La compañía aérea Vueling y la sección sindical de Sepla han llegado a un acuerdo en el cual los pilotos aceptan una reducción salarial a cambio de que la empresa se comprometa a mantener los puestos de trabajo bajo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y repartiendo la carga de trabajo entre toda la plantilla. El acuerdo afectará a los más de 1.000 pilotos que trabajan para Vueling y estará en vigor durante todo 2021.

Según han comentado portavoces de ambas partes, el acuerdo está orientado a permitir la supervivencia de la compañía ante la «mayor crisis de la historia de la aviación» provocada por la pandemia y las consecuentes restricciones a la movilidad. Vueling podrá, de este modo, recortar su partida de costes laborales fijos a través de esta «importante rebaja salarial», que está «acorde» a la reducción de producción de la aerolínea perteneciente al grupo IAG.

Vueling

Entre los conceptos que los pilotos han aceptado flexibilizar se encuentran algunos como la actualización salarial, el bonus de productividad o el plus de programación libre. También se ha acordado una fórmula que otorga libertad a la compañía para poder disponer de la plantilla necesaria en caso de posibles eventualidades, además de distintas figuras de aumento de productividad.


Así, por ejemplo, en el caso de que se produzcan cierres en las bases, los pilotos tendrán la posibilidad de trasladarse de manera voluntaria a la base de Barcelona, o bien a determinadas bases temporales que la compañía pueda abrir en función de las previsiones de tráfico aéreo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here