Hay un municipio en el norte de Galicia tan bonito como poco conocido por los turistas. Hablamos de Mañón, un ayuntamiento en la provincia de A Coruña, limítrofe con la provincia de Lugo, que se extiende por una estrecha franja de territorio hacia la costa, donde se encuentran el océano Atlántico y el mar Cantábrico.

Si buscas un destino con playas increíbles y poco masificadas, senderos junto al río, patrimonio histórico y pueblos pintorescos, acércate hasta Mañón, un paraíso escondido en las Rías Altas.

O Barqueiro

O Barqueiro
Fuente: Wikimedia/Basilio CC BY-SA 3.0

La capital del municipio de Mañón es O Barqueiro, un pueblo pesquero cuyas casas se suceden hacia el mar en forma de anfiteatro. El topónimo procede del barquero que cruzaba a la gente de un lado a otro de la ría que sirve de frontera natural entre las provincias de A Coruña y Lugo antes de que se construyera el primero de los puentes en 1901.


Callejea por el interior del pueblo y comprende por qué está catalogado como Conjunto Singular. O Barqueiro se encuentra en la misma desembocadura del río Sor, un hermoso río salmonero en cuyo estuario se suceden idílicas playas.

Bares

Puerto de Bares
Fuente: Wikimedia/Iago Casabiell González CC BY-SA 4.0

Siguiendo por la AC-100, a unos 7 kilómetros, se encuentra O Porto de Bares, otro de los pueblos con encanto de Mañón. Si hay un tesoro en él es el dique fenicio, del siglo VII a. C. Se lo conoce como Muelle do Coído y frente a él se extiende la apacible playa de Bares y la Praia da Concha. Mar adentro puedes distinguir la Isla Coelleira.

Semáforo de Bares

Semáforo de Bares
Fuente: Wikimedia/Tubamirum CC BY-SA 3.0

Cerca de Bares se encuentra el Semáforo de Bares, un lugar a 200 metros de altitud sobre el nivel del mar, desde donde contemplar una de las vistas más emblemáticas de la ría de O Barqueiro. El edificio del Semáforo de Bares es una antigua construcción militar dedicada a la vigilancia de embarcaciones y como base de comunicaciones y estación meteorológica. El edificio fue transformado en un coqueto hotel boutique, pero es posible acercarse y contemplar las vistas desde el mirador.

Estaca de Bares

Faro de Estaca de Bares
Fuente: Flickr/Juan de la Puente CC BY-SA 2.0

Uno de los puntos más especiales de Mañón es el cabo de Estaca de Bares, el lugar más septentrional de la península ibérica. Todo el entorno costero donde se ubica está catalogado como Lugar de Interés Comunitario Ortigueira-Mera y Lugar de Interés Comunitario Costa da Mariña Occidental de la Red Natura 2000.

Es posible aparcar en las proximidades del cabo y acercarse a pie a través de una senda que transcurre junto al bonito faro de Estaca de Bares, construido en el siglo XIX, hasta llegar al extremo de este lugar geográfico que se adentra en el mar y sirve de límite entre el Atlántico y el Cantábrico. Este emblemático punto es el lugar donde se juntan ambas aguas.

Estación ornitológica

Cormorán
Fuente: Pixabay/MabelAmber

A pocos metros del cabo de Estaca de Bares, e incluido en el territorio de la Red Natura, se encuentra uno de los observatorios ornitológicos más bonitos y especiales del norte de Galicia. Y es que la estación ornitológica ubicada en este punto de Mañón es un sitio excepcional para el avistamiento de aves, ya que por aquí pasa una de las rutas migratorias más importantes de Europa.

La mejor época para contemplar el ir y venir de aves marinas en este corredor migratorio se extiende entre finales de agosto y los primeros días de diciembre. Entre ellas podrás contemplar cormoranes, charranes, alcatraces y frailecillos. Además de lugar de tránsito, es también un punto de alimentación para muchas de las aves que se reproducen en la zona.

Playas de Mañón

Playa de Esteiro en Mañón
Fuente: Wikimedia/Iago Casabiell González CC BY-SA 4.0

Si buscas playas de blanca arena y ambiente tranquilo, te encantarán las de Mañón. Siguiendo la carretera que comunica O Barqueiro con Bares y tomando después un desvío a la derecha, llegarás a una pequeña y romántica cala: la Praia de Vilela. En Bares se encuentra la Praia de Bares, con forma de concha, la cual se divide en dos partes diferenciadas: una zona urbana y junto al puerto, y otra con sistema dunar conocida como Igrexa Vella.

Aunque si hay una playa idílica es la Praia de Esteiro, también denominada Cañoles, en la que desemboca el río Sor. Se trata de un arenal resguardado de unos 185 metros de longitud y arena fina, aunque suele contar con oleaje. La zona del Estuario es perfecta para ir con niños y permite contemplar los puentes que atraviesan de provincia a provincia sobre el río: el puente del tren, el puente de la carretera y el bonito puente metálico convertido en peatonal. Su extensión permite dar bellos paseos y realizar hermosas fotografías.

Río Sor

Río Sor
Fuente: Flickr/Raúl Hidalgo CC BY 2.0

Una vez conozcas los lugares más destacados de la costa del municipio de Mañon, acércate al interior de este estrecho municipio que se extiende junto al curso del río Sor. Son varias las rutas de senderismo que puedes realizar en su entorno fluvial, con bosques de ribera, refugios de pescadores y áreas recreativas, como la del Ponte Segade, una de las primeras en establecerse.

Entre todas las rutas a realizar por el Sor, te recomendamos la que parte precisamente de Ponte Segade, avanza hasta el refugio de Salustio y llega a la bonita cascada de Augas Caídas, formada por las aguas del arroyo del Seixo que caen sobre el río Sor en un desnivel que supera los 30 metros de altura. Y no dejes de acercarte a conocer el puente romano de O Porto.

Si asciendes hasta la sierra de la Coriscada contemplarás increíbles vistas panorámicas desde los miradores de los puntos más altos del municipio, por el que se extiende un parque eólico. El sitio más espectacular es el mirador de la Coriscada, a 523 metros de altitud sobre el nivel del mar, y desde donde se contempla en toda su amplitud la ría de O Barqueiro. En el Alto da Coriscada también es posible ver el Vértice Geodésico, dólmenes y mámoas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here