Cascos históricos medievales de aroma legendario, un litoral plagado de calas y playas inolvidables, una gastronomía que celebra lo mejor del Mediterráneo y un estilo de vida en el que los relojes se funden como en el cuadro de Dalí. Así es la Costa Brava, una de las joyas más brillantes de la costa peninsular que ha sido conquistada por el turismo internacional desde hace décadas.

Y aunque las calas y las playas de la Costa Brava sean su principal reclamo, en este territorio de algo más de 200 kilómetros de costa encontramos muchos pueblos deliciosos, unos más famosos, otro menos, unos más turísticos, otros más solitarios, pero todos ellos inspiradores. En la siguiente lista seleccionamos los pueblos más bonitos de la Costa Brava. 

2Pals 

Los Pueblos más bonitos de la Costa Brava
Fuente: Unsplash

Nos vamos al interior —pero sin alejarnos mucho de la costa, no os preocupéis— para descubrir uno de los pueblos medievales más fabulosos de Cataluña. Pasear por sus calles empedradas tras una buena jornada de playa es un placer único para el viajero. Su buen estado de conservación es fruto de un esfuerzo por recuperar un patrimonio desde los años 50 que ahora ya luce con todo su esplendor.  

Una buena ruta por Pals debe terminar en el mirador de Josep Pla que ofrece unas vistas espectaculares de la llanura ampurdanesa. Y pese a que esta localidad también es una de las más frecuentadas por turistas, no podemos irnos de la Costa Brava sin disfrutarla, al menos una vez. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here