5/5 - (1 voto)

Sinceramente, pocos planes hay mejores para el verano que subir a bordo de una embarcación y recorrer el litoral de cualquier bella isla. Sin duda, se trata de una actividad que permite entrar en contacto con la naturaleza, disfrutar de parajes increíbles y pasarlo en grande en compañía de familiares y amigos.

Sin embargo, a muchas personas les surge una duda llegados a este punto: ¿puedo arrendar un barco durante unas horas o días sin tener licencia?. Una cuestión a la que aquí vamos a dar respuesta.

Sí, es posible, pero cumpliendo ciertos requisitos

velero
Fuente: Pixabay/Anestiev

En España es posible alquilar un barco sin necesidad de contar con una licencia. En este sentido, la legislación vigente impone una serie de requisitos que se deben cumplir. El más importante de ellos está relacionado con las características de la embarcación.

En primer lugar, podrás alquilar una lancha sin titulación siempre que no supere los 5 metros de eslora y su motor no ofrezca más de 15 caballos de potencia. Por su parte, si te gustan más los veleros, debes saber que no puede exceder los 6 metros de eslora. Además, en este último caso solo podrás navegar por zonas específicas.

En cualquier caso, lo normal es que la compañía que te brinde el servicio de alquiler de barcos sin licencia se asegure de que tienes los conocimientos suficientes como para manejar la embarcación. Para ello, te obligará a someterte a una breve instrucción, mediante la cual un patrón te explicará todo lo que debes saber para llevarla.

Otras alternativas

costa

Las embarcaciones que puedes conducir sin licencia no ofrecen capacidad para más de cuatro ocupantes. Como es obvio, esto limita mucho las opciones de ocio, sobre todo, si quieres disfrutar junto a tus amigos de la navegación en alta mar.

Sin embargo, esto no quiere decir que estés obligado a sacarte la licencia de patrón de barco para subirte a bordo de una embarcación de mayores dimensiones. Sin duda, una buena alternativa pasa por alquilar una embarcación que incluya los servicios de un patrón. Te saldrá más caro, pero si sois un número de personas suficientes, puede resultar bastante rentable.

Ya que hemos hecho referencia al precio, podemos ahondar un poco más en la materia. El alquiler de un barco sin licencia costará más o menos dinero en función de sus características y, sobre todo, de la temporada. Como es obvio, en los meses de julio y agosto hay mayor demanda, por lo que suele ser necesario pagar más.

El número de extras que incluya la lancha o velero también influye en el precio a pagar. Teniendo en cuenta todos estos factores, lo normal es que el valor del alquiler de una embarcación sin patrón ronde entre los 70 y los 500 euros.

En cualquier caso, se trata de una experiencia única que merece la pena. Así que, si te apasiona el mar y quieres hacer algo diferente durante tus próximas vacaciones, date el capricho y alquila un barco sin licencia. No te arrepentirás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí