El Ayuntamiento de Lloret de Mar (Girona) y las organizaciones empresariales turísticas de la ciudad han consensuado un plan para ser «el destino más seguro posible», que prevé la separación de ancianos, familias con niños y adultos sin niños en las playas.

Además, el Ayuntamiento podría limitar el aforo, así como implementar otras medidas recomendadas por las autoridades sanitarias de cara a abrir las playas una vez que avance el plan de desescalada y se reactive el turismo.

Lloret de Mar
Fuente: Unsplash

Fuentes del Ayuntamiento han explicado que el plan tiene que servir para garantizar que Lloret está «totalmente preparado para recibir visitantes durante la temporada turística de este verano», antes del próximo 15 de junio.


El plan adapta los protocolos de seguridad y sanidad en todo el municipio -vía pública, seguridad, playas, hoteles, apartamentos, viviendas de uso turístico, campings, restauración, comercio, deporte y ocio-, y prevé cuatro etapas, con formación para empresas y los 4.000 trabajadores del sector.

Por otro lado, el CSIC ya ha redactado el informe encargado por el ICTE de cara a la apertura de playas y piscinas. En su trabajo, advierten de que la gran cantidad de personas en estos espacios pueden ser un foco de contagios, pero apuntan que el contagio en el medio acuático «es muy poco probable» y que las características de las playas pueden hacer disminuir el riesgo.

Otros de los factores que pueden preocupar es la prevalencia del virus en la arena presente en playas o riberas. «Aunque no existen estudios experimentales al respecto, la acción conjunta de la sal del agua de mar, la radiación ultravioleta solar y la alta temperatura que puede alcanzar la arena, son favorables para la inactivación de los agentes patógenos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here