El senderismo ha crecido como nunca en los últimos meses. Dadas las circunstancias, las personas han decidido que es la hora de entrar en contacto directo con la naturaleza y disfrutar de todo eso que olvidamos cuando vivimos en las grandes urbes.

Rutas en plena naturaleza, aire puro, el contacto directo con la flora y la fauna. Lo cierto es que el senderismo tiene algo que lo hace irremediablemente atractivo, sobre todo si se disfruta en compañía de familiares, amigos o personas cercanas. No obstante, para iniciarse en ello no basta solo con tener ganas y buena compañía.

Hay que llevar el equipo adecuado porque, a fin de cuentas, hablamos de una actividad al aire libre, con los riesgos que esto conlleva. No dejes que te pille el toro y presta atención, porque te vamos a detallar el equipo fundamental que debes llevar si vas a hacer senderismo.


El equipo fundamental del buen amante del senderismo

Senderismo

¿Quieres zambullirte de lleno en el senderismo? En ese caso, necesitas contar con el equipo que te vamos a explicar y detallar a continuación. Esto es lo esencial, lo que no puede faltar de ninguna de las maneras, ni en tu mochila, ni sobre tu cuerpo.

Presta atención si vas a lanzarte a la aventura. Dicen que hombre precavido vale por dos, y cuando se trata de ejercer como senderista, esa palabra cobra muchísimo más sentido.

La ropa adecuada

La ropa es una de las partes más importantes de tu equipamiento como senderista. No solo tienes que elegir las prendas adecuadas en función de las condiciones y del clima que vas a encontrarte, también tienes que asegurarte de elegir algo que sea cómodo y seguro, que no limite tu movilidad.

Por eso, es aconsejable llevar pantalones largos para proteger las piernas, a ser posible unas mallas deportivas. También resulta imprescindible una camiseta de manga larga que proteja cuello y pecho y algún gorro, incluso en verano. El sol es mucho más peligroso de lo que parece, y llevar un gorro que proteja tu cabeza es algo de agradecer, incluso con el termómetro elevado.

Calzado cómodo y seguro

El senderismo actividad fundamental en Las Lagunas de Neila

Otra parte importante cuando estamos realizando nuestra ruta de senderismo es el calzado, elegir unas buenas zapatillas de senderismo es vital y en Internet encontrarás un montón de guías para elegir el modelo modelo como este ejemplo.

Necesitas unas botas o zapatillas que te ayuden a agarrarte bien a cualquier superficie, pero que también den comodidad y flexibilidad. No sabes los terrenos sobre los que vas a andar, y lo último de lo que debes preocuparte es de que tu calzado responda como es debido. Por eso, nada de zapatillas de running ni zapatos finos.

Elige algo con una buena suela, un zapato de senderismo o bota como los de la guía enlazada más arriba. Protegerá tu pie a la vez que facilita tu movimiento en cualquier superficie.

Agua y comida

Ni el agua ni la comida pueden faltar en tu mochila si te vas de ruta, y mucho menos si es algo que tiene muchos kilómetros de trayecto. Para empezar, lo más aconsejable es llevar al menos uno o dos litros de agua encima, en una cantimplora o cualquier recipiente ligero y que pueda conservar bien la temperatura.

No vas a encontrar bares por el camino, o al menos no siempre. Por eso mismo, tampoco te puede faltar algo de comida. Lo ideal es tener alguna pieza de fruta o incluso algún bocadillo ligero, aunque también es bueno acompañar con frutos secos, barritas de chocolate y algún dulce.

Si tener sed es traicionero, pasar hambre lo es más. Y ya ni hablemos de una bajada de azúcar. Por todo esto, insistimos, ¡lleva comida!

Bolsas de plástico

Seguramente, durante las rutas de senderismo que hagáis, realicéis alguna que otra parada para descansar, comer y beber. También es muy probable que, a raíz de esto, generéis cierta basura que debe conservarse para no ensuciar ni dañar el medio ambiente. En efecto, para esto mismo es para lo que debéis llevar bolsas de plástico.

Lleva unas cuantas para guardar todos los restos dentro de la mochila sin que esta se manche, y sin que sea necesario llenar las sendas de basura. Entre todos, tenemos que asegurarnos de cuidar el planeta, y esta es una máxima muy importante para el buen senderista.

Crema solar

Senderismo en Otoño Mágico
Fuente: Wikipedia/Diegocurto CC BY-SA 4.0

Si lo has leído todo hasta ahora, seguramente habrás captado el mensaje cuando te hemos dicho que el sol es muy traicionero. No lo pases por alto, de hecho, no dejes nunca fuera de tu mochila un buen bote con crema de protección solar. Es algo imprescindible para el buen senderista.

¿Por qué? Porque seguramente te vas a topar con rutas en las que no haya lugares para guarecerse del sol y, si no cuentas con una buena crema, es muy probable que te quemes la cara, el cuello o hasta las manos. Úsala también en invierno porque, aunque haga frío, los rayos de sol siguen haciendo de las suyas.

Esto es lo esencial, aunque es cierto que podemos sumar otras recomendaciones también muy interesantes. Contar con algún reloj inteligente o un aparato que controle tu ritmo cardíaco es bastante aconsejable, sobre todo si tienes clara la importancia de saber tus pulsaciones cuando haces deporte.

A eso también podemos sumar que alguien del grupo, cuando hagáis senderismo, lleve algún kit de primeros auxilios con vendas, tiritas y cosas con las que tratar cualquier posible herida. En los caminos complicados, raro es que no haya alguna persona que se lesione o se haga algún rasguño. Y por supuesto se debe tratar con rapidez.

Aparte de todo esto, tenemos que sumar algo más que es vital para toda persona que vaya a realizar senderismo: ganas. Da el paso y anímate a probar esta experiencia. Te aseguramos que, una vez haces una primera ruta, ya te será difícil no repetir y probar con alguna otra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here