Las imágenes de las colas de cientos de personas en los ‘coffee shops’ neerlandeses dieron la vuelta al mundo hace unas horas. Ante el inminente cierre y el aumento de la venta de droga tanto en la calle como a través de Internet las autoridades locales y policiales y el Ministerio de Justicia de Países Bajos decidieron reunirse para abordar la situación de emergencia.

Coffee Shops
Colas para aprovisionamiento en Coffee Shops neerlandeses

Finalmente, el Gobierno de este país ha autorizado la apertura de los ‘coffee shops’ siempre y cuando ofrezcan únicamente productos para llevar, un día después de que anunciase que estos establecimientos, frecuentados para el consumo de cannabis, debían cerrar al menos hasta el 6 de abril.

El Ejecutivo finalmente ha contemplado para estos singulares establecimientos las mismas medidas que para otros locales de hostelería que ofrecen su producto para llevar.


El primer ministro holandés, Mark Rutte, se dirigió el lunes por la noche a la nación para insistir en la necesidad de adoptar medidas de «máximo control» para proteger a la ciudadanía. En este sentido, ha explicado que la recomendación de los expertos médicos aboga por reducir la curva de contagios, aunque ello conlleve alargar en el tiempo el brote. Considera que es necesario «evitar a toda costa» un contagio masivo, ya que saturaría el sistema médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here