La Fundación de los Ferrocarriles Españoles, organismo cultural que gestiona los museos de Madrid y de Cataluña, ha promovido un proyecto de acción colaborativa europea al que se han adherido una veintena de museos del ferrocarril. La iniciativa está encaminada a mostrar el beneficioso papel que los espacios patrimoniales van a jugar en el cuidado de las personas cuando puedan ser abiertos al público, en un contexto de convivencia con el COVID-19.

El documento «de acción colaborativa» promovido pone su énfasis en la peculiaridad de los centros museísticos dedicados al mundo del tren y el vínculo vital que establecen entre los ferrocarriles y la sociedad.

Tren de la Fresa
Ferrocarril clásico

Los firmantes recuerdan que en los próximos meses se van a necesitar «espacios seguros y saludables para facilitar la reincorporación a la vida pública» y los museos del ferrocarril pretenden formar parte de ellos, en especial, los de Europa, «continente cuna de este modo de transporte».


La amplitud de los espacios donde se ubican (antiguas instalaciones ferroviarias como estaciones, talleres y depósitos de vapor), en ocasiones en lugares abiertos, favorece que las visitas puedan realizarse sin aglomeraciones y respetando las distancias recomendadas entre las personas.

En total son veintiocho las organizaciones europeas que se han unido a esta iniciativa, entre las que se encuentran, además de los museos de Madrid, Cataluña, País Vasco y Asturias, el Museo Nacional del Ferrocarril del Reino Unido en York, el de Portugal con sede en Entroncamento, el de Grecia en Atenas, el alemán de la DB, Hungría, Noruega, Letonia, Suecia, Bélgica, Holanda, el del Transporte de Suiza en Lucerna o el museo del transporte londinense, entre otros.

El proyecto aspira a seguir avanzando en el futuro, «manteniendo un espíritu de colaboración que sensibilice a la sociedad sobre la importancia de los museos en este nuevo escenario europeo de convivencia frente al virus».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here