Cuando estamos pensando en viajar, siempre buscamos alguna manera de poder hacerlo lo más barato posible sin peder demasiadas comodidades. Hay pequeños detalles que convertirán tu viaje en un verdadero “low cost” sin necesidad de hacerlo cutre ni aburrido.

Puedes empezar por buscar viajes con Todo Incluido en BuscoUnChollo.com para ahorrarte dinero desde el primer minuto, pero también te invitamos a que sigas leyendo este artículo para encontrar la mejor manera de gastar lo menos posible la próxima vez que salgas de tu ciudad.

Tips para viajar a buen precio

Turista en aeropuerto
Turista en aeropuerto

Si ya has pasado por BuscoUnChollo, es el momento de poner en práctica los consejos que te ofrecemos hoy. Casi todos podrás ponerlos en práctica tú mismo, ya sea viajando por libre o, como decíamos antes, con todo incluido.


El mejor momento para viajar

Para viajar barato, una de las primeras cosas que tienes que conocer son las temporadas altas y bajas de nuestro destino. Según los estudios, Mayo es el mes más barato para volar, pero todo depende de tu flexibilidad a la hora de escoger fechas en el destino que quieras.

Los vuelos también pueden ser baratos

Hay algún truco para que el billete de avión sea más barato, como comprarlo un día entre semana: por ejemplo, el martes. ¡Aprovecha las plataformas de comparadores de vuelos para encontrar un destino y una fecha que sea una ganga!

Prepara bien tu equipaje

Ya sea con mochila o con maleta, lo mejor es que tengas todo preparado con antelación para que no olvides nada. Haz una lista con todo lo que necesitas o lo que puedas comprar barato en el lugar de destino, así no tendrás que facturar ninguna maleta en la bodega y podrás ahorrarte mucho dinero.

Considera hacer una escala

Los vuelos de larga duración pueden ser muy cómodos, pero una parada en mitad del camino te servirá para ahorrar algo de dinero y también para descansar. Incluso puede que tengas algo de tiempo para visitar algún punto importante de la ciudad de escala.

Reserva siempre que puedas con antelación

móvil
Fuente: Pixabay/DrMedYourRasenn

Ya sea el trayecto, el alojamiento o los lugares turísticos a los que quieras acudir; si lo compras con suficiente antelación podrás seguir rascando algunos euros. El único riesgo es que sufras algún retraso o inconveniente y no puedas disfrutarlo, pero merece la pena.

Márcate un presupuesto

Este punto es importantísimo. Una vez que ya sabes cuándo y dónde vas a ir, trata de establecer un presupuesto global o diario y no excederte de él. Puede que “sufras” un poco durante el viaje para no sobrepasarlo, pero lo agradecerás a la vuelta.

Mucho ojo con las divisas

Si viajas fuera de la Zona Euro, debes informarte muy bien sobre los cambios de divisas, los gastos en comisiones y otros suplementos a la hora de pagar con tarjeta. Si quieres cambiar efectivo, nunca lo hagas en el aeropuerto: es el lugar más caro con diferencia.

Dormir no tiene por qué ser caro

Todos queremos pasar unas vacaciones de ensueño, pero hay cosas superficiales que debemos sacrificar. Si vamos a pasar por la habitación solo para dormir, no necesitas todas las comodidades; solo una cama en la que poder descansar bien.

Alójate cerca, pero aléjate

Siguiendo el punto anterior, no tienes porque alojarte en pleno centro de la ciudad que visites. Busca tu lugar a unas pocas calles, que esté bien conectado andando o en transporte público; y te ahorrarás un buen pellizco.

¿Has probado las acampadas?

Camping
Camping

Y si ya quieres dormir de una de las formas más baratas que existen, las acampadas son lo tuyo. Las zonas de naturaleza de muchos países permiten la acampada libre (España no, por ejemplo), y podrás disfrutar de unos días de desconexión en mitad de la montaña.

Busca conexiones interurbanas

Dedícale un buen rato antes de viajar a encontrar las mejores rutas y más baratas para moverte de ciudad en ciudad. En Europa, por ejemplo, hay ciudades muy cerca y con buena conexión por carretera, algo que no pasa en los vastos países sudamericanos.

Come barato

Aquí suele irse gran parte de nuestro presupuesto, ya que tenemos la sana costumbre de comer tres, cuatro o cinco veces al día. Date un capricho de vez en cuando, pero opta también por puestos de comida callejera, locales de barrio y cadenas de restaurantes de comida rápida.

Comparte gastos con más viajeros

Si te encuentras con otros viajeros en la misma ruta que tú, es probable que también quieran ahorrarse algo de dinero en su camino. Probad a compartir taxi o atracciones turísticas para dividir el precio entre todos y conseguir un pequeño margen de beneficios.

Busca alternativas al viajar

El coche y el avión son las formas más comunes para movernos, pero hay muchas otras ahí fuera (y muy baratas). Viajar como mochilero, de intercambio, como voluntario… ¡Plantéatelo!

Ya has visto que viajar no es sinónimo de gastar mucho, y podrás encontrar webs y plataformas que te ayudarán a hacerlo. Planifica con tiempo tu viaje y sé flexible, ¡así conseguirás un buen descuento!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here