La comarca aragonesa del Alto Gállego atesora en su territorio un conjunto de hermosas iglesias y bellos pueblos pirenaicos que bien merecen la visita. El valor y la belleza de esos templos de estilo románico lombardo contribuyeron a que fueran declarados en 1982 Monumento Histórico-Artístico.

La cercanía que hay entre todos ellos facilita conocerlos a través de excursiones o recorridos que puedes realizar según la cantidad de tiempo de la que dispongas, aunque result un plan perfecto para un puente o un fin de semana. Apunta la ruta de las iglesias del Serrablo en uno de los rincones más bonitos de Huesca (Aragón) para tu próxima escapada.

Iglesias de Serrablo: San Bartolomé de Gavín

Iglesia de San Bartolomé de Gavín
Fuente: Wikimedia/Diego Delso CC BY-SA 4.0

Puedes comenzar este recorrido en coche en la localidad de Gavín, a 974 metros de altitud, en el municipio de Biescas. Cerca del pueblo se alza la iglesia de San Bartolomé de Gavín, construida en el siglo XI. Se restauró en el siglo XX, y si te gusta el senderismo, para llegar a ella, puedes seguir una hermosa ruta desde el pueblo hasta la iglesia.


Iglesia de Santa Eulalia de Orós Bajo

Santa Eulalia de Orós Bajo
Fuente: Wikimedia/Reinhardhauke CC BY-SA 3.0

Siguiendo la carreterra N-260, a unos 14 minutos en coche, podrás desviarte para conocer la iglesia de Santa Eulalia de Orós Bajo (Diseminado Oros Bajos, 9, 22636 Orós Bajo, Huesca), construida en el siglo XI, en estilo mozárabe o románico-lombardo. Se ubica en un hermoso lugar próximo al centro del pueblo, a la altura del tramo medio del río Gállego.

Iglesia de San Martín de Oliván

Iglesia de San Martín de Oliván
Fuente: Wikimedia/Reinhardhauke CC BY-SA 3.0

Si dejas atrás la iglesia de Orós Bajo, a unos 4 kilómetros puedes visitar la iglesia de San Martín de Oliván (Calle Única, 30, 22636 Oliván, Huesca), en el centro del pueblo de Oliván. Se levantó en el siglo XI, pero fue ampliada durante el siglo XVI, cuando se le añadió a la torre un cuerpo de campanas.

Iglesia de Santa Eulalia de Susín

Santa Eulalia de Susín
Fuente: Flickr/ JM Fumeau CC BY-ND 2.0

De nuevo, a poco más de 4 kilómetros de la hermosa iglesia del pueblo de Oliván, está otra auténtica maravilla: la iglesia de Santa Eulalia de Susín, en un hermoso paraje entre los árboles. En el año 1966 fueron descubiertas en su interior un par de pinturas murales del siglo XII que, a fecha actual, se conservan en el Museo Diocesano de Jaca.

Iglesia de San Juan de Busa

Iglesia de San Juan de Busa
Fuente: Wikimedia/ Ángel M. Felicísimo CC BY 2.0

Regresa a la Calle Única, porque solo a 8 minutos en coche podrás contemplar una de las más bellas iglesias de todas las que conforman el conjunto del Serrablo: la iglesia de San Juan Bautista de Busa. Ubicado en las proximidades del Sotos del río Gállego, el templo estaba en ruinas y fue reconstruido en la década de los setenta del siglo XX y una de las razones de su encanto es que se encuentra inacabada.

Iglesia de San Pedro de Lárrede

Iglesia de San Pedro de Lárrede
Fuente: Wikimedia/Willtron CC BY-SA 3.0

Solo a un par de minutos en coche se encuentra la iglesia de San Pedro de Lárrade (Partida Larrede, 2, 22666 Sabiñánigo, Huesca), una de las más características de las iglesias del Serrablo. No está muy clara la fecha de su construcción pero sí que el constructor fue el mismo que también se encargó de la iglesia de San Andrés de Satué, que será la siguiente parada de tu ruta, a 4 kilómetros hacia el sur.

Iglesia de San Andrés de Satué

Iglesia de San Andrés de Satué
Fuente: Wikimedia/Don Camillo CC BY-SA 4.0

Aunque la torre es de época moderna y gran parte de la iglesia de San Andrés de Satué (Calle Unica Ag. Satue, 11, 22613 Satué, Huesca) hubo de ser reconstruida tras la guerra civil española, sigue siendo una preciosidad que se alza en una de las laderas del del monte de Santa Orosia.

A 8 kilómetros, se encuentra la iglesia de Santa María de Isún de Basa, construida entre los siglos XI y XII y con una torre del siglo XV. De nuevo tendrás que conducir 30 minutos hasta el siguiente punto de interés en nuestro itinerario por las iglesias del Serrablo.

Iglesia de San Juan de Orús

Iglesia de San Juan de Orús
Fuente: Wikimedia/Carlosky CC BY-SA 3.0 ES

La iglesia de San Juan (Calle Única, 2, 22611 Orús, Huesca), en el pequeño pueblo de Orús, data del siglo XII, y tiene un par de capillas laterales, un ábside y una torre adosada. En su interior, el templo estaba decorado con una serie de pinturas murales en las que se contaba la historia de San Juan Bautista. No obstante, estas fueron arrancadas y, en la actualidad, se conservan en el Museo Diocesano de Jaca.

Iglesia de San Martín de Arto

Iglesia de San Martín de Arto
Fuente: Wikimedia/Carlosky CC BY-SA 3.0 ES

Regresa por la carretera nacional y pon rumbo al sur por la E-7 para descubrir la iglesia de San Martín de Arto (Calle Única, 22, 22620 Arto, Huesca), a 22 kilómetros de Orús. Tal y como sucede con la mayoría de estos templos, aunque fue construida en el siglo XI, la torre se levantó mucho tiempo después, en este caso, entre los siglos XVI y XVII.

Iglesia de San Martín de Ordovés

Ordoves
Fuente: Wikimedia/DonCamillo CC BY-SA 4.0

En el Valle del Guarga, la iglesia de San Martín de Ordovés (Partida Ordoves, 11, 22622 Ordovés, Huesca) también contaba con frescos del siglo XIV, que fueron trasladados al Museo Diocesano de Jaca. No obstante, en su interior, se expone una reproducción fotográfica de aquellos.

Iglesia de San Miguel de Latre

iglesia de Latre
Fuente: Wikimedia/Willtron CC BY-SA 3.0

A unos 20 minutos en coche también puedes contemplar la iglesia de San Pedro de Lasieso (Calle Unica Lasieso, 34, 22621 Lasieso, Huesca). Si quieres seguir descubriendo el bello patrimonio arquitectónico de la región, a 14 kilómetros de Lasieso se localiza la iglesia de San Miguel de Latre (Calle Única, 33, 22624 Caldearenas, Huesca) y, más hacia el sur, la iglesia de San Salvador de Javierrelatre (Barrio Alto, 33, 22624 Javierrelatre, Huesca).

Si realizas esta ruta en varios días o en sucesivas excursiones si tienes la posibilidad, recuerda que algunas de las iglesias del Serrablo mantienen sus puertas abiertas, como es el caso de San Juan de Busa, San Martín de Oliván y San Martín de Ordovés, pero para visitar el interior de otras de ellas es necesario acceder con una llave. Normalmente la guarda alguno de los vecinos de la localidad donde se encuentran, así que no tendrás nada más que preguntar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here