Cuando viajo me gusta ir descubriendo costumbres sociales que existen en otros lugares y que nos vendría muy bien importar a España. Por supuesto, en el camino también se me ocurren muchas otras que deberíamos exportar -como esas persianas que siempre echo de menos- pero esas las dejaremos mejor para otro artículo.

Y no me confundáis. No voy a entrar en juicios de valor ni en generalizaciones sobre la manera de ser y de relacionarse que tienen en otros países. A veces pienso que me gustaría tener el concepto de responsabilidad de los finlandeses, una dosis de la despreocupada felicidad de los camboyanos y la resiliencia e iniciativa del pueblo colombiano. Pero no soy ingenuo. Sé que hay finlandeses corruptos, camboyanos con depresión y colombianos conformistas. Nada más lejos de mi intención, por tanto, que intentar definir las características que debería tener el español medio. Mucho menos en estos tiempos que corren.

Este listado trata de cosas simples, pequeños gestos, costumbres sociales, tecnología aplicada al hogar o leyes que simplifican la vida y el día a día.

1Grecia y su amor por el agua

Agua en Grecia
Café Frappe y vaso de agua en Grecia

La gente que me conoce sabe que tengo la manía de pedir siempre un vaso de agua cuando llego a un bar o a un restaurante. Y lo más habitual es que siempre se olviden de traérmelo. Por eso, cuando hace unos años visité Grecia por primera vez me enamoré del país en el preciso momento que comprobé que te traían un vaso o una jarra con agua en todos los establecimientos, antes incluso de realizar tu pedido. Da igual que vayas a tomar un café frappe, un souvlaki o una rica ensalada con queso feta. El agua va siempre por delante y, por supuesto, de forma gratuita.

Tras preguntar a unos amigos griegos, descubrí que hay una ley que fija el precio máximo que pueden tener las botellas de agua según el tipo de establecimiento. De esta forma, ya estés en el aeropuerto de Atenas o en el centro histórico de Corfú, el agua nunca te costará más de 0,50€ en cualquier tienda o supermercado. Una norma que sin duda debería exportarse a todos los países para evitar abusos con esta bebida tan importante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here