Londres es una de esas ciudades que todo el mundo debería visitar al menos una vez en la vida. Con una oferta cultural y de ocio muy amplia, la capital británica es perfecta para disfrutar de unas vacaciones o simplemente hacer una escapada de fin de semana, ya que es uno de los destinos donde volar resulta más cómodo y barato desde España.

Palacio Westminster

Palacio Westminster

Es una visita obligada en Londres. También conocido popularmente como las Casas del Parlamento (Houses of Parliament), es un impresionante edificio de estilo gótico victoriano.

En octubre del año 1834 un incendio destruyó el antiguo Palacio, del que pudieron salvar de las llamas muy poco destacando la importancia de preservar el Westminister Hall y la cripta.


La reconstrucción fue un proceso selectivo sobre 97 proyectos presentados que acabó en el año 1847, concluyendo con 1.200 habitaciones, 11 patios y la nada despreciable cifra de 3,5 kilómetros de pasillos.  

Es importante considerar que está abierto al público únicamente los sábados y durante la época estival.

Big Ben

Big Ben

En el Palacio de Westminster se encuentra el Parlamento y el Big Ben, la conocida Torre del Reloj. Una torre de 100 metros de altura, construida a mediados del Siglo XIX y que destaca por los cuatro relojes, cada uno de ellos situados en cada una de sus caras.


Es la decimocuarta torre de reloj más alta del mundo y representa uno de los símbolos más representativos de la capital de Reino Unido. No es vano es habitual verlo en todo tipo de planos ya sean películas, series de televisión, programas o documentales.

Piccadilly Circus

Piccadilly Circus

De esta intersección de calles se puede decir que es el corazón y punto vertebrador de la capital británica. Si por el día es una plaza sorprendente, en mi consejo el mejor momento para visitarla es por la noche, ya que nos permitirá disfrutar de sus conocidos carteles luminosos que nos hará amar la publicidad.

En la plaza más famosa de Londres hay numerosas tiendas, teatros, restaurantes y cines. Nos permitirá fotografiar o fotografiarse junto a estos iconos de Londres, y por supuesto conocer la fuente de Eros, construida en el año 1893 en honor a los trabajos filantrópicos del Séptimo Conde de Shaftesbury.

Torre de Londres

Torre de Londres

La Torre de Londres fue construida durante el reinado de Guillermo I y durante más de 900 años fue sinónimo de terror debido a que se trataba del lugar en el que eran encerrados todos aquellos que ofendían al monarca. Presos que vivían en condiciones horrendas y que raramente volvían a tener libertad. Algunos de los personajes destacados que padecieron torturas y ejecución en la Torre de Londres fueron el barón William Hastings, o el pensador y escritor Tomás Moro.

La Torre supone una gran fortificación que a lo largo de la historia también ha sido residencia real, fortaleza y arsenal (aparte de prisión).

Un monumento apasionante que recomendamos visitar para conocer de primera mano la historia de la ciudad.

Catedral San Pablo

Catedral San Pablo

Tiene el honor de ser la segunda catedral más grande de todo el mundo, solo por detrás de la Basílica de San Pedro de Roma. El templo original fue arrasado por el famoso incendio de 1966, y el actual data de principios del Siglo XVIII. Uno de sus principales atractivos es la enorme cúpula, que se compone de tres galerías circulares.

London Eye

London Eye

Es uno de los iconos más representativos de Londres. Una enorme noria de 135 metros de altura. Inaugurada en el año 2000, fue la noria más grande a nivel global hasta el año 2006, tras la inauguración de la Estrella de Nachang en China. Desde entonces ostenta “únicamente” el título de la noria más alta de Europa, pero lo compensa al ser la atracción turística más popular del Reino Unido con más de 3,75 millones de visitantes al año.


La estructura se compone de un total de 32 cabinas de cristal, cada una de las cuales tiene capacidad para 25 personas.

El London Eye es una de esas atracciones que tienes que probar al menos una vez en la vida. 

Hyde Park: El pulmón de Londres

Hyde Park

Es el parque más grande de la capital británica, con más de 140 hectáreas de extensión. Fue abierto como parque público en el Siglo XVII y es una de las visitas imprescindibles en Londres. Hay múltiples senderos para caminar y, además, se puede realizar diferentes actividades, como andar en bicicleta o patinar.

Notting Hill

Notting Hill

En este popular barrio es donde reside buena parte de la población afrocaribeña de Londres. A muchos os sonará ya que se hizo famoso en todo el mundo por la conocida película del mismo nombre. Pasear por sus calles de aire bohemio es una verdadera experiencia para los sentidos.

Borough Market

Borough Market

Situado en Southwark es el mercado de comida más conocido de la capital británica. Su origen se remonta a hace más de 250 años, y actualmente es una visita obligada para los amantes de la gastronomía y los curiosos, ya que este mercado es ideal para comprar ya seas mayorista o minorista.

En las retinas de todos retenemos las trágicas imágenes del 3 de junio de 2017, cuando Khuram Shazad Butt, Rachid Redouane y Yusef Zaghba ejecutaron un atentado en Londres atropellando a numerosos viandantes en el puente de Londres y luego acuchillando a otras muchas personas en el mercado, el cual ahora es un espacio donde fácilmente se ven policías y se respira seguridad.

Camden Town: el Londres más alternativo

Camden Town

Camden Town es una zona del Londres alternativo donde destacan sus numerosos locales vinculados a tatuajes, piercings, ropa gótica o alternativa y por supuesto el rock. Se podría decir que este peculiar barrio es, en realidad, una sub-ciudad con una cultura propia y por ello bien merece unas horas de nuestro tiempo.

Espero que cuando planifiques tu próxima escapada Londres sea un destino que consideres como opción, y que nuestras diez recomendaciones te sirvan de pequeña guía para conocer la ciudad.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here