Nuestro país puede presumir de un patrimonio excepcional, tanto artístico como arquitectónico y monumental. Sin embargo, en algún que otro lugar, como en las numerosas rotondas que se encuentran en nuestras carreteras, se alzan estatuas y monumentos que producen más horror y extrañeza que admiración ante su belleza.

Como lo artístico siempre es discutible, y ahí cada cual puede valorar tales objetos como considere, vamos a detenernos solo en el componente estético, pues la mayoría de vecinos y viajeros coinciden en señalar que las esculturas que hoy os traemos son algunas de las más feas de España. Juzga tú mismo si tienen razón.

1El Sireno (Vigo)

Escultura de El Sireno en Vigo
Fuente: Wikimedia/Hugo P. CC BY-SA 2.5 ES

En la gallega ciudad de Vigo, se encuentra una escultura que fue objeto de numerosas polémicas cuando se colocó. Y es que El sireno, obra del escultor Francisco Leiro, se alza de forma inconfundible en la Puerta del Sol, en pleno centro vigués, aunque su autor la denominó Hombre Pez en un principio.

Ahí está desde 1991 y, pese a no ser precisamente bonita, lo cierto es que se ha convertido en todo un icono de la ciudad. Está elevada sobre un par de columnas de granito negro de unos 11 metros de altura y su aspecto desentona todavía más si tenemos en cuenta que a su alrededor destacan algunas de las fachadas más emblemáticas de la ciudad, como la del Edificio Simeón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here