Arequipa es una preciosa ciudad que se ubica al sur del Perú, en la provincia y el departamento del mismo nombre. Conocida como la “Ciudad Blanca”. ​Arequipa es una joya que te enamorará para siempre. Se trata de la segunda ciudad más poblada del Perú, después de la capital Lima, y alberga una población de 1.008.290 habitantes según los datos del Censo Nacional del año 2017.

Fundada el 15 de agosto de 1540, es una ciudad con un gran legado histórico, que cautiva a los visitantes gracias a su sorprendente arquitectura. Pues los edificios históricos de la ciudad son un grandioso ejemplo de la fusión de la arquitectura europea y de la andina.

Catedral de Arequipa

Destacan sus magníficas casonas con impresionantes fachadas barrocas con salas abovedadas y patios. Sus impresionantes edificaciones están hechas a base de sillar de color blanco, piedra volcánica producto de la erupción del imponente volcán Misti. Que destaca sobre todo bajo su impecable cielo azul.


Volcanes y campiña de Arequipa

Uno de los grandes atractivos de Arequipa es su cocina regional. Un producto de la herencia de técnicas ancestrales que son transmitidas a través de generaciones. El arte culinario arequipeño se ve plasmado en sus picanterías, lugares con mucha historia donde se sirven y comparten una gran variedad de platos. La cocina arequipeña emplea diversas técnicas y objetos ancestrales como los batanes, la cocina a leña y las ollas de barro. Entre sus principales platos tradicionales, destacan el rocoto relleno, el chupe de camarones, el cuy chactado y el soltero de queso.

Como llegar y cuál es la mejor época para visitar Arequipa

Las maneras más frecuentes de llegar a Arequipa son por vía aérea o por vía terrestre. Por Vía Aérea: Arequipa cuenta con el terminal aéreo llamado Teniente FAP Alfredo Rodríguez Ballón, que aunque no tiene el rango de internacional, cuenta con cómodas instalaciones y servicios. Recibe vuelos diarios y regulares desde la ciudad de Lima, Cusco y Puno (Juliaca).

Por Vía Terrestre: La ciudad de Arequipa se encuentra interconectada con las demás ciudades del sur peruano a través de la carretera panamericana Sur. Gracias a ella se puede llegar a Arequipa también desde el norte de Chile. Podemos encontrar servicios regulares de transporte en bus diarios desde y hacia Arequipa y a ciudades como Cuzco, Puno, Tacna y Nazca.

Calle La Merced en el Centro Histórico

Podemos establecer en el mes de agosto la mejor época para visitar Arequipa, sobre todo la primera quincena, época de las fiestas jubilares por la fundación de la ciudad. En esta época podemos encontrar una diversidad de ferias, y otras tradiciones locales, como las peleas de toro, actividades turísticas y recreacionales.

Una de las épocas menos recomendables para visitar esta ciudad transcurre entre los meses enero y marzo, época en la cual se producen lluvias intensas. Durante el resto del año, el clima es estable, por lo cual no sentirás una diferencia considerable entre las estaciones.

El Centro Histórico de Arequipa, una joya colonial

En el Centro Histórico de Arequipa podemos encontrar más de 500 casonas coloniales, de las cuales, muchas han sido rehabilitadas para uso institucional. Como por ejemplo, la Casa del Moral, preciosa casona de estilo barroco, o la Casa Tristán del Pozo, actual sede de una entidad bancaria.

Casa Tristán del Pozo

Entre los principales atractivos turísticos que encontramos en el Centro Histórico de Arequipa tenemos la plaza de Armas, la Catedral, el Monasterio de Santa Catalina de Siena, el Convento de la Recoleta, la Iglesia y los Claustros de la Compañía de Jesús, la Iglesia y el Convento de Santo Domingo, la Iglesia de La Merced, la Iglesia de San Agustín, el Barrio de San Lázaro y el Museo de Arte Virreinal de Santa Teresa, entre muchos otros atractivos.

Catedral de Arequipa

Plaza de Armas de Arequipa

Este es uno de los lugares más importantes de la ciudad. Este espacio nace en la misma fecha que la ciudad, el 15 de agosto de 1540. La ciudad de Arequipa tiene una traza de manzanas en cuadrícula, en la que se libera una manzana central para esta plaza. Presenta una regularidad geométrica, de gran tamaño y llama mucho la atención la disposición de la iglesia mayor, donde su eje mayor estaba paralelo a la plaza y no perpendicular como era la tradición.

Plaza de Armas con la Catedral de Arequipa al fondo

En torno a la Plaza de Armas encontramos edificios de relevancia como la Catedral de Arequipa y los Portales, el de la Municipalidad, el de San Agustín y el de Flores. Cerca de la plaza existen otros edificios importantes como la Iglesia de La Compañía o la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced.

El Convento de Santa Catalina

Este convento es uno de los grandes atractivos de la ciudad, tanto por su belleza como por su magnitud, siendo una pequeña ciudadela. Con sus muros llenos de color, este convento es el emblema de la arquitectura hispana en el sur del Perú. De una belleza sin parangón, destaca la fusión de la arquitectura española y la nativa, que al unirse forman el estilo colonial o barroco mestizo.

Entrada al Convento de Santa Catalina de Arequipa

Este estilo alcanzó en la ciudad de Arequipa grandes proporciones. Este convento, fundado en 1579, está considerado por muchos como una de las obras más importantes de la arquitectura arequipeña de la época colonial y una de las joyas de esta ciudad, considerada como Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Iglesia y claustros de la Compañía de Jesús de Arequipa

La Iglesia y los claustros de la Compañía de Jesús nacen en 1540, al mismo tiempo que la ciudad de Arequipa. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que la Iglesia de la Compañía es el monumento más importante de la Escuela Arequipeña. Para muchos la fachada de esta Iglesia es el punto donde nace el arte mestizo propiamente dicho, fusionando las dos corrientes que influyeron la arquitectura de la ciudad durante la colonia.

Interiormente destaca por la profusión de adornos en sus altares, destacando el altar mayor de estilo barroco rococó. También podemos encontrar la Capilla de San Ignacio, antigua sacristía que cuenta con una gran profusión de colores y formas, entre las que destaca el ambiente tropical recreado en su cúpula y sus paredes.


Detalle de fachada barroca

Gastronomía típica en Arequipa

Rocoto relleno con pastel de papa

Como ya lo hemos dicho, la cocina arequipeña se conserva gracias a las picanterías, lugares donde se conservan las costumbres ancestrales de la ciudad. Es en estos lugares donde se entrelazan lo rural, lo urbano y la gastronomía. Estos espacios, conservan costumbres y técnicas tradicionales, como la cocina con leña o el uso del batán, especie de mortero a base de una piedra que muele los ingredientes.

El rocoto relleno es el plato representativo de la ciudad, el cual se hace a base de pimientos, que se rellenan con carne picada, queso, huevos y aceituna. Luego es cubierto con una loncha de queso derretido. Al ser una ciudad ubicada en los Andes, Arequipa tiene una gran variedad de suculentas sopas y caldos. Una de las más conocidas es el chupe de camarones, un caldo a base de camarones (cangrejos de río), con leche y queso.

Adobo arequipeño con rocoto

Los domingos en Arequipa es día de fiesta, ya que encontraremos en las picanterías el característico adobo arequipeño, plato elaborado con lomo de cerdo, ají, cebolla y chicha de jora (maíz morado). El postre más representativo de la ciudad es el queso helado, que se prepara con coco, canela y leche, que luego de cuajado, se sirve con miel o solo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here