Valoración post

Cabo de Gata tiene un imán para los viajeros: siempre lo hechas de menos, siempre vuelves. El Parque Natural de la costa almeriense es una de las grandes joyas del Mediterráneo, un paraje protegido que ofrece al visitante refugio, consuelo y promesa. Si buscas aislarte del mundo una temporada, pocos lugares en España ofrecen un entorno tan adecuado para hacerse a un lado como el Cabo de Gata. 

Con una superficie de casi 50.000 hectáreas, el parque se extiende desde Retamar al oeste, pasando por las Salinas, el Faro y el más que celebre Arrecife de las Sirenas, hasta llegar a Carboneras al este, aunque buena parte de este municipio, que alberga la popular playa de Los Muertos, queda fuera del área protegida. La ausencia de invierno climático y su diversidad geológica caracteriza la belleza agreste, a veces amenazante, pero siempre poética del Cabo de Gata, un oasis del que seleccionamos sus siete pueblos más bonitos.  

3Las Negras 

Cabo de Gata
Fuente: Wikipedia

Entre Rodalquilar y Agua Amarga encontramos otro mito del Cabo de Gata: Las Negras, pueblo hippie por excelencia de la zona. Y es que, durante los años 60 y 70, muchas localidades del Cabo de Gata recibieron a comunidades que ansiaban un espacio en el que establecer sus propias reglas. La cala de San Pedro en Las Negras fue el lugar en el que la comunidad hippie germinó con más fuerza.  

A pesar de que en San Pedro sigue vigente ese espíritu hippie, la vecina Las Negras se ha ido modernizando para dar cobijo a otro tipo de turistas más pragmáticos creciendo el número de apartamentos y servicios turísticos. Con todo, Las Negras y su Cerro Negro merecen una visita. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí