Valoración post

La localidad de Socuéllamos es considerada una de las capitales del vino de La Mancha y eso implica serlo también del mayor viñedo de Europa. Con doce bodegas y un interesante museo dedicado al vino, se convierte en una visita obligada para conocer la rica cultura vitivinícola de esta región española.

Hemos hablado con Pedro Arrabales, su Concejal de Turismo, para que nos hable de la nueva añada del vino, que fue presentada hace unas semanas, y nos cuente qué lugares podemos descubrir en Socuéllamos y sus alrededores.

Entrevista a Pedro Arrabales, concejal de turismo de Socuéllamos

Pedro Arrabales

¿Qué caracteriza la nueva añada del vino?

En esta nueva añada la calidad de los vinos ha sorprendido gratamente. Son estructurados, bien elaborados, pero sobre todo son vinos con personalidad propia, elaborados con uvas que van desde la típica tempranillo o garnacha, a la petit verdot o la moscatel, entre otras. Se sigue trabajando con la uva tradicional pero cada vez se está introduciendo otro tipo que funciona muy bien este terreno.

Esta nueva añada ha sido degustada por más de 200 personas en una cata maridada y una galería del vino celebrada por el Ayuntamiento en la que se presentaron las nuevas añadas de los vinos Socuéllamos, con una gran respuesta por el público asistente. En definitiva, los vinos de las nuevas añadas de las bodegas de Socuéllamos se caracterizan por su gran calidad y variedad.

¿Qué hace diferentes a los vinos de Socuéllamos?

Socuéllamos es un municipio donde la tradición en el cultivo de la vid viene de lejos, cuando Don Juan Osórez, Gran Maestre de la Orden de Santiago, en 1298 otorga la Carta Puebla eximiendo de tributos a todo aquel que plantara viñedo. Por lo tanto, todo lo que tienen que ver con el vino y su cultivo no es nuevo para los socuellaminos, que han sabido aunar tradición y modernidad con una gran variedad de vinos, ecológicos muchos de ellos, difícil de encontrar en otros municipios, además de otro tipo de productos procedentes de la vid.

Los vinos de Socuéllamos no se distinguen solo por su calidad y buen hacer, sino por la gran variedad en su oferta, ya que en la localidad hay más de 12 bodegas de diferente tipología, desde la gran cooperativa, hasta la bodega familiar y más tradicional, o la que se dedica únicamente a los vinos y productos ecológicos.

Dentro de la experiencia turística, la visita al Museo Torre del Vino es imprescindible. ¿Qué se va a encontrar el turista en este museo?

Museo Torre del Vino

El museo, construido sobre una antigua estación de ferrocarril, nos habla de la historia no solo de Socuéllamos, sino de la vinculación de Castilla-La Mancha al ferrocarril y a las órdenes militares. Una vez introducidos en la historia del vino en el municipio, conoceremos de manera interactiva la elaboración y servicio del vino, desde la tierra a la mesa, así como las diferentes variedades y gama de vinos, para acabar la visita con una degustación en su espectacular vinoteca.

Todo ello sin olvidar, como su propio nombre indica, subir a la torre de 34 metros de altura y 11 plantas, desde donde podemos contemplar el típico paisaje manchego, el municipio salpicado de bodegas y los típicos chimeneones de las antiguas alcoholeras. En definitiva, el turista va a encontrar un museo lúdico y pedagógico para conocer la historia de Socuéllamos y el proceso de elaboración del vino.

¿Qué otros lugares o visitas recomendarías a una persona que se acerque hasta vuestra localidad?

La zona del casco histórico, donde se puede visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el Antiguo Consistorio y la Casa de la Encomienda, construcción de 1440 y casa de los antiguos comendadores de la Orden de Santiago, donde la historia cuenta que durmió una noche Santa Teresa de Jesús en uno de sus viajes.

