La hostelería y el turismo están siendo dos de los sectores económicos más dañados por la crisis sanitaria derivada de la propagación del COVID-19. El efecto que esta crisis va a tener a largo plazo sobre ambas industrias aún es incierto, pero es evidente que, en los próximos meses, la crisis sanitaria se convertirá en crisis económica, especialmente en las zonas más dependientes del turismo y, entre ellas, entre las zonas más dependientes del turismo internacional. Porque el turismo nacional, a pesar de que ya empieza a mostrar signos positivos de cara al verano, no tiene capacidad para absorber tanta oferta.

Hay que tener en cuenta que la industria turística supone para España el 12,3% del PIB (datos de 2018, los últimos publicados) lo que supone casi 150.000 millones de euros. Emplea de forma directa a 2,62 millones de personas, un 12% del total según datos del Instituto Nacional de Estadística que sitúa el número de afiliados en casi 2,4 millones. El crecimiento del sector en la última década ha sido imparable. En 2009 llegaban poco más de 50 millones de turistas extranjeros, en 2019 ese dato ya estaba cerca de duplicarse: 83,7 millones de turistas internacionales con un gasto de más de 90.000 millones de euros.

Así las cosas, el colapso del turismo durante este verano puede tener unas consecuencias catastróficas a corto plazo, tanto a nivel de destrucción del tejido productivo, como de empleos. Aunque a largo plazo la crisis del sector turístico pueda ser una oportunidad para replantear un modelo de “poco valor añadido”, son millones de trabajadores los que viven directa o indirectamente de este sector. En esta lista reunimos las ciudades españolas más afectadas por la crisis del turismo.

2Adeje (Tenerife)

Adeje
Fuente: Unsplash

Con 1,21 millones de turistas internacionales en 2018, Adeje puede servir de paradigma de la crisis del turismo en todo el archipiélago canario. Como particularidad, la temporada alta de Canarias suele ser en torno a los meses de marzo y abril, fechas en las que el estado de alarma prohibió los viajes no esenciales y, por supuesto, los turísticos. Según los datos del gobierno canario, durante los meses de marzo y abril, el 25% de los turistas que llegan España aterrizan en las Islas Canarias.

“La elevada dependencia de la economía de Canarias del sector turístico, y el colapso que, sin ningún género de dudas, va a experimentar el sector (ya lo está experimentando), adelantan una elevación considerable del desempleo”, señala un informe interno el Gobierno canario. Teniendo en cuenta que la industria turística supone el 35% del PIB de Canarias y un 40% de los empleos, localidades turísticas volcadas al turismo como Adeje están sufriendo desde hace semanas el impacto de la falta de turistas.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here