El Mar Menor está pasando una situación de lo más delicada. No es ningún secreto que la albufera más grande de nuestro país se encuentra en un momento delicado.  Estamos ante un lugar de España que lleva décadas teniendo un enorme potencial turístico y medioambiental y que está en franco peligro.

Conscientes de ello, queremos dejaros diez motivos y rincones que nadie debe perderse y que forman parte de los muchos por los que es necesario salvar este rincón murciano del levante español:

1La Isla del Barón

La Isla del Barón un enclave ecológico

Forma parte de una de las cinco islas del Mar Menor, siendo una de las islas mayores, junto a la Pérdiguera y la del Ciervo. Situada en medio de un área devorada por el turismo, la Isla del Barón es alabada como un modelo sostenible de gestión privada ante la cual Bruselas premió en el año 2018 su labor de conservación y su ambicioso proyecto, rescatar la tradición cetrera de la zona.

Artículo anteriorUna ruta por la obra de Gaudí
Artículo siguienteCinco resorts para disfrutar de la temporada baja sin salir de España
Miguel Rodero
Escribir lo puede hacer prácticamente cualquiera, pero ponerle pasión y amor a las palabras es lo que diferencia a quienes solo juntan letras de "los otros" que transmitimos experiencias.  Viajar es sumergirse en otras culturas. Aprender que lo que siempre era negro ahora puede ser blanco. Que las diferencias siempre son más pequeñas que los puntos en común, y que es necesario viajar para crecer. Por suerte yo he crecido bastante, aunque nunca se es lo suficientemente grande si miras al horizonte. Espero que los escritos que publicaré en este espacio sirvan no solo como lectura, sino que aviven las ganas de conocer nuevos sitios y enriquecer con tus propias vivencias lo que puedas leer aquí. 

2 Comentarios

  1. […] Dicen de Manrique que fue uno de los primeros ecologistas de la historia capaz de visualizar antes que la mayoría los efectos devastadores del turismo masivo en el territorio. “¡Qué ejemplo de arquitectura, esto es una vergüenza!” En muchas de sus apariciones públicas, Manrique no dudaba en atacar algunas de las construcciones que iban proliferando en Lanzarote y que eran un reflejo de lo que sucedía en el resto de España. Ya se sabe: años 60, boom turístico, suecas y Alfredo Landa… y muchos, muchos proyectos urbanísticos caracterizados por un salvaje desenfreno constructivo. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here