El Embajador de la República Checa, Ivan Jančárek, y la Directora para España de la Oficina Nacional Checa de Turismo, Markéta Lehečková, ejercieron como anfitriones en su Embajada de Madrid en un encuentro para medios de comunicación al que asistió Descubrir.com y en cual pudimos comentar la situación actual del turismo en el país checo.

En la convocatoria, que siguió todas las medidas sanitarias recomendadas para la situación actual, la Directora de la Oficina Nacional Checa de Turismo nos anunció el reciente rediseño de la página web de turismo, así como las diferentes propuestas, citas y planes que los viajeros españoles podrán disfrutar si se animan a viajar en los próximos meses a Chequia.

Información práctica: cómo viajar a la República Checa

Reconecta con República Checa

En los últimos meses la República Checa se está mostrando como uno de los países de Europa más seguros a la hora de viajar, al tener una de las tasas más bajas de Europa de incidencia de la COVID-19. Entre los protocolos de seguridad que el país ha adoptado para los turistas, se encuentra la obligatoriedad del cumplimiento de una serie de medidas que tendrán que adoptar los viajeros procedentes de países considerados de alto riesgo, entre los cuales se encuentra España.


Lo primero que tendrán que hacer las personas que quieran viajar al país es rellenar un cuestionario online, tras el cual recibirán un email con un código QR que tendrán que usar para descargar el cuestionario en su móvil y mostrárselo a las autoridades al llegar a República Checa.

Además, los turistas españoles tendrán que haberse realizado una prueba PCR en un plazo máximo de 72 horas previo a la llegada al país y deberán haber comunicado el resultado negativo al Servicio regional de salud de Praga, o el que corresponda según su lugar de destino. Por el momento, también existe la posibilidad de realizarse el test PCR al llegar al aeropuerto pero se recomienda la primera opción para agilizar la entrada al país y evitar posibles cuarentenas en caso de resultar positivo. Como la situación está siendo muy variable, es recomendable consultar la información actualizada en su página web.

Otoño e invierno en República Checa

Svatoš rocks

Más allá de Praga, y muchas veces ocultos por el resplandor de la preciosa capital, la República Checa cuenta con un gran número de parajes naturales, ciudades monumentales, impresionantes castillos o pueblos bucólicos que se convierten en destinos perfectos para visitar en otoño o en invierno. De hecho, no hace falta salir de Praga para disfrutar de la naturaleza ya que cuenta con interesantes rutas de senderismo en la reserva natural reserva natural Divoká Šárka, a la que podemos llegar con el tranvía desde la ciudad.

Muy cerca de Praga encontramos la región de la Bohemia Central, que cuenta con un gran número de destacados castillos y palacios como el Hotel Palacio Štiřín o el Chateau Liblice. Si viajamos un poco más al este, sin salir de Bohemia, nos adentramos en una zona de gran belleza natural con paisajes tan impresionantes como el parque nacional de Krkonoše o la ciudad de roca de Adršpach.

Bohemia del Sur es uno de los principales destinos de turismo activo del país, con interesantes rutas de senderismo o en bici, así como una gran oferta de actividades de deportes acuáticos o la impresionante vía ferrata Hluboká, de 150 metros de recorrido. La parte norte de Bohemia no tiene nada que envidiar a su hermana del sur gracias a dos de los mayores monumentos naturales de la República Checa: el nacimiento del río Elba y el pico Sněžka, la montaña más alta del país. 

Pilsen
Pilsen

Por su parte, la Región de Krušnohoří y Erzgebirge, también conocida como los Montes Metalíferos, ha sido declarada recientemente como Patrimonio de la Humanidad y nos permite visitar una de las zonas mineras más importantes de Europa. Y si queremos pasar de la dureza del metal a la fragilidad del cristal nada mejor que dirigirnos a la región de Vysočina, cuya tradición cristalera suma varios siglos de historia y sigue siendo la sede de algunas de las empresas más importantes en el tratamiento del famosísimo cristal de Bohemia.

Podríamos seguir con mil opciones más: Brno y su pasión por la gastronomía, la arquitectura industrial de Zlín, descubrir el origen de la cerveza moderna en Pilsen, las increíbles cuevas de Moravia del Sur, la monumental Olomouc o las famosas aguas termales de Karlovy Vary … Así que la mejor opción es invitaros a entrar en la recién estrenada web de turismo de República Checa y encontrar vuestros propios motivos para viajar a este vibrante país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here