Cercana, la ermita de la Virgen de Loreto donde se ofrece el primer mosto de la vendimia es de gran interés. Los alrededores, con los chozos y el mar de viñas que en ningún sitio puede verse como aquí, sobre todo de primavera a otoño, las rutas de senderismo o para hacer en bicicleta, el Paraje de Titos…

¿Tenéis previsto recuperar este año las jornadas de “Vino bajo las estrellas”?

Sí, de hecho el año pasado ya se retomaron, aunque con un aforo muy controlado por la pandemia, con gran éxito de participación. Para este año ya estamos trabajando en esta actividad que se prolongará durante toda la época estival y que completará la oferta cultural y turística de Socuéllamos.

Además de visitar las bodegas, ¿qué otras experiencias ofrece la Ruta del Vino de la Mancha?

Molinos de Viento
Molinos de viento

Lo principal es conocer el rico patrimonio de la zona, que incluye obviamente los famosos molinos de La Mancha y nuestros paisajes plagados de viñedos, así como los restos de arquitectura civil y religiosa en un terreno que fue cruce de caminos y que ha conocido el paso de numerosos pueblos.

Los emblemas de nuestra tierra son El Quijote y el vino, y, vinculado a ello, este es el mejor lugar para conocer el patrimonio histórico y cultural del mundo cervantino y las Órdenes Militares que gobernaron La Mancha. Museos, fiestas, y tradiciones, sin olvidar una gastronomía donde la calidad de la materia prima es la premisa.

¿Qué platos típicos recomendarías a un turista que se acerque a Socuéllamos?

En esta tierra la gastronomía, como en muchas otras, venía marcada por el clima: en invierno gachas; migas ruleras para la época de la vendimia acompañadas con uva o melón, junto con las tortas de mosto, el arrope y el mostillo. En época de caza los gazpachos manchegos o la perdiz en escabeche. Potaje con rellenos, bacalao en todas sus variedades, torrijas y arroz con duz en Semana Santa; y en cualquier época del año pisto y queso manchego, caldereta de cordero, lomo de orza, panes de cruz recién horneados, dulces caseros y la popular zurra. Todo ello por supuesto acompañado de los vinos socuellaminos.

¿Qué citas clave nos recomendáis no perdernos en Socuéllamos?

En Socuéllamos la actividad cultural y festiva abarca todo el calendario, pero además de los tradicionales Carnavales y Semana Santa, llenas de colorido y actividades, citas ineludibles son Manchavino y la Fiesta de la Vendimia, a principios de septiembre, con catas, concursos, pisada de uva y todo tipo de eventos en torno al vino y las tradiciones. Otra de las fechas clave que diferencian a Socuéllamos del resto de destinos es la Feria de Todos los Santos, donde se une tradición y modernidad en una fiesta adaptada a la actualidad. Todo ello sin olvidar la Feria y Fiestas de Agosto, las Cruces de Mayo, la romería de San Isidro y las fiestas tradicionales llenas de encanto.

Qué hoja de ruta básica propondrías para una escapada a Socuéllamos

Una escapada a Socuéllamos te permite disfrutar de numerosas actividades: desde una visita guiada por una de sus bodegas, en las que podrás comprar y degustar sus vinos; un recorrido por el Museo Torre del Vino, que te permitirá conocerlo desde sus orígenes hasta la mesa, contemplando el atardecer desde su torre; tapear con las mejores tapas y vino en su plaza principal, rebosante de vida; disfrutar en alguno de sus espléndidos restaurantes de platos llenos de calidad y autenticidad; recorrer el Casco Histórico con edificios que hablan del esplendor que aquí dejó el paso de la Orden de Santiago, como  la Iglesia de Nª Sra. de la Asunción, el antiguo Ayuntamiento y la Casa de los Mendoza; o realizar una de las rutas por la naturaleza en bici, a pie o en globo, para contemplar el mar de viñas de Socuéllamos, hacen que venir hasta nuestra localidad sea una experiencia única y diferente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí