El Real Monasterio de Yuste cuenta con un nuevo jardín del mirador, que supone la ampliación de la visita que habitualmente realiza el público. El jardín se asienta sobre un pequeño cerro junto al estanque que hay en la zona central y cuenta con un mirador de madera.

Así pues, el público podrá contemplar por primera vez de forma completa la fachada sur del monasterio, una «vista icónica en la que se aprecia su evolución arquitectónica a lo largo de la historia desde 1415, año al que se remonta su construcción original».

Monasterio de Yuste
Fuente: Wikipedia

Este nuevo espacio cuenta, además, con una zona estancial con bancos y pasarela, todo el diseño de plantaciones, caminos y elementos de mobiliario, que giran en torno al Olivo de la Paz que el rey Felipe VI plantó en 2019 y que el visitante también podrá ver de cerca por primera vez.


Esta actuación permitirá que, a partir de ahora, el público pueda acceder a lo que en su día fue el jardín de la Casa-Palacio del emperador Carlos V, que se podrá visitar por grupos reducidos de 10 personas cada 10 minutos aproximadamente, según la afluencia de visitantes, debido a la pandemia de Covid-19, aunque la visita al monasterio cuenta con un aforo de 60 personas cada hora.

El nuevo jardín del mirador fue visitado esta semana por la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos; la consejera de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Extremadura, Nuria Flores; la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García, y el alcalde de Cuacos de Yuste, José María Hernández.

Durante su visita Llanos Castellanos, ha destacado que esta actuación «responde a nuestro deseo de hacer más accesible el patrimonio con el que contamos para que se convierta en el patrimonio de todos los ciudadanos», y ha añadido que «también representa una oportunidad para impulsar el turismo y la economía en Extremadura«.

En ese sentido, Castellanos ha asegurado que, con la ampliación del Jardín del Mirador, se «da respuesta a una demanda recurrente de los turistas y, además, logramos una mejora sustancial tanto para la calidad de la visita como para que el público tenga una mejor concepción del monumento».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here