Valoración post

Durante las vacaciones, la habitación del hotel es nuestro refugio y el santuario del descanso tras las largas y agotadoras jornadas de turisteo. Aunque algunas lucen una decoración bonita y confortable y ofrecen un catálogo de servicios sumamente completo, lo cierto es que no son nuestra casa. Y tampoco están tan limpias como creemos, a pesar de que el personal de limpieza pasa todos los días.

La razón estriba que por nuestra habitación han pasado con anterioridad decenas e incluso cientos de personas, y todas han dejado microorganismos, gérmenes y bacterias que pueden hacer su agosto con nosotros y arruinarnos el viaje. No obstante, dichas bacterias tienen sus preferencias a la hora de habitar. Veamos cuáles son los cinco objetos menos higiénicos de un hotel.

3Cubrecamas y colchas

Fuente: Pxhere.

Después de una larga jornada de visitas y caminatas, no hay cosa más placentera que llegar a la habitación del hotel y tirarnos encima de la cama, sobre el cobertor o la colcha. Pero ¿te has detenido a pensar cuántas personas han opinado igual que tú antes y han seguido el mismo ritual? Efectivamente, muchas. Si a esto le añadimos que los cubrecamas no se limpian con la frecuencia que creemos, nos encontramos con que estas prendas de cama son todo un foco de bacterias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here