Valoración post

La experiencia de navegar, disfrutar de unas horas o unas jornadas en el mar, descubrir los destinos llegando a puerto y adentrarse en las calas más recónditas constituyen uno de esos placeres que no se olvida. De hecho, si lo pruebas, repites, así que no es de extrañar que el alquiler de barcos cuente cada vez con más adeptos.

Por ese motivo, hoy vamos a contarte algunos de los beneficios de alquilar un barco para tus vacaciones, ya sea porque estás pensado en pasar unos días en destinos mediterráneos, en las islas griegas o baleares, en las costas italianas, gallegas y portuguesas o si quieres vivir una experiencia única por Europa.

Salir de las aglomeraciones

barco

Una de las principales ventajas al alquilar un barco para las vacaciones es la intimidad. Podrás relajarte de verdad con los tuyos en un entorno único y maravilloso. Además, huirás de las aglomeraciones, al poder desplazarte de un modo en que no tendrás que soportar caravanas, colas ni multitudes en sitios como las playas.

Nada como moverse por el agua sin prisas, lejos del mundanal ruido y de la contaminación para sentir que renaces y recuperas todas las energías que has gastado a lo largo del año.



Sensación de libertad y desconexión

navegar

Esa tranquilidad y el ambiente íntimo y personal que te facilita el barco contribuye a que se incremente una sensación de libertad total. Desconectar de la rutina y de los problemas cuando navegas de puerto en puerto o te pasas horas o un día entero en el mar resulta tan sencillo como satisfactorio.

Ten en cuenta además que no dependerás de los horarios del transporte público para desplazarte. Y si visitas un sitio que te guste especialmente, podrás detenerte en él el tiempo que quieras y adecuar tus planes al goce del momento.

Además, la comodidad está asegurada. Los barcos disponen de espacios amplios y muy bien diseñados tanto en el interior como en cubierta, por lo que enseguida te sentirás como en casa.

Una experiencia única, fuera de lo normal

atardecer

Lo cierto es que si quieres disfrutar y regalar a los tuyos una experiencia única, alquilar un barco es uno de los mejores planes por los que puedes optar. Tumbarse a tomar el sol en cubierta, hacer fotografías de la costa, degustar un cóctel en la bañera del barco contemplando la puesta de sol, dormir mecido por el suave balanceo de las olas y soprenderse de puerto en puerto, ante la belleza de pueblos y ciudades cuando te acercas a ellas desde el mar, es algo increíble.

Pero también podrás contemplar las estrellas cuando caiga la noche, nadar con tranquilidad en parajes únicos donde podrás practicar snorkel adentrándote en cuevas marinas y animarte con otros deportes náuticos, como esquí acuático, kayak y paddel surf. Estas son algunas de las muchas opciones que te ofrece pasar unos días de vacaciones en un barco.

Navegar es beneficioso para la salud

navegación

Está demostrado que el hecho de navegar aporta beneficios para la salud, tanto mental como física. La navegación contribuye a potenciar la capacidad de concentración, así como a reforzar el sistema cardiovascular, tonificar los músculos y mejorar el sentido del equilibrio. Y por si todo eso no fuera suficiente, hay que recordar que navegar es una fórmula fantástica para combatir el estrés.

La brisa marina tiene un efecto estupendo sobre el sistema respiratorio y contribuye a reducir los estados de ansiedad. Y por lo que respecta al agua de mar está especialmente recomendada para aquellas personas con problemas de piel y reumáticos como la artrosis o la artritis.

En todo caso, solo debes tener en cuenta no olvidar las gafas de sol polarizadas, para proteger tus ojos de los rayos solares, y usar protección solar, para poder disfrutar de la jornada aprovechando los beneficios sin riesgo alguno.

Apreciar la naturaleza

mar

Por último, pero no menos importante, si amas la naturaleza, descubrirla de esta forma te apasionará todavía más. Los hábitats marinos pueden apreciarse debidamente cuando navegas. Y no solo eso, los acantilados, las formaciones geológicas y el avistamiento de aves y cetáceos también se perciben de una forma única cuando estás en una embarcación.

No lo dudes y anímate a alquilar un barco para tus vacaciones en el Mediterráneo o surcar otras aguas del mundo. Puedes elegir entre veleros, yates de lujo, barcos a motor y catamaranes, entre otros, y siempre tienes la posibilidad de alquilarlos con patrón y tripulación si no sabes navegar y quieres disfrutar de cada segundo con los tuyos. ¡Solicita gratuitamente tu presupuesto de alquiler de barco y vive la mejor experiencia de tu vida!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí