Paradores reabrirá todos sus hoteles el próximo 25 de junio y lo hará con procedimientos estrictos de higiene y distanciamiento con los que la red de alojamientos quiere convertirse en el destino turístico más seguro velando por la seguridad de sus empleados y clientes.

«Somos un destino de confianza. Hemos reforzado nuestros protocolos de higiene y limpieza para que clientes y empleados cuenten con las máximas garantías de seguridad con un trato personalizado y la calidad que caracteriza a Paradores«, ha explicado el presidente de la cadena hotelera Óscar López en la presentación del paquete de medidas higiénico-sanitarias de cara a la reapertura.

El hecho de que la mayoría de los Paradores se sitúe en lugares apartados, lejos del turismo masificado, así como el tamaño de sus hoteles, casi todos medianos o pequeños, facilita el establecimiento riguroso de los controles de seguridad e higiene para convertirlos en un lugar turístico seguro donde poder pasar las vacaciones.


Los nuevos protocolos de seguridad se aplicarán tanto en las zonas de trabajo como en las áreas que utilizan los clientes. Así en la recepción se procederá al ‘check in’ on line, habrá mamparas de protección en los mostradores, se reducirán al máximo los documentos y se pondrá disposición de los clientes mascarillas y gel hidroalcohólico.

En las habitaciones se procederá a una desinfección profunda con productos viricidas antes de la entrada de cada cliente, además se reforzará la limpieza en superficies con contacto frecuente como mandos a distancia de la televisión, pomos de puertas, grifos o mandos de ducha. Además, habrá un precinto de desinfección en los dispensadores del baño y el teléfono y las sábanas y las toallas serán lavadas a altas temperaturas.

En lo que se refiere a gastronomía en los buffet de desayunos se primarán las raciones individuales con una oferta caliente a la carta, habrá mayor distancia entre las mesas y desinfección de las cartas antes de cada uso, las vajillas se lavarán a más de 80 grados y se estucharán los cubiertos tras cada lavado como garantía de higiene.

En las piscinas se procederá a una desinfección exhaustiva de todas las instalaciones con productos biocidas, se depurará el agua siguiendo estrictamente la normativa y se reducirá el aforo en las instalaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here