La Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Extremadura ha anunciado el inicio del procedimiento que convertirá a la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción en la población de Montehermoso en Bien de Interés Cultural dentro la categoría de Monumento. El templo ha sido considerado un elemento “singular relevante y de valor incuestionable” dentro de la arquitectura religiosa de Extremadura.

Es considerado el monumento más representativo de la localidad y contiene además un conjunto de arte sacro de especial significación en la comarca. Su valor también radica en la propia belleza del edificio, austera y sobria, que refleja las características constructivas del periodo artístico renacentista en Cáceres y Extremadura.

La Junta de Extremadura ha manifestado que se trata de un monumento “paradigmático” en el patrimonio de la comarca del valle del Alagón y esta decisión de integrarlo como parte de los bienes culturales extremeños contribuirá a su conservación en mejores condiciones para qeu lo puedan seguir disfrutando las generaciones futuras.


A la hora de datar la construcción del templo de Montehermoso, los expertos suelen tomar como los escudos existentes en ambos laterales del presbiterio. A la derecha se encuentra un blasón de Garci Fernández Manrique de Lara, conde de Osorno y señor de Galisteo. Un título que fue concedido por el rey Juan II de Castilla el 4 de marzo de 1429. Y al lado izquierdo hallamos el blasón de doña María de Luna, tercera esposa de Garci Fernández Manrique de Lara e hija del condestable Álvaro de Luna.

Estos dos hitos ayudan a circunscribir en el tiempo la construcción de la iglesia pero, además, existe un registro en los archivos que hablan de la presencia en Montehermoso. Fue a mediados del siglo XVI, cuando Juan López de Ordieta, un prestigioso y conocido cantero de la región, señaló el año 1550 como la fecha más antigua de construcción del templo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here