Ningún rincón de España se ha librado de las restricciones derivadas de la pandemia del Covid-19 pero algunos municipios, que a priori no suelen acoger a un gran número de turistas durante la temporada estival, se han visto beneficiados al haber sido escogidos por aquellas personas que intentan huir de las aglomeraciones. Así ha sucedido en algunas zonas de Cádiz.

Es el caso de Arcos de la Frontera, que según los datos facilitados por Horeca, el pasado mes de julio presentó una ocupación del 52,70%, cuando en la misma fecha en 2019 la ocupación fue solo del 27,97%, es decir, casi la mitad.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera. Fuente: Wikipedia

En declaraciones a Europa Press, Isidoro Gambín, alcalde de Arcos, ha afirmado que «los datos de Horeca llaman muchísimo la atención porque los datos de ocupación del mes de julio, denotan que hay circunstancias que han favorecido al turismo de interior en Cádiz, que es nuestra referencia».


«La gente busca tranquilidad y busca seguridad, y en ese sentido Arcos lo da», ha resaltado el regidor, que ha señalado que «se está notando positivamente que el turismo nacional está sustituyendo en gran medida al turismo internacional, pero lo está manteniendo e incluso se está notando esa mejoría con respecto a años anteriores».

Respecto a la procedencia del turista, el primer edil ha detallado que «Arcos suele tener una combinación casi igualitaria entre turismo nacional y extranjero pero actualmente el turismo nacional ocupa un 90% de visitas en la localidad, según los datos de la oficina de turismo».

Así mismo, ha destacado que se trata de un «turismo cercano, fundamentalmente de provincia y de Andalucía, aunque Arcos también tiene visitas de España pero fundamentalmente es un turismo cercano, que le atrae un turismo de interior».

Por su parte, Antonio Cepero, alcalde de Benalup-Casas Viejas, ha señalado a Europa Press que «realmente Benalup está notando todas las consecuencias del Covid, tanto las buenas como las malas». «Es evidente que recogemos un tipo de turismo que no teníamos otros años, más tranquilo, que no quiere las aglomeraciones de primera línea de playa, pero también es importante reseñar que hay otra parte del turismo que no ha salido».

Así, Cepero ha confirmado que «hay constancia de que las numerosas casas rurales que hay en Benalup están prácticamente todas alquiladas, eso es importante». De igual forma, ha señalado que «a nivel de hoteles sí se sabe que están funcionando bien». «Aquí en Benalup tenemos cuatro hoteles, son múltiples y variados a nivel temáticos: tenemos desde un resort de cinco estrellas a otros más temáticos y algunos más normales», ha especificado.

«El turista internacional no puede venir a España, o tiene más dificultades, y en sitios donde antes estábamos acostumbrados a ver turistas extranjeros, pues ahora vemos menos», ha reconocido. No obstante, el alcalde ha explicado que ya desde algunos años, Benalup, al tener las residencias turísticas más baratas, y al estar a 20 o 30 minutos de línea de playa, «sí que nota un empujón importante en ese nivel de alquileres».

«Este año, si a eso le sumas que la gente está alquilando más y reservando con más tiempo para no quedarse sin casas de alquiler, está claro que hay una demanda muy importante con respecto a otros años», ha destacado Cepero, quien cree «que está prácticamente todo ocupado».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here