los niños. Sobre esto es curioso puntualizar que hasta la Segunda Guerra Mundial San Nicolás tenía un único ayudante. Todo se torció tras la liberación de los Países Bajos por tropas canadienses, los soldados extranjeros ayudaron a organizar la primera fiesta de San Nicolás de la posguerra pensando que si un Zwarte Piet era simpático, un gran grupo de ellos sería aún mejor.

El atuendo de San Nicolás encaja con la figura de un obispo de su época, lo que explica el atuendo rojo y blanco, así como sus accesorios: la mitra o el báculo.

La leyenda además le atañe cuantiosos milagros, la práctica totalidad relacionados con niños, de donde se puede enlazar con los presentes que acerca cada navidad a los pequeños de la casa.

Una tradición familiar y arraigada en la sociedad holandesa

El Efteling Park es un Parque Temático de Hadas ubicado en Holanda

Hay que contar con que esta tradición es muy profunda y tiene gran seguimiento, no solo a nivel de hogar, también en los trabajos, pues en muchas empresas dejan que los trabajadores puedan salir antes de tiempo para que puedan llegar a tiempo para la fiesta.

El horario nocturno es el elegido para dar los regalos de mayor importancia, siendo empaquetados de la manera más creativa. Algo curioso es que los regalos suelen venir con un poema donde la sátira es la protagonista sobre la persona que recibe el regalo, que tendrá que leerlo en voz alta.

El próximo día 6 de diciembre recordemos que mientras en España celebramos la fiesta de la Constitución, los niños holandeses y los de Austria, Alemania, Suiza, Polonia o Luxemburgo pasan el día disfrutando de los regalos que les ha dejado San Nicolás. Un hombre mágico que llega desde España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here