Con la apertura de la Puerta Santa de la Catedral, la ciudad de Santiago de Compostela ha «abierto sus puertas a todas las gentes» el pasado 31 de Diciembre para convertirse en el «hogar del peregrino» durante este Año Santo 2021 que ha estado condicionado por la pandemia incluso antes de su arranque.

La esperada noticia la ha dado, justo antes del vuelo del botafumeiro, el nuncio apostólico para España, Bernardito Auza, que ha dado lectura a un decreto de la penitenciaría apostólica, fechado a inicios de este mes de diciembre, en el que, teniendo en cuenta las difíciles circunstancias que se viven en todo el mundo por la pandemia de la covid-19, el Papa acuerda prorrogar los dones espirituales vinculados al Año Santo durante todo el año 2022.

Este es uno de los ‘Xacobeos’ más esperados de los últimos años, dado que se produce al final del periodo más largo de la cadencia de celebración de estos jubileos, 11 años. Además, llega en medio de una pandemia mundial y en él reposan las esperanzas no solo de quienes, movidos por la fe, harán el Camino para obtener la indulgencia, si no de aquellos sectores económicos afectados por la covid-19 que confían en una reactivación.


Por eso, desde distintas estancias políticas y sociales se había apostado por prolongar el Año Santo más allá de su finalización natural, dado que será difícil durante los primeros meses de 2021 que puedan acudir numerosos peregrinos a Compostela.

Apertura de la Puerta Santa de la Catedral

A las 17,00 horas del 31 de diciembre, el arzobispo de Santiago procedió a realizar el rito de apertura de la Puerta Santa de la Catedral compostelana, un elemento que ha marcado oficialmente el arranque del Año Santo 2021-2022, el primero en más de una década.

Ha sido en un acto diferente al vivido hace 11 años, marcado por las medidas de seguridad anticovid que han estado presentes en toda la ceremonia, empezando por la limitación de público tanto interior como exterior, para garantizar la distancia de seguridad. Todas las autoridades, tanto civiles como eclesiásticas, han vestido la pertinente mascarilla, que quedará para siempre retratada al inicio de este Jubileo compostelano marcado por la pandemia.

Lo que no ha cambiado con respecto al 31 de diciembre de 2009 ha sido la climatología. Este año, de nuevo, el clima ha estado marcado por una persistente lluvia que, sin embargo, como sucedió también en la última apertura de la Puerta Santa, ha dado una pequeña tregua al inicio de la ceremonia en el exterior, algo que el propio arzobispo ha resaltado durante la eucaristía.

El acto civil comenzó pasadas las 16,00 horas en la Praza do Obradoiro, cuando el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que ejerció de delegado regio, accedió a la tribuna donde escuchó el Himno de España y, posteriormente, pasó revista a las tropas. Tras ello, se produjo el saludo a las autoridades presentes, entre ellas el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, o la ministra Yolanda Díaz.

Después, la comitiva de autoridades civiles atravesó la Catedral para salir del templo por la puerta de Platerías y llegar a la Praza da Quintana, donde está ubicada la Puerta Santa, en procesión con la Comisión Capitular que esperaba al delegado regio junto a una alfombra de flores.

Los presentes han asistido allí a la lectura de un mensaje enviado por el papa Francisco con motivo de esta efeméride, una carta cargada de símbolos jacobeos, en la que el Sumo Pontífice ha animado a emprender la peregrinación a modo de «misión» y a unirse al prójimo para compartir sus experiencias y vivencias, finalizando la ruta «con la mochila vacía y con el corazón lleno de experiencias».

Posteriormente, el arzobispo de Santiago ha sido el encargado de golpear simbólicamente con un martillo de plata la Puerta Santa, ya que, en esta ocasión, para preservar las obras de restauración de la Catedral, no se ha realizado el rito de derribo del muro de piedra. Posteriormente, ha abierto la Puerta, dando por inaugurado este Año Santo 2021-2022.

Botafumeiro y música

La homilía cantada, que se ha prolongado durante hora y media, ha concluido con el tradicional vuelo del botafumeiro, el primero en este Año Santo 2021-2022 en la Catedral de Santiago rehabilitada completamente tras más de una década de intervenciones.

Además, la celebración ha tenido como broche de oro la actuación, en la Praza da Quintana, del gaitero Carlos Núñez, que ha dado paso al estreno simultáneo den varios países de un vídeo documental en el que participan una treintena de artistas para dar la bienvenida al Xacobeo 2021.

Un Xacobeo marcado por la pandemia

Si hay un elemento diferenciador que marcará el arranque del primer Año Santo compostelano en 11 años es la influencia de la covid-19, por cuyos afectados se ha pedido durante la celebración religiosa. Y es que, más allá de los protocolos y medidas especiales, se da la circunstancia de que Santiago de Compostela estará, de hecho, cerrada perimetralmente, al menos, durante los primeros días de este Año Santo, aunque posiblemente esta medida pueda extenderse.

Con ello, una vez reanudada la movilidad –que está vetada entre comunidades hasta el 6 de enero– y si no se producen cambios por parte de los expertos que asesoran a la Xunta, la capital gallega acogerá el inicio de esta celebración con una medida que impide entrar o salir de ella excepto para motivos justificados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here