Después de más de cuatro meses, Rusia abrirá su espacio aéreo a los vuelos internacionales dando un paso hacia la nueva normalidad. «A partir del 1 de agosto se operarán los vuelos desde Moscú, San Petersburgo y Rostov del Don reanudando la conexión aérea internacional», anunció Mijail Mishustion tras una reunión del gobierno ruso en el que se abordó la situación de la pandemia.

Posteriormente, la viceprimera ministra, Tatiana Golikova, afirmó que el 1 de agosto se reactivarán los vuelos con la capital británica, Londres; con las ciudades turcas de Ankara y Estambul -el 10 de agosto se ampliarán a Antalya, Dalaman y Bodrum-; y con la isla tanzana de Zanzíbar, un popular destino turístico entre los rusos.

Moscú es el inicio del Transiberiano
Fuente: Unsplash

Por su parte, el ministro de Transporte, Evgueni Ditrij, explicó que la intención es ir ampliando las rutas internacionales. «Ahora tenemos unos 30 países con los cuales las autoridades aéreas están negociando», sugirió.


Y es que, durante estos más de cuatro meses, Rusia restringió las conexiones aéreas internacionales permitiendo tan solo vuelos de repatriación, carga, sanitarios y humanitarios, así como los necesarios para el mantenimiento de los aviones.

La vuelta de los vuelos internacionales llegan en un contexto más positivo de la pandemia de coronavirus según los datos que maneja el gobierno ruso. En este sentido, el balance oficial supera los 800.000 contagiados con un total de 588.774 personas han superado la COVID-19.

El centro ruso responsable de la lucha contra el virus ha destacado que en Moscú se han reducido en más del 20 por ciento los casos de coronavirus registrados. «Se confirmaron 645 nuevos casos de coronavirus en la capital. El número de casos nuevos disminuyó en un mes en el 20,5 por ciento«, ha resaltado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here