Además de sus impresionantes capitales de provincia, que rezuman historia en sus edificios, sus empedradas calles y sus plazas, Castilla y León atesora pequeñas y hermosas localidades en las que el tiempo parece detenerse y el viajero puede olvidarse del estrés, de las preocupaciones y disfrutar de unas horas o unos días de tranquilidad en parajes únicos.

Si estás pensando en escapar unos días a estas tierras, estos son algunos de los pueblos más bonitos de Castilla y León, en los que además podrás disfrutar de una estupenda gastronomía y unos excelentes vinos.

1Bonilla de la Sierra (Ávila)

Bonilla de la Sierra
Fuente: Wikimedia/Xemenendura CC BY-SA 4.0

En el valle del Corneja, en la provincia de Ávila, se localiza Bonilla de la Sierra, uno de los pueblos más bonitos de Castilla y León, declarado Conjunto Histórico-Artístico en el año 1983. Esta villa monumental de origen medieval todavía conserva parte de sus murallas, así como sus plazas, su fortaleza y su importante iglesia. Disfruta del paseo por sus calles empedradas y junto a sus casas porticadas, descubre el Pozo de Santa Bárbara, la Fábrica de Paños, la iglesia colegiata de San Martín de Tours y el castillo de Bonilla de la Sierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here