Si todavía estás pensando qué bosque elegir para disfrutar de un otoño idílico y hacer algunas de esas fotografías de paisajes ocres y doradas, vamos a recomendarte un lugar maravilloso en tierras de Lugo donde, además, tratándose de Galicia, la degustación de una gastronomía excelente está asegurada.

Anímate a seguir esta ruta por Fonteformosa y su precioso hayedo, y déjate seducir por la belleza de la montaña y los bosques gallegos. Si vienes, volverás seguro.

Hayas en Galicia

hayas
Fuente: Pixabay/Hans

Las hayas (Fagus sylvatica) en Galicia solo las encontrarás en el entorno de la sierra de Os Ancares y en la sierra de O Courel, de manera que si quieres adentrarte aquí en un hayedo deberás acercarte hasta los municipios de O Cebreiro, Fonsagrada y Folgoso do Courel.


Cualquiera de ellos te sorprenderá por los acogedores y pintorescos pueblos de montaña donde se conservan las viviendas de arquitectura tradicional y las arboledas con sendas en las que te tropezarás cada cierto tiempo con abundantes riachuelos y cascadas. Uno de los más populares de entre todos esos bosques es la conocida Devesa da Rogueira, que aglutina 3 kilómetros cuadrados de bosque primario y gran variedad arbórea, con las hayas, los tejos, los fresnos y los castaños como protagonistas.

No tan conocido como la Devesa da Rogueira es el hayedo de Fonteformosa o Faial de Fonteformosa. Y es que este bosque resulta especialmente excepcional por tratarse de una de las mejores representaciones de hayedo puro que existe en Galicia. Para poder descubrirlos, deberás acudir al municipio de Pedrafita do Cebreiro. Se trata del entorno de la aldea de Fonteformosa, en plena Serra do Courel, donde puedes seguir una preciosa ruta para conocerlo.

Fonteformosa

Folgoso do Courel

La aldea de Fonteformosa, en la parroquia de Santa María Madanela de Riocereixa,se localiza entre los municipios de O Courel y Pedrafita do Cebreiro, incluida en el territorio de este último, y esconde uno de los bosques de hayas más bellos de Galicia. Con apenas media docena de vecinos, este entorno rural resulta idílico y parece detenido en el tiempo, con los molinos tradicionales junto al arroyo de A Fonte y los hórreos. El estado de este pueblo semiabandonado provoca que el hayedo avance sobre él cada año y se encuentre inmerso en el bosque.

Fonteformosa, a una hora en coche de Ponferrada (León), se encuentra rodeado por tres cursos de agua: el río do Lago, el Rego do Mazuco y el Rego da Fonte, y todavía conserva la capilla de San Roque, a las afueras de la localidad. El pueblo leonés de Busmayor queda solo 5 kilómetros, y también conserva un precioso hayedo, así que el sitio es perfecto para ir un día de excursión o pasar un fin de semana.

Ruta por Fonteformosa

A Seara, Courel,

La ruta para descubrir el hayedo comienza en la aldea de Fonteformosa, en Riocereixa, y asciende entre matorrales con piornos y retamas, donde también verás abedules, acebos y serbal de los cazadores, para metros después empezar a ver las primeras hayas. A partir de aquí, a 1200 metros de altitud sobre el nivel del mar, te adentrarás en un hayedo puro de 12 hectáreas, donde muchos de sus ejemplares son centenarios y algunos de los cuales superan los 40 metros de altura.

Desde Riocereixa el itinerario es de 5 kilómetros, aunque si quieres hacer un recorrido más largo, puedes empezar en Alto do Couto y seguir una ruta de 15 kilómetros. Nosotros te recomendamos la ruta breve, pues es de baja dificultad y podéis hacerla en familia, solo necesitaréis entre 2 y 4 horas para disfrutar del hayedo de Fontefermosa.

Para acercaros hasta este lugar en coche, hay que coger un desvío en O Cebreiro, para dirigirte por la carretera que va por Zanfoga y Santín hasta la aldea de Fontefermosa. La encontrarás a poco menos de 8 kilómetros. Otra opción es coger la carretera desde Seoane de O Courel que comunica Esperante, Mostaz, Millares, Romeor y Riocereixa, aunque el trayecto es bastante más largo. No obstante, como contrapartida, disfrutarás de unas espectaculares vistas.

Ten en cuenta que el hayedo no alcanza la cima de la cordillera que separa Galicia de Castilla y León. Y es que al otro lado de la línea fronteriza se encuentra el hayedo de Busmayor, en los Ancares leoneses, en el siempre recomendable Bierzo, que en cuanto a espacio natural, forma un conjunto único y precioso con el hayedo de Fonteformosa.

Hayedo de Pintinidoira

As Nogais – Foto de Turismo de Lugo

Pero no son los únicos. A unos 22 kilómetros del hayedo de Fonteformosa, en tierra gallega, se localiza el hayedo de Pintinidoira, en As Nogais. Llegarás fácilmente a él desde Pedrafita do Cebreiro, pues se encuentra a poco más de media hora en coche, ya que la separan de ella 6 kilómetros.

Solo tienes que alcanzar la aldea de Pintinidoira, a 1279 metros de altitud. Pintinidoira únicamente conservar unas 7 casas, desde donde contemplarás bellas vistas de los Ancares, y seguir durante un par de kilómetros hacia Bazal. Después, un paseo a pie de un par de kilómetros por una pista de tierra, te adentrará en las 2,5 hectáreas del hayedo, puesto que se encuentra en la ladera junto al pueblo.

Un buen punto de partida si acudes a pasar un fin de semana es alojarte en Pedrafita do Cebreiro, para poder realizar varias excursiones a estos maravillosos hayedos. En el municipio encontrarás hoteles y pensiones de todo tipo, pero también casas de turismo rural, albergues, hostales y apartamentos rurales. Sus precios resultan económicos, pues los encontrarás desde 35 euros la noche.

En temporada alta como Semana Santa y verano, reserva con antelación, porque O Cebreiro constituye la entrada del Camino Francés de Santiago en Galicia y los alojamientos suelen estar más llenos, aunque en otoño no suele haber problema para encontrar habitaciones libres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here