Vuelven las visitas guiadas nocturnas a la Catedral de Sevilla para sortear el calor y mostrar a viajeros y locales los atractivos de uno de los templos más importantes de la arquitectura de toda España.

La oferta de visitas nocturnas, denominada ‘Magna’ y dividida en dos modalidades: interior y cubiertas, ha recibido una extraordinaria acogida registrándose más de 500 reservas, lo que acerca el cartel de ‘completo’ para la primera quincena de julio.

Fuente: Europa Press

El visitante podrá contemplar la puesta de sol desde algún punto de un itinerario único y conocer desde un enclave privilegiado cómo se construyó la iglesia entre los siglos XV y XVI. Así, el guía se detendrá en los personajes que participaron en su construcción, desde el maestro mayor, hasta los albañiles, pasando por los canteros, carpinteros, herreros, olleros y esparteros.


Ambas visitas guiadas, que tienen una duración de, aproximadamente, una hora y media, comienzan a las 21,30 horas y permiten al visitante recorrer espacios singulares nunca antes abiertos al público. «La edición nocturna incorpora, además, la paz y el silencio de las últimas horas del día junto con los matices que aporta la luz para inducir la contemplación de lo divino y lo humano de cada obra», tal y como afirma el delegado de Administración y Patrimonio de la Catedral, Francisco Oriz.

En cuanto a la visita por el interior del templo, empieza en el Patio de los Naranjos y concluye en el imponente Altar Mayor, el retablo más grande de la cristiandad, a través de un recorrido jalonado por las principales capillas de la Catedral. Cuadros de Murillo, como el de San Antonio, en la capilla del mismo nombre; el Cristo la de Clemencia, de Martínez Montañés; la Virgen de la Antigua, pintada en uno de los pilares del antiguo templo y que se salvó del derribo; la lápida de Fernando Colón o las obras de Zurbarán, en la capilla de San Pedro, centran parte de la visita.

«Para que la visita sea magna, como la hemos denominado, además de esta imponente luminosidad, sonará música de órgano grabada por Enrique Ayarra», apunta Ortiz. «También en la Sacristía, el visitante podrá experimentar un momento único ya que, entre la penumbra, podrá contemplar la majestuosa Custodia de plata realizada por Arfe e iluminada para la ocasión».

El Cabildo ha tomado precauciones derivadas de la Covid-19 para que el visitante se sienta seguro durante la visita. «La seguridad es una preocupación constante y por ello este tema está presente en todo momento: los grupos son de 20 personas como máximo, el audioguía se entrega desinfectado y envuelto en unas fundas específicas para evitar el contacto directo y al acceder al templo es obligatorio el uso de gel hidroalcohólico».

Las entradas para estas visitas, que se añaden a las que ya se ofertan en horario de mañana, pueden adquirirse únicamente a través de la web de la Catedral de Sevilla y tienen un precio único de 16 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here