5/5 - (1 voto)

España cuenta con espacios naturales increíbles en la costa y en el interior. Parques naturales, bosques, paisajes costeros y de interior se suceden por el país. En ellos encontrarás sitios perfectos para disfrutar de actividades al aire libre y el turismo activo. Si quieres divertirte con los deportes de invierno en las épocas más frías o pasar un verano en alta montaña, los destinos que te traemos hoy te encantarán.

Si te apetece conocer lugares únicos, donde además de ello puedes pasar las vacaciones en acogedores pueblos, no te pierdas los valles más impresionantes de España. Aquí tienes media docena de ellos que resultan imprescindibles.

Valle de Ayala (País Vasco)

Valle de Ayala
Vaya de Ayala/Foto: Depositphotos

Entre las provincias vascas de Bizkaia y Álava se extiende el valle de Ayala. Puedes conocerlo siguiendo los senderos de la Sierra Salvada y en torno al río Nervión. El nacimiento de este, en el Cañón de Delika, es una de las rutas obligadas. Otra de las más recomendables es la que discurre entre las localidades de Artziniega y Quejana, con su imponente conjunto monumental, conocida como el Camino Real de la Sopeña. Y si quieres descubrir la zona de una forma única, anímate a recorrer la Ruta del Txakoli de Aiaraldea, imprescindible si disfrutas del enoturismo y el turismo gastronómico.

Valle de Benasque (Aragón)

Valle de Benasque
Valle de Benasque/Foto: Pixabay

En la provincia aragonesa de Huesca se localiza el hermoso valle de Benasque, en la comarca de La Ribagorza. Rodeado de imponentes montañas, en pleno Parque Natural Posets-Maladeta, encontrarás en él pueblos maravillosos. En invierno es posible disfrutar de la estación de esquí de Aramón Celer. El resto del año puedes practicar actividades al aire libre, realizar rutas de alta montaña y descubrir el patrimonio natural y arquitectónico de la región. Desde pueblos medievales como Benasque y Anciles podrás organizar rutas a los lugares más bellos del valle, como a la cascada del Forau D’Aiguallut, recorrer el Sendero botánico Gorgas de Alba e incluso subir al Pico Aneto.

Valle de Ordesa (Aragón)

Valle de Ordesa
Valle de Ordesa/Foto: Pixabay

También en Huesca (Aragón) se encuentra el valle de Ordesa. Se encuentra en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1997. En este paraíso puedes recorrer senderos para descubrir maravillosas cascadas, seguir la ruta hasta la Cola de Caballo, al fondo del valle, y asomarte al mirador de Calcilarruego.

Un buen punto de partida para conocer este paraje natural es el bonito pueblo de Torla, a hora y cuarto de la capital provincial. Aquí está el Centro de Visitantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Centro de Interpretación, Av. de Ordesa, 22376 Torla-Ordesa, Huesca), que permanece abierto todo el año, donde podrás informarte sobre los senderos y las actividades que te aguardan en este precioso lugar.

Valle de Valdeón (León)

Valle de Valdeón
Valle de Valdeón/Foto: Depositphotos

En el valle de Valdeón, en la provincia de León (Castilla y León), te adentrarás en el Parque Nacional de Picos de Europa. Visitar y alojarse en alguno de sus ocho acogedores pueblos, como la Posada de Valdeón, Caldevilla y Cordiñanes, siempre es un buen plan. Seguir sus senderos y practicar actividades al aire libre en un entorno único te encantará en cualquier momento del año. No te pierdas los miradores de Piedrashitas, del Pombo y de Valdeón, y acércate a recorrer la espectacular ruta del Carés. Y no dejes de degustar la gastronomía de la zona, como el queso azul de Valdeón, la Androja Caineja y la picaña de buey a la brasa.

Valle de Sóller (Mallorca)

Valle de Sóller

En la mallorquina Serra de Tramuntana hay un impresionante y precioso valle para escapar de las aglomeraciones y descubrir la otra cara de esta isla balear: el valle de Sóller. Y es que aquí no solo encontrarás pueblos históricos como Sóller sino también aldeas como Biniaraix y extensiones de cultivo y de árboles frutales. El hermoso valle es un destino perfecto para pasar las vacaciones en un lugar donde podrás disfrutar de la belleza de la montaña y la proximidad de idílicas playas. Senderismo, rutas en bici de montaña, submarinismo, barranquismo, deportes naúticos y golf son algunas de las actividades de ocio que te esperan en Mallorca.

Valle del Jerte (Extremadura)

Valle del Jerte
Valle del Jerte/Foto: Depositphoto

El valle del Jerte se cubre con un maravilloso manto blanco con la floración de los cerezos, durante los meses de marzo y abril. Sin duda, es una de las mejores épocas del año para visitar este lugar en la provincia de Cáceres (Extremadura), pero también resulta precioso en las demás estaciones.

Ubicado entre los montes de Traslasierra y la sierra de Tormantos, en el valle se suceden rutas de senderismo de distintos niveles de dificultad. Algunas de ellas discurren por sitios mágicos, como la de los Castaños Centenarios. Sin olvidar la que conduce hasta los Pilones, en plena Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos. Antes de recorrerla, lo mejor es que te acerques primero al Centro de Interpretación sobre la fauna y la flora de la Reserva Natural, situado en el paraje de los Arenales. Permanece abierto todos los días del año en horario de mañana y tarde.

Valle de La Orotava (Tenerife)

La Orotava
La Orotava y el Teide/Foto: Depositphotos

Uno de los lugares más bellos de Tenerife es el valle de La Orotava. Entre montañas y acantilados, te sorprenderá su paisaje de viñedos y plantaciones de plátanos, en un sitio perfecto para la práctica del senderismo. De tal modo, podrás elegir entre varias rutas perfectamente señalizadas con distintos niveles de dificultad.

Descubre el centro histórico de La Orotava, catalogado como Monumento de Interés Histórico-Artístico Nacional, desciende hasta el pueblo de Puerto de la Cruz y luego descansa en las playas de arena volcánica. Tampoco dejes de asomarte al mirador de Humboldt, llamado así en honor del científico naturalista alemán que se enamoró de la isla y, en especial, de este lugar cuando lo visitó a finales del siglo XVIII. Desde este mirador, podrás tomar impresionantes panorámicas del valle. Un paraíso que no puedes dejar de visitar en tu visita a esta isla canaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